El departamento legal de Podemos estudia cómo elaborar la lista electoral de Cantabria

Echenique y Alonso durante un acto del partido en 2016/R. Ruiz
Echenique y Alonso durante un acto del partido en 2016 / R. Ruiz

Echenique afirma que «llevará tiempo recuperar la buena imagen del partido en la comunidad»

DM .
DM .Santander

El departamento legal de Podemos está estudiando el modo de confeccionar las papeletas de las próximas elecciones autonómicas tanto en Cantabria como en La Rioja, donde las primarias llegaron a los tribunales y han sido paralizadas de forma cautelar por orden de un juez. Así lo ha indicado Pablo Echenique, secretario de Organización de la formación morada.

«Tenemos que estudiarlo porque en nuestro código ético se explica que los cargos se eligen por primarias, pero si un juzgado no te deja hacer, habrá que encontrar una manera de configurar las papeletas que sea respetuosa con la voluntad de la organización y que nos permita que nos presentemos a las autonómicas tanto en Cantabria como en La Rioja», ha explicado.

«Estamos muy fuertes en muchos territorios y en algunos hay problemas evidentes que se van a solucionar. Como mapa general, diría que más allá de algunos problemas puntuales, en el conjunto del Estado las direcciones autonómicas están asentadas», ha asegurado al ser preguntado por casos como los de Cantabria donde se han producido enfrentamientos internos .

No obstante, en cuanto a la situación que se vive en concreto en Cantabria, el secretario de Organización ha reconocido que la nueva gestora que nombró la dirección estatal para poner fin a semanas de conflicto «tiene mucho trabajo que hacer» y «le va a llevar tiempo poder recuperar la buena imagen de Podemos» en la región.

«Tienen mucha tarea por delante. Confío en que la gente que está en el equipo técnico es muy solvente. Es gente que no ha participado en los conflictos y que ha intentado solucionar las cosas mediante el diálogo. Creo que tienen mucha tarea por delate pero también confío en que la van a poder llevar a cabo y van a contar con toda la ayuda que les podamos dar», ha afirmado.

La pasada semana, recién comenzado el año, se dieron a conocer los nombres de las cinco personas que forman la gestora designada por Podemos para controlar la situación del partido en Cantabria. Mercedes González Reguilón, Pablo González de la Riva, Rosario Quintana Pantaleón, Rebeca Tombelle Rodríguez y Luis Sanabria tomarán las riendas del partido en la región y asumirán «todas las funciones de los órganos autonomicos hasta la próxima Asamblea Ciudadana».

La gestora supone, además, el fin del mandato efectivo como secretaria general en Cantabria de Rosana Alonso, precisamente la candidata que fue apartada de las primarias por la dirección. Alonso lamentó que «Existan cloacas con ratas sin neuronas en un proyecto que es de tantas» que, a su entender, actúan para «maltratar» y «pisotear los intereses de Cantabria».

En paralelo y en un movimiento calculado, los diputados José Ramón Blanco y Alberto Bolado cumplieron su amenaza y quitaron la portavocía parlamentaria a Verónica Ordóñez, con quien mantienen una guerra a cara de perro por el control del partido. La consecuencia directa es que el parlamentario invidente toma las riendas de la formación en la Cámara. Su primera decisión fue la ruptura del Grupo Parlamentario con Madrid ante «el golpe de estado», dicen, que han dado para suprimir a la dirección regional. No acatarán ninguna instrucción de la gestora que se nombrará en los próximos días. Una decisión que pone a los morados al borde del precipicio y lleva al partido prácticamente a la escisión.