Educación no da marcha atrás y anuncia que elimina de forma parcial la jornada lectiva reducida

Educación no da marcha atrás y anuncia que elimina de forma parcial la jornada lectiva reducida
Aurelio Flórez

Mañanes no contempla la última propuesta de la Junta de Personal y comunica a los colegios que implanta el calendario al que se oponen los docentes y los sindicatos

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

No hay marcha atrás. La Consejería de Educación cerró ayer, después de mes y medio, el conflicto abierto en Cantabria en torno a la jornada lectiva reducida de Infantil y Primaria enviando un comunicado oficial a los centros educativos donde anuncia que implantará el calendario escolar que aprobó de forma unilateral en la Mesa Sectorial del pasado 12 de junio con la oposición de los sindicatos docentes.

La decisión supone eliminar la jornada lectiva reducida en tres de las seis semanas escolares de septiembre y junio; mantenerla en las otras tres, pero con media hora más de clase que hasta ahora (los escolares saldrán del colegio a las 13.00 h); y añadir tres días más de clase a los 175 actuales (dos en el caso de Secundaria) en detrimento de vacaciones para compensar horas y cumplir el global anual al que han instado los dos informes jurídicos que encargó la Administración educativa para intentar poner luz a los intereses enfrentados de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) y los sindicatos docentes.

El consejero Francisco Fernández Mañanes (PSOE) no ha contemplado por tanto la última alternativa propuesta por la Junta de Personal Docente, que solicitó que computaran como lectivas todas las horas que los maestros realizan junto a los alumnos más allá de las aulas (excursiones, visitas culturales y similares). Tampoco ha tenido en cuenta la opinión del presidente Miguel Ángel Revilla (PRC), que ha mediado en dos ocasiones en el conflicto, que aseguró que le parecía «razonable» el último planteamiento sindical que él mismo se encargó de transmitir personalmente al titular de Educación y que lanzó un claro guiño a los profesores en el reciente Debate sobre el Estado de la Región. Y por último, el consejero hace oídos sordos a la reivindicación de la comunidad docente, que apoyó de forma mayoritaria las huelgas de maestros de los días 14 y 20 de junio -ambos contaron con un seguimiento superior al 75%- , que culminaron con sendas manifestaciones multitudinarias en Santander.

Pese a las huelgas de maestros y la mediación de Revilla, la Consejería mantiene el modelo que aprobó unilateralmente en la Mesa Sectorial

Ni siquiera ha tenido en cuenta Mañanes las tres propuestas de resolución aprobadas el miércoles por el Parlamento sobre el calendario escolar, instando al Ejecutivo a buscar un consenso con docentes y familias. Justo un día después, envió una circular a los centros detallando las características del calendario del próximo curso, los cambios y explicando las «vicisitudes» sucedidas.

Discusión sobre la legalidad

El comunicado pone de manifiesto que, pese a las presiones, el titular de Educación no ha movido ni una coma de ese modelo que aprobó el día 12 aunque su no publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) hizo albergar esperanzas a la Junta de Personal Docente de que aún había margen para variar el rumbo de los acontecimientos. Y la actitud de Revilla también reforzó esta idea. Pero ayer el consejero cerró de forma definitiva la puerta asegurando en la circular remitida a los colegios que «lamentablemente no ha sido posible alcanzar un acuerdo entre todos los sectores implicados que respetara el principio de legalidad».

A esa legislación que los sindicatos docentes discuten se aferra Mañanes para explicar su decisión a los centros educativos. «Por parte de FAPA se cuestionó pública y abiertamente la legalidad del calendario que ha venido funcionando los últimos años. Ante esta grave denuncia y la existencia de una queja admitida a trámite por el Defensor del Pueblo en este mismo sentido, la Consejería encargó un informe a su asesoría jurídica que no deja lugar a dudas sobre la incompatibilidad del vigente modelo de calendario con la legislación básica estatal, que ratificó un segundo informe realizado por la Dirección General del Servicio Jurídico del Gobierno de Cantabria», expresa.

Ahora sí, sólo resta que el calendario se publique en el BOC para que sea oficial, algo que, según ha podido conocer El Diario, ocurrirá el 13 de julio.

La Junta impugnará el calendario escolar en cuanto se publique en el BOC

José Ramón Merino, representante del sindicato STEC, uno de los cuatro que, junto a CC OO, UGT y ANPE, integra la Junta de Personal Docente, califica de «esperpéntico» que el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, «que se ha agarrado al cumplimiento de la ley como obstáculo insalvable para llegar a un acuerdo en este tema», envíe en una comunicación oficial a los centros educativos un calendario que no es oficial porque no está publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), «con una Mesa Sectorial impugnada por defectos de forma y con un periodo de alegaciones abierto», es decir, «un cúmulo de irregularidades».

Merino anuncia que la Junta impugnará el calendario «en cuanto se publique» en el BOC. «Tenemos preparadas dos líneas de actuación: la judicial, con un requerimiento al día siguiente de su publicación, y la política-sindical, con distintas movilizaciones durante el principio del próximo curso», incluida una huelga general de maestros el 7 de septiembre, primer día de clase en los colegios.

 

Fotos

Vídeos