La Junta Electoral multa a Sota y a Real con mil euros por promocionar logros en campaña

La Junta Electoral multa a Sota y a Real con mil euros por promocionar logros en campaña

Los magistrados consideran que la conducta de los consejeros de Sanidad y de Economía ha sido reiterada en el tiempo

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

La Junta Electoral Provincial ha sancionado con mil euros a los consejeros de Sanidad, María Luisa Real, y Economía y Hacienda, Juan José Sota, por incumplimiento reiterado de la Ley Electoral al anunciar los logros registrados en sus carteras durante la campaña electoral y publicarlo en la página web del Gobierno regional, reforzando la información en cada una de ellas.

En concreto, a Real la sancionan por cuatro actos realizados el 3 de abril, el 17 de abril (por partida doble) y el 2 de mayo en el hospital Marqués de Valdecilla y en el centro de salud de El Alisal, donde visitó las instalaciones del servicio de Atención Temprana, destacando que es pionero a nivel nacional y que Cantabria es una de las pocas comunidades autónomas que tiene garantizada la prevención, la detención precoz, diagnóstico y atención de los trastornos de desarrollo de los menores desde su nacimiento.

En el caso del titular de Economía, la multa responde a la difusión de medidas del Plan de Choque por el Empleo Joven o las ayudas a contratar parados en distintos municipios de la comunidad autónoma.

La Loreg establece que, en estas fechas, no se pueden distribuir contenidos que hagan alusión a los éxitos de cualquier poder público. Los cargos electos también tienen prohibido inaugurar obras, servicios públicos o proyectos, cualquiera que sea la denominación que usen para hacerlo. Así, tanto el Gobierno de Cantabria como la Delegación han sido requeridos para que retiren de forma inmediata de las webs todas las notas de prensa relacionadas con la resolución de la Junta Electoral.

Ni Real ni Sota discuten que hubiesen participado en los actos ni haberlos promocionado, pero no tuvieron carácter electoralista, afirmando que la Administración ha respetado en todas y cada una de las actuaciones la neutralidad institucional en periodo electoral. Sin embargo, los magistrados no comparten este argumento porque se han publicitado los «logros» y hecho alusiones a los «resultados obtenidos» de forma reiterada en el tiempo.