Fallece ahogado un hombre de 88 años al caer con su vehículo a la ría de Limpias

Los buzos, en el momento del rescate. /112
Los buzos, en el momento del rescate. / 112

Salía marcha atrás de su cochera y atravesó la calle hasta precipitarse al agua | Unos vecinos trataron de socorrerle y cuando dos agentes lograron sacarle ya se encontraba sin vidaa

J. C. Rojo | I. bajo
J. C. ROJO | I. BAJOSantander | Limpias

Un hombre de 88 años falleció este domingo tras precipitarse con su vehículo a la ría de Limpias. El accidente sucedió cuando la víctima salía con su vehículo del garaje de su propiedad y, tras recorrer ocho metros marcha atrás, cayó al agua en el barrio La Atalaya, donde residía. La noticia del luctuoso incidente no tardó en propagarse por todo el pueblo y causó honda impresión ya que el fallecido, que respondía al apodo de 'Tonchu', era un vecino de toda la vida, muy conocido y apreciado pues regentó una tienda de ultramarinos en la calle El Rivero, el pleno centro del pueblo, en el lugar donde actualmente se encuentra el consultorio médico.

El trágico percance se produjo sobre las diez y media de la mañana del domingo, cuando el fallecido realizaba la maniobra para sacar el vehículo, un Opel Vectra. Su cochera se halla en el bajo de un edificio con salida directa a un vial que va paralelo al curso del río. Por motivos que se desconocen el vehículo atravesó marcha atrás esa calle y acabó cayendo a la ría. Al parecer el hombre falleció por ahogamiento.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 recibió un aviso alertando de lo sucedido sobre las 10.40 horas. Hasta el lugar se desplazaron dos patrullas de la Guardia Civil, bomberos del propio servicio autonómico y sanitarios del 061. Pero los primeros en actuar fueron dos vecinos de la zona quienes se echaron al agua para intentar salvar la vida del hombre, aunque no lo consiguieron; luego, dos agentes del cuartel de Ramales lograron llegar al coche, que permanecía completamente sumergido, romper el cristal para acceder al afectado y sacarlo del habitáculo. Posteriormente se unieron a esas labores los efectivos del 112 que, con el hombre ya fuera del coche, lo llevaron a tierra. Pero una vez fuera, el personal sanitario del 061 sólo pudo confirmar la muerte del conductor.

«Es una noticia horrible porque era un hombre muy querido en el pueblo», reveló la alcaldesa de Limpias, María del Mar Iglesias. «Era muy popular. Estoy conmocionada, de verdad», reconocía. Para Iglesias se trata de «una desgracia terrible, porque, además, no se ha podido abrir el coche por más que lo han intentado». Según ha podido saber este periódico el vecino ya tuvo un percance similar hace poco; el hombre solía coger el coche para ir a misa los domingos con su mujer y para hacer algún recado.