La Guardia Civil identifica a dos presuntos autores de los incendios

Los agentes sorprenden a un hombre de 35 años cuando prendía fuego en el monte Saja y localiza a otro al que considera autor de varias quemas en San Roque de Riomiera

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

La investigación que está realizando la Guardia Civil, en colaboración con el Gobierno de Cantabria, para tratar de dar con los autores de los incendios forestales, comienza a dar sus frutos. A la hora del cierre de esta edición, los agentes del Seprona tenían ya identificados a dos hombres como los presuntos autores de dos fuegos, uno en el monte Saja, en Los Tojos, y el otro en San Roque de Riomiera.

Al primero, un hombre de 35 años, los agentes le sorprendieron inmediatamente después de incendiar el monte, para lo que utilizó un mechero. Fueron agentes del Seprona de la Guardia Civil de Cabezón de la Sal que se encontraban en la tarde del sábado en el monte Saja realizando un apostadero para la detección de posibles incendios intencionados. Pasadas las 17.30 horas, los agentes observaron la presencia de un hombre que conducía un tractor por una de las pistas de la zona baja del citado monte, deteniéndose y bajando del vehículo.

Ver más

Tras acercarse a una zona de monte bajo, los agentes vieron que se iniciaba un incendio. De inmediato, los componentes del Seprona que se encontraban en una zona más elevada salieron tras este hombre con sus motocicletas todoterreno, siendo interceptado en el tractor antes de la llegada a la población de Los Tojos. Tras proceder a su identificación le encontraron en su poder un mechero, aún caliente. El incendio afectó a una pequeña parte de monte bajo, si bien se pudo saber que próximo al lugar donde había prendido estaba un terreno en el que suele trabajar este hombre.

Además, la Guardia Civil informó ayer que ha abierto diligencias en calidad de investigado a un hombre de 39 años como presunto autor de un delito de incendio forestal ocurrido en San Roque de Riomiera. Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes pudieron tener información de una persona que fue vista por la zona donde se había producido un incendio y que, gracias a la acción de varios vecinos, pudo ser sofocado. Unas dos horas más tarde se observó otro foco de fuego en la misma zona, si bien, en esta ocasión, se pudo comunicar al Seprona los datos de un hombre que estaba en el lugar. Con esta información y tras realizar diferentes indagaciones, los agentes procedieron a localizar al hombre, al que se le considera el supuesto autor de un delito de incendio forestal.

Investigación

La Guardia Civil advirtió ayer de que continuará con los servicios preventivos y de investigación, resultando de gran interés la colaboración ciudadana y la información que puedan facilitar de la presencia de personas o vehículos sospechosos en zonas boscosas o lugares donde se esté produciendo un incendio forestal. Esta información puede ser facilitada a la Guardia Civil al teléfono 062 o a las patrullas que se encuentren en los lugares de los incendios.

Y es que la colaboración de los ciudadanos es clave, como bien recordó ayer el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para luchar contra los pirómanos que queman los montes. Es más, el presidente desveló que por primera vez los propios vecinos están poniendo en conocimiento de las autoridades la identidad de posibles incendiarios y para darse cuenta de la gravedad informó de que en Mazcuerras se habían localizado más de treinta mechas incendiarias.