La huelga de prisiones deja El Dueso con «10 funcionarios para 450 presos»

Sane

Tras impedir el paso a la cárcel durante 13 horas, los trabajadores acordaron con Zuloaga levantar la protesta y evitar la intervención de la Guardia Civil, como había pedido la dirección

M. ÁLVAREZ . y DANIEL MARTÍNEZSantander

.El año y medio de manifestaciones de los trabajadores de El Dueso culminó este lunes con una gran protesta a las puertas de la cárcel santoñesa, donde se vivieron a última hora de la jornada momentos de gran tensión por la amenaza de una carga policial. Según explicaron los representantes sindicales y confirmó el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, que se acercó para recoger las reivindicaciones de los huelguistas, la dirección del penal solicitó la intervención de la Guardia Civil después de que los piquetes informativos impidieran desde las siete de la mañana la entrada a ningún miembro de la plantilla. De esta forma, los únicos diez empleados de la noche tuvieron que alargar su turno hasta las 20.00 horas, momento en que los trabajadores decidieron en asamblea aplazar la protesta ante el compromiso de Zuloaga de trasladar sus reivindicaciones a los responsables de Interior.

«No nos sentimos respetados, nuestra dignidad está por encima de batallas políticas. Queremos respeto. Somos igual de trabajadores que otros. Es vergonzosa la manera de lavarse las manos», apuntaba Inés Canseco, delegada del sindicato CSIF, que reconocía a Zuloaga que había sido el único delegado del Gobierno de toda España que se había acercado a dialogar con los manifestantes. Su compañero Jesús Calvo enumeró una por una las reclamaciones del sector, desde la necesidad de que sean nombrados agentes de autoridad para que las «constantes» agresiones por parte de internos no queden indemnes hasta la equiparación de sueldos en toda España o las plazas sin cubrir. En Cantabria existen 35 vacantes y a la falta de personal y medios en el CIS y El Dueso se une que el penal de Santoña cuenta con una plantilla de 350 personas «envejecida», con la segunda edad media más alta del país, que es de 53 años. «Llevamos año y medio de reivindicaciones y nada. Lo único que pedimos es que retomar las negociaciones. Sobretodo pedimos que se nos reconozca», insistió Calvo. Además, apuntaron que los responsables de El Dueso no atendieron «deliberadamente» las llamadas de los trabajadores en servicios mínimos, que estaban a las puertas pero no podían pasar. Ahora, estarán vigilantes para que no sean expedientados.

Zuloaga habla con los concentrados
Zuloaga habla con los concentrados / Sane

Juanjo Cabrera, del sindicato mayoritario Acaip, detalló que la actividad en la cárcel durante toda la jornada fue nula. Ante la falta de personal no funcionaron el economato, el gimnasio, las salas de juego, el polideportivo o los talleres, y el servicio de cocina se prestó únicamente con los presos colaboradores. Además, de manera excepcional, la dirección dio permiso a los internos para permanecer en sus celdas gran parte del día. Desde las siete de la mañana no entró ninguna persona al centro y tuvieron que darse la vuelta los vehículos de alimentación, colada y otros servicios. Tampoco las conducciones de los presos que volvían de permiso –tuvieron que esperar en las dependencias policiales que hay frente a El Dueso– o los que habían sido llamados ante la Justicia.

«No pasa por mí ninguna decisión y no puedo comprometerme a más que trasladar vuestra reivindicación, pero si estoy aquí es para que veáis que el Gobierno de España escucha», les confirmó Zuloaga, quien dijo entender la situación laboral mientras pedía que se habilitara el paso y así «evitar que la Guardia Civil tenga que iniciar una acción contra trabajadores». «No puedo hacer más que entenderos, pero como delegado de Gobierno tengo que garantizar la seguridad del centro», rogó a los trabajadores, que se habían comprometidos a levantar el bloqueo si el máximo representante del Estado en la región se personaba en el lugar. Hoy, a partir de las siete de la mañana, retomarán la protesta.

Los trabajadores de Instituciones Penitenciarias siguen de huelga para exigir todas esas mejoras económicas y laborales. En Cantabria, esta huelga general convocada a nivel nacional de cuatro jornadas (17, 18, 19 y 20 de noviembre) afecta a unos 300 trabajadores del penal de El Dueso, en Santoña, y del Centro de Inserción Social (CIS) de Santander.

La huelga, que sucede a la que tuvo lugar los días 24 y 26 de octubre, está convocada por la plataforma integrada por los sindicatos Acaip, CC OO, UGT y CSIF, que han avisado de que, si no son atendidas sus reivindicaciones, convocarán una huelga indefinida.

Las consecuencias del paro de hoy los resume el sindicato Acaip en su Twitter:

Entre las reivindicaciones del colectivo destaca la petición de que los empleados de prisiones sean considerados agentes de la autoridad, no sólo como la Policía y la Guardia Civil, sino como el personal facultativo y educativo, y más recientemente los conductores de transporte público.

Los sindicatos también denuncian la «falta de personal», con más de 3.500 vacantes que no se han cubierto de un total de 23.000 empleados.

La tercera principal reivindicación de los sindicatos pasa por la mejora salarial, al igual que ha ocurrido con la Guardia Civil y la Policía Nacional, dependientes también del Ministerio del Interior, que han visto reconocida esta demanda, de la que el personal de Instituciones Penitencias «se ha visto excluido».

 

Fotos

Vídeos