El juez ve indicios de acoso laboral por parte de José Ramón Blanco a Verónica Ordóñez

José Ramón Blanco./Roberto Ruiz
José Ramón Blanco. / Roberto Ruiz

DM .
DM .Santander

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ordenó ayer que, una vez concluida la instrucción, siga la causa abierta por la querella de la diputada Verónica Ordóñez contra su excompañero en el grupo Podemos José Ramón Blanco, para esclarecer si cometió delitos contra la integridad moral y de lesiones. José Ramón Blanco fue elegido diputado del Parlamento de Cantabria por Podemos en las elecciones de 2015 junto a Verónica Ordóñez y Alberto Bolado.

En octubre se hizo público que Ordóñez, la secretaria general de Podemos Santander, Lidia Alegría, y otra trabajadora habían denunciado a Blanco por presunto acoso laboral. En un auto, contra el que cabe recurso, el juez indica que la investigación refleja, de forma indiciaria, que el exdiputado se dirigió en varias conversaciones a Ordóñez de forma despectiva. Habla de «ataques» a esta diputada, con gritos, y alude también a «vejaciones». Por su parte, Blanco atribuye las acusaciones a una campaña de difamación y a una estrategia para controlar el partido.

Además