Arrancan los sondeos de la mina de zinc del Besaya

La máquina Spidrill 160-D, encargada de las extracciones. / Javier Cotera

La minera Emerita Resources y Aldesa tienen previsto profundizar 50 metros diarios en el subsuelo de Queveda | En 15 días se podrán enviar las primeras muestras de zinc al laboratorio para conocer su concentración

GONZALO SELLERSSantander

La máquina Spidrill 160-D ha comenzado esta mañana de forma oficial los sondeos de la mina de zinc del Besaya. Miguel Ángel Revilla ha activado el brazo mecánico con el que ha arrancado uno de sus proyectos estrella de la legislatura, y que desembocará en una inversión de 600 millones de euros y 2.000 empleos si la mina termina construyéndose.

La máquina instalada en Queveda puede llegar a alcanzar los 1.500 metros de profundidad, aunque no hará falta llegar hasta el fondo. Los estudios aseguran que el zinc se encuentra a 600 metros. La minera canadiense Emerita Resources, junto con su socio español Aldesa, calcula extraer unos 50 metros diarios. Por lo que dentro de 15 días habrán podido sacar el zinc para enviar al laboratorio y conocer con exactitud el porcentaje de mineral. Las previsiones apuntan a los 150 pinchazos en diferentes municipios, a lo largo de los próximos 13 meses,, para confirmar que existen cerca de 20 millones de toneladas de zinc en el subsuelo.

En estos momentos la máquina está extrayendo material a 15 metros de profundidad y, por el momento, lo que se están encontrando es arcilla compacta. Según los estudios, cuando lleguen a 500 metros será cuando encuentren el zinc.

Las máquinas han comenzado a trabajar después de un largo proceso que comenzó con el cambio de la ley de minas en el Parlamento de Cantabria y continuó con duros enfrentamientos entre Urbanismo y Medio Ambiente por los permisos medioambientales.

Durante estos primeros trabajos de exploración, la empresa invertirá 17 millones de euros y contratará a cuarenta empleados entre asistentes de campo para la perforación, técnicos, geólogos y, posiblemente, ingenieros de mina, así como operarios para las máquinas perforadoras y personal para labores de administración de la propia empresa.

Las prospecciones en esta fase inicial se realizarán, sobre todo, en dos zonas. La primera, en la zona norte, entre Yuso y Queveda (donde ha arrancado hoy la máquina), y la segunda en Mercadal (Cartes). La empresa seguirá trabajando en esta etapa con la Universidad de Cantabria, con quien la firma canadiense está vinculada desde hace varios meses para confirmar que, efectivamente, las vetas de zinc están en el subsuelo.

«Todo tiene un principio»

Es el primer paso de uno de los proyectos más importantes de la legislatura del regionalista Miguel Ángel Revilla, junto con La Pasiega. El presidente ha sido el encargado de girar la llave y encender oficialmente la Spidrill 160-D. «Todo tiene un principio. Me acuerdo cuando la Asturiana de zinc tenía en Cantabria 3.700 trabajadores y espero que se pueda recuperar esa pujanza de la mina. Espero que recordemos el día de hoy como un día importante, un antes y un después para una comarca que ha sufrido mucho», ha dicho optimista Revilla.

Por su parte, el presidente de Aldesa, Alejandro Fernández, ha asegurado que si se confirman los estudios, «que todo hace indicar que sí», será un «éxito» para la región. «Vertebrará la industria de Cantabria y será un revulsivo para la economía de la zona», ha añadido.

Leer más