La productora de 'Cuervos', película avalada por el Gobierno de Cantabria que nunca se estrenó, entra en concurso de acreedores

Imagen de archivo del rodaje de la película, con las actrices Asunción Balaguer y Mireia Murguindo atendiendo a las explicaciones del director, Raúl Romera./DM .
Imagen de archivo del rodaje de la película, con las actrices Asunción Balaguer y Mireia Murguindo atendiendo a las explicaciones del director, Raúl Romera. / DM .

El rodaje de la cinta supuso para Cantabria un«quebranto» de más 1.240.255 euros, a raíz de la concesión de dos avales del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) a la empresa Northcinema Entertainment SL

DM .
DM .Santander

La productora de la película 'Cuervos', rodada en Cantabria y que nunca llegó a estrenarse, ha entrado en concurso necesario de acreedores. El rodaje de la película supuso para Cantabria un «quebranto» de más 1.240.255 euros, a raíz de la concesión de dos avales del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) a la empresa encargada del filme, según datos del Gobierno regional, que ya en 2017 expresó las «pocas posibilidades» de «recuperar» la inversión.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este viernes el edicto del Juzgado Mercantil número 1 de Santander que declara en concurso necesario a Northcinema Entertainment SL, la productora, que se encuentra en paradero desconocido. De este modo, se suspende al deudor en el ejercicio de las facultades de administración y de disposición de patrimonio, siendo sustituido por la administración concursal.

Los acreedores del concursado deberán poner en conocimiento de la administración concursal, que ostenta José Eduardo Olano, sus créditos en el plazo de un mes. En el Registro Público Concursal se publicaran las resoluciones del concurso.

La empresa tiene un plazo de diez días para presentar ante el Juzgado Mercantil los documentos requeridos por la Ley Concursal conforme ordena el auto de declaración, según el requerimiento judicial.

Antecedentes

El Ejecutivo regional de 2013 -liderado por Ignacio Diego y con Joaquín Solanas como director general de Cultura-, decidió apoyar esta película dirigida por Raúl Romera con un crédito de 1,1 millón de euros y una serie de condiciones: Que el escenario principal de la película fuera la finca del Marqués de Valdecilla de Solares y que, además de la película, se montara un documental sobre los días de grabación en Cantabria. Todo parecía claro y comenzó el rodaje.

Por la región desfilaron Asunción Balaguer, Fernando Ramallo, Marta Serrano y un equipo de más de 40 personas. Se grabó en días de lluvia, se recibió a la prensa, se concedieron entrevistas Nada hacía presagiar que 'Cuervos' sacaría los ojos a una región que, como otras, no tiene una economía boyante (el déficit público de Cantabria se situó en 130 millones de euros hasta septiembre, el equivalente al 1,04% del PIB regional).

Cuando terminó el rodaje recogieron los bártulos y se fueron dejando sobre la mesa documentación sobre los gastos de los más de dos millones que decían que había costado la producción. La compañía North Cinema, con domicilio fiscal en Santander, figuraba como productora con el cineasta Emilio Ruiz Barrachina al frente. El Gobierno de entonces confiaba en que el acuerdo terminara dando los frutos prometidos, pero ya no había nadie al otro lado del teléfono.

Fue descubrir este agujero y empezar a tirar de una cuerda que terminaba llevando al Gobierno hacia una presunta estafa, porque nadie de los que en su día se personaron en Santander para pedir financiación responde a las llamadas ni recoge los burofax.

En 2016, el Gobierno de Cantabria, que descubrió además que no era la única víctima de esta productora, demandó al productor Emilio Ruiz Barrachina y el ICAF reclamó por vía administrativa a North Cinema y a los avalistas por los impagos del préstamo. Y posteriormente solicitó en el juzgado que se declarase en concurso de acreedores a la empresa North Cinema para intentar recuperar al menos algo de lo invertido en el filme.

Según explicó en abril de 2017 en el Parlamento de Cantabria el consejero de Economía, Juan José Sota, el «quebranto» a la contabilidad del ICAF de 1,2 millones se corresponde con el desembolso para hacer frente a los avales ante el «incumplimiento» de la empresa beneficiaria, que se creó «meses antes» de llevar a cabo la película -que comenzó llamándose 'El ahorcado'- y que «prácticamente ha desaparecido del mapa».

El montante se abonó en dos partes, un primer aval de 700.000 euros entregado «diez días» después de la solicitud, en el primer trimestre de 2013, y destinado a la producción del largometraje, y el segundo por 450.000 euros, concedido cuando ya había «riesgo» de que la película no se produjera.

 

Fotos

Vídeos