Los ciclistas impulsan un «decálogo de la bicicleta» para fomentar su uso

Las bicicletas, cada vez más utilizadas en Santander. /Javier Cotera
Las bicicletas, cada vez más utilizadas en Santander. / Javier Cotera

El documento tiene como objetivo el reparto modal del transporte en las ciudades, con mayor protagonismo para la bici y menos para el coche

MARÍA DE LAS CUEVAS SANTANDER.

Con el objetivo de mejorar la convivencia de la bicicleta en las ciudades, la asociación Cantabria ConBici ha elaborado el 'Decálogo sobre la bicicleta'. El texto incide en diez puntos que resumen la filosofía de este colectivo para lograr «el cambio del reparto modal en la ciudades, en el que la bicicleta tome mayor protagonismo».

El documento repite al inicio de cada párrafo que la bicicleta «es un medio de transporte» y no solamente una herramienta de ocio o deportiva. «No queremos vías ciclistas por aceras que le quitan sitio al peatón, a quien consideramos prioritario en el centro de las ciudades. Queremos ir por la calzada, compartiendo el espacio con el vehículo a motor, que debe disminuir su presencia», explica Casuso. Y es que el texto incide en la prioridad de los peatones, especialmente con movilidad reducida, motivo por el que la bicicleta no debe circular por la acera «salvo que alguna norma lo autorice, como pueden ser en el caso de los niños, calles peatonales o mensajería en bicicleta». Casuso se muestra crítico con la política que en este sentido se sigue en el Ayuntamiento de Santander: «Meternos en la acera no es la solución», afirma en referencia al nuevo carril bici que transcurre por el hospital Valdecilla.

DECÁLOGO

Es un medio de transporte
Mejora la calidad de vida y la salud.
Igualdad
Es un vehículo con los mismos derechos y deberes, sujeto a las normas de tráfico.
Seguridad
Respeto a la integridad física de los ciclistas.
Peatones
Los ciclistas defienden la prioridad del peatón.
Espacio público
Mayor protagonismo en el centro de la ciudad.
Servicios
Aparcabicis seguros y protegidos de la lluvia.
Velocidad adecuada
El ciclista debe tener un comportamiento cívico y llevar el equipamiento y visibilidad necesarios.
Concienciación
Campañas para concienciar a los escolares.
Fragilidad
La bici es un transporte ágil, pero el ciclista es muy vulnerable en accidentes.
Medio Ambiente
Contribuye a la reducción de gases de efecto invernadero.

Para este modelo de ciudad «con más calidad de vida», la asociación ha solicitado al Ayuntamiento de Santander que ponga en marcha «medidas disuasorias» para reducir la densidad de vehículos: «Aumentar el precio de los aparcamientos para coches, calmar el tráfico con límite de velocidad en 20 ó 30 kilómetros a la hora, y la creación de aparcamientos disuasorios a la entrada de las ciudades que conecten con el transporte público».

En cuanto a las obligaciones de los que manejan bicicletas, el decálogo recuerda que «el comportamiento de los ciclistas debe ser cívico en todo momento» y cita aspectos como la utilización de equipamiento y visibilidad necesarias; velocidad adecuada a la circulación; respeto al resto de ciudadanos y vehículos, cumpliendo siempre las normas de circulación; no salir antes de tiempo en los semáforos ni cruzar por los pasos de cebra a pedales, entre otras normas de circulación.

El decálogo también recoge reivindicaciones como «más espacio público, ganando carriles segregados para ciclistas cuando haya espacio suficiente» y «aparcabicis seguros en centros de trabajo, organismos oficiales, centros educativos y bibliotecas». En este sentido, Cantabria ConBici planteó al concejal de Movilidad de Santander, Francisco Quirós, «la posibilidad de establecer acuerdos con los aparcamientos subterráneos para reservar alguna plaza de coche para aparcamiento de bici, con una tarifa mensual que ronde los 10-15 euros».

Vulnerabilidad ciclista

El decálogo no pasa por alto que el ciclista es «más vulnerable» en los accidentes de tráfico y para ello propone que las bicicletas también puedan utilizar en Santander el nuevo carril que se reserva para el autobús. «Hemos solicitado compartir ese carril, al igual que los taxistas y motos, ya que las bicicletas nos quedamos ahora como un sandwich entre el MetroTUS y los coches. Con la entrada del MetroTUS nos sentimos inseguros desde la calle Jesús de Monasterio hasta la rotonda del Banco Santander y se van a generar situaciones de mucho peligro».

Cantabria ConBici también propone la creación de aparcamientos disuasorios en zonas a la entrada a la ciudad como Marqués de la Hermida, Cazoña o junto al campo de fútbol de El Sardinero, y la utilización del aparcamiento de Cazoña, junto a la Residencia Cantabria, para trabajadores del hospital con tarifas rebajadas; la peatonalización del mayor número de calles del centro de la ciudad e incentivar que las personas caminen por la ciudad, entre otros puntos.

Por último, el decálogo propone a las instituciones aumentar las campañas de concienciación en centros escolares y para la sociedad en su conjunto, ahondando en los beneficios «para la salud física y psíquica» y su contribución a mejorar la calidad del aire, reducir los gases de efecto invernadero y mejorar la calidad de vida de las ciudades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos