Lombó defiende el proceso de adjudicación del transporte escolar y pide que se espere a la investigación de Competencia

Lombó defiende el proceso de adjudicación del transporte escolar y pide que se espere a la investigación de Competencia
Sane

Educación colaborará en la investigación sobre el cártel del transporte aunque se mantendrá «a la espera» de los resultados

DM .
DM .Santander

La consejera de Educación, Marina Lombó, ha defendido hoy el proceso para adjudicar el transporte escolar en la región, que ha dicho que es «muy complejo» y «muy garantista», si bien se ha mostrado respetuosa con la investigación abierta por Competencia sobre 25 empresas y dos asociaciones ante un posible caso de pacto de precios y reparto de clientes. La responsabl de Educación ha pedido esperar a que concluya la investicación abierta por la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC)

«Están en un proceso de investigación, a nosotros lo único que nos toca en este proceso es colaborar como lo estamos haciendo», ha dicho la consejera a preguntas de los periodistas sobre el expediente sancionador abierto por la CNMC a 25 empresas y dos asociaciones de Cantabria por posibles prácticas restrictivas de la competencia en el transporte público de viajeros, con una «particular incidencia» en el transporte escolar, informa EFE.

Tras un acto en un centro escolar de Barreda, la titular de Educación ha asegurado que «evidentemente» la administración «no adjudica directamente y sin más a las empresas», porque ha insistido en que hay «un proceso muy complejo avalado por la Ley de Contratos que es muy garantista».

Aún así se ha dicho que desde el Gobierno cántabro son «respetuosos» con la investigación abierta, «como no podía ser de otra manera», y ha afirmado que hay que esperar, porque «no ha hecho más que empezar».

Lombó ha asegurado que la Consejería está colaborando en la investigación, ha pedido no «empezar por la negativo» y esperar lo que se decida, porque ha insistido en que «no se sabe en qué términos acabará».

La CNMC ha abierto ese expediente a raíz de una denuncia presentada por la Federación Cántabra del Taxi y tras la información recabada en las inspecciones en las sedes de varias empresas que se realizaron en febrero.

Según informó ayer ese organismo, se investiga la presunta participación de estas empresas y asociaciones en posibles practicas anticompetitivas: la fijación de precios y el reparto de clientes o adjudicaciones en licitaciones convocadas para la prestación de transporte público de viajeros, tanto discrecional como regular aunque con una particular incidencia en el escolar.

Tras el recurso presentado por la Federación Cántabra del Taxi, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales suspendió provisionalmente en agosto el procedimiento de contratación del servicio del transporte escolar de Cantabria para este curso.