La huelga en Ryanair no afectará, en principio, a los vuelos del Seve Ballesteros

La huelga en Ryanair no afectará, en principio, a los vuelos del Seve Ballesteros
Javier Cotera

Ninguno de los diez viajes programados para este viernes con salida o llegada a Santander ha desaparecido de la oferta de la compañía irlandesa

Álvaro Machín
ÁLVARO MACHÍNSantander

«Todos los clientes que tienen un vuelo con la compañía este viernes, 28 de septiembre, y no han recibido hasta ahora un correo electrónico o mensaje SMS, podrán contar con que su vuelo operará con normalidad». La frase está sacada de una de las notas de prensa que Ryanair ha enviado en las últimas horas al hilo de la huelga de tripulantes y personal de cabina prevista en varios países europeos para mañana. Si no han contactado con usted, en principio, puede estar tranquilo. Entre otras cosas porque la empresa, anticipándose, ya ha retirado de su programación 150 vuelos de los 2.400 que debía operar este viernes. Y los que había fijados para el Seve Ballesteros siguen en su sitio. Sin cambios hasta ahora en Cantabria. Entre salidas y llegadas, diez. Roma, Bruselas, Londres, Budapest y Marrakech.

En la carrera de obstáculos que ha resultado ser la campaña de verano para Ryanair sorteando las protestas de los sindicatos, la huelga de este viernes pasará de puntillas por el aeropuerto cántabro. No hubo tanta suerte el pasado día once, cuando se canceló el vuelo a Dusseldorf. O el diez de agosto, con la misma suerte para el de Bruselas. Y especialmente a finales de julio, cuando una doble jornada de paros obligó a cancelar doce vuelos (Barcelona -los dos días-, Palma, Valencia, Málaga y Bruselas). Se hizo con días de antelación, lo que, más allá de vaciar las terminales, evitó que hubiera problemas los días de las convocatorias en el mismo aeropuerto. Ni colas, ni cabreos ante los mostradores. Los pasajeros, o bien cambiaron su vuelo de fecha o pidieron la devolución del dinero del billete (más allá de los que optaron por reclamar daños). Pero lo hicieron sin necesidad de desplazarse al antiguo Parayas. Si acaso, esos días, con los desbarajustes que provoca una huelga, sí que se registraron algunos retrasos, una circunstancia que podría repetirse mañana. Pero ese será, si nada cambia en las próximas horas en los planes de la compañía, el único inconveniente que podría presentarse por los paros.

LO PREVISTO DE RYANAIR PARA MAÑANA

Salida Vuelo Llegada
06. 25 Budapest-Santander 09.25
10.00 Santander-Budapest 13.00
12.50 Roma- Santander 15.15
15.40 Santander-Roma 17.55
15.10 Marrakech-Santander 18.25
18.50 Santander-Marrakech 20.10
17.55 Bruselas-Santander 19.50
20.30 Santander-Bruselas 22.20
18.10 Londres-Santander 21.10
21.35 Santander-Londres 22.30

Ryanair espera un escaso seguimiento en los paros. «La gran mayoría de nuestros empleados trabajará con normalidad». De hecho, en su plan inicial para el viernes incluía la cancelación de 190 vuelos, pero esa cifra se rebajó finalmente hasta los 150. «De esta manera, más del 92% de los 2.400 vuelos de Ryanair programados para este viernes no se verán afectados por la huelga innecesaria y operarán con normalidad».

Explicaciones

«Innecesaria», insisten en la empresa irlandesa. Aseguran que ha sido «convocada por una pequeña minoría de la tripulación de cabina de la compañía en España, Bélgica, Holanda, Portugal, Italia y Alemania» y que ha sido alentada «por los sindicatos a petición de empleados de aerolíneas de la competencia». Es más, según sus responsables, en las últimas semanas se han alcanzado acuerdos y se han producido avances. De hecho Ryanair se comprometió ayer en Bruselas a negociar acuerdos colectivos antes de finalizar el año. Allí, la comisaría de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, transmitió al consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, que el respeto de las leyes en materia laboral «no es algo que los trabajadores debieran tener que negociar» y exigió a la aerolínea «pleno cumplimiento» de las normas.

La empresa, por su parte, protestó por lo que entienden como prácticas «anticompetitivas» por parte de «personal, sindicatos y grupos de presión». Desde Dublín aseguran que los tripulantes de cabina de la compañía Norwegian en Alicante son los que «están organizando» los paros de hoy en España y que los de TAP hacen lo mismo en Portugal, mientras en Holanda insisten en sentarse a negociar con un piloto que trabaja para KLM. Es decir, que la presión no viene de sus trabajadores, sino de los de otras aerolíneas.

«Si estas acciones continúan será inevitable que revaluemos el crecimiento de nuestra capacidad para este invierno y el verano de 2019», dejaron caer en una nota. O sea, una amenaza entre líneas. Que si siguen las huelgas cancelarán rutas. Y todo, aquí en Cantabria, en un año en el que toca renovar el convenio con el Gobierno regional.

son los vuelos que Ryanair ha cancelado en su programación de los 2.400 previstos para mañana