Martín insiste en que «a principios de otoño» se sabrá si en Cantabria habrá minas de zinc

El inicio el pasado marzo de las prospecciones mineras en la comarca del Besaya./Javier Cotera
El inicio el pasado marzo de las prospecciones mineras en la comarca del Besaya. / Javier Cotera

Señala que «las expectativas se empiezan a consolidar» aunque no habrá un «veredicto final» hasta que no terminen los sondeos

DM .
DM .Santander

El consejero de Industria, Francisco Martín, ha insistido en que los sondeos de la mina de zinc del Besaya terminarán «probablemente a principios de agosto» y las empresas concesionarias emitirán un «veredicto final» en función de si el proyecto minero es o no rentable «a finales de año», por lo que «con el año entrante sabremos si en Cantabria tendremos una o más minas de zinc». Es algo que ya avanzó este pasado domingo en una entrevista en este periódico.

Así ha respondido Martín a preguntas de la prensa en Torrelavega sobre las previsiones de la mina, tras haberse duplicado la velocidad de los sondeos de la primera empresa concesionaria el pasado mes de julio con la puesta en marcha de una segunda máquina desde que las muestras comenzaran a extraerse el pasado marzo.

Tal y como ha dicho el consejero, la «buena noticia» es que los sondeos están dando resultados «semejantes a los que tenía la Asturiana de Zinc en su momento», lo que, a su juicio significa que «las expectativas se empiezan a consolidar».

No obstante, ha advertido que hasta que no terminen todas las prospecciones «no tendremos una posición final de la empresa», ya que actualmente cuenta con un permiso de investigación y sólo está verificando y evaluando el contenido de zinc del subsuelo, ha explicado. De hecho se conoció la pasada semana que la Comisión Europea llevará a cabo una investigación preliminar para determinar si el Gobierno de Cantabria está actuando de acuerdo con la legislación al permitir la prospección minera de la zona .

Cuando este proceso acabe, «probablemente a principios del otoño», se habrá creado un mapa de concentraciones de zinc que permitirá a las empresas decidir si la iniciativa minera es rentable, lo que supondría «el gran cambio de la dinámica económica de nuestra región», según el consejero.

Las perspectivas para el empleo

«Crucemos los dedos», ha sentenciado Martín tras recordar que la mina generaría 2.000 empleos y más de 600 millones de euros de inversión en el primer año, que cambiarían «realmente la faz sobre todo de esta comarca del Besaya», ha asegurado.

A preguntas de la prensa sobre cuándo está previsto que comiencen los sondeos de la segunda empresa concesionaria, ha indicado que por ahora está trabajando en catas superficiales y que aún tiene un plazo legal de tres años para llevarlos a cabo.

Así, ha señalado que el Gobierno de Cantabria está dando «pasos firmes» para lograr generar «credibilidad, confianza, estabilidad administrativa y política» y que estas inversiones «muy fuertes» se puedan realizar.

«Lo que es importante es que generemos administrativamente la confianza a los inversores, que son siempre internacionales. Estas iniciativas no se generan en el ámbito de nuestro país, estamos hablando de la bolsa de Toronto, que es la más importante en la que las grandes empresas mineras se la juegan», ha concluido.