La elección del candidato autonómico de Vox provoca la dimisión de la mitad de la ejecutiva

Cristóbal Palacio, posible candidato de Vox a la presidencia de Cantabria/RRC
Cristóbal Palacio, posible candidato de Vox a la presidencia de Cantabria / RRC

Los cargos salientes acusan a Ricardo Garrudo de imponer al abogado Cristóbal Palacio, que ha dimitido como consejero del Racing, como candidato a la Presidencia del Gobierno

DM .
DM .Santander

Vox Cantabria está que arde y vive ya su primera crisis interna, y no menor, porque alcanza a la mitad de la ejecutiva regional. Tres de los seis miembros del órgano de gobierno han presentado su dimisión a poco más de dos meses para las elecciones regionales y municipales. Y no se han ido en silencio, sino dando un portazo y con fuertes críticas hacia el presidente del partido en Cantabria, el empresario Ricardo Garrudo, que será el cabeza de lista al Congreso de los Diputados en las elecciones del 28 de abril. Los dimitidos son el portavoz regional, Igor Aguilera; el secretario de Comunicación, Miguel Vallejo, y el tesorero, José Rábade. Su marcha deja a la Ejecutiva especialmente debilitada, con Garrudo, como presidente; la vicepresidenta, Laly García, y el secretario Armando Blanco.

Ver más

El cisma se produjo este fin de semana ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo para elaborar las listas regionales, en las que Garrudo quería imponer «de forma autoritaria» a personas ajenas al partido, «despreciando» a los afiliados que han estado trabajando en los momentos difíciles. Según denuncian, el presidente ha impuesto al abogado Cristóbal Palacio como candidato a la Presidencia de Cantabria, una decisión sobre la que Garrudo, en declaraciones a este periódico, se ha limitado de decir: «Ni afirmo ni desmiento». Palacio fue militante del Partido Popular en Torrelavega hasta hace unas semanas, y ha estado vinculado al Racing en la última etapa, además de ser asesor jurídico del grupo Pitma desde hace varios años. Precisamente, este miércoles, Palacio dimitió de su cargo como consejero y secretario del Consejo de Administración del Racing «por razones personales», según informó el club en un comunicado. El Racing señaló que Palacio trasladó este mismo miércoles mismo a la entidad verdiblanca su voluntad de abandonar, por motivos personales, sus cargos en el órgano rector del club santanderino, al que accedió el 8 de noviembre de 2016.

Palacio evitó este miércoles realizar declaraciones, mientras Garrudo se limitó a manifestar que conocía al abogado torrelavegense, aunque no mantienen una relación de amistad. Aunque no existe confirmación oficial, la salida de la cúpula del Racing augura que su nombramiento como cabeza de cartel a la Presidencia de Cantabria está hecho, un movimiento que ha incendiado el partido y ha provocado la fuga de la mitad de la Ejecutiva.

«Diferentes puntos de vista»

El presidente de Vox atribuyó las dimisiones «a que mantienen diferentes puntos de vista en general». Ahora que los díscolos han abandonado la formación, «vamos a trabajar tranquilos», aseguró el empresario, echando más leña al fuego. Tras su dimisión «irrevocable», el ya exportavoz de Vox Cantabria, Igor Aguilera, ha enviado una carta a los afiliados en la que manifiesta que sus valores e ideales son «incompatibles» con los que su actual presidente en Cantabria «practica y manifiesta en privado». «Con gran pesar, tras más de cuatro años dedicando gran cantidad de horas y esfuerzos al proyecto de Vox en España y en Cantabria presento mi dimisión irrevocable», manifiesta Aguilera, quien desea «lo mejor» al partido, al tiempo que confía en que pueda separar «la paja del grano» para «no convertirse en 'más de lo mismo' como todo augura en nuestra provincia», concluye el dimisionario.