La ruta a Varsovia reduce su frecuencia y sólo volará entre abril y octubre

Imagen de archivo de un avión de la compañía Wizz Air que opera la línea Santander-Varsovia, en el aeropuerto Seve Ballesteros. /Antonio 'Sane'
Imagen de archivo de un avión de la compañía Wizz Air que opera la línea Santander-Varsovia, en el aeropuerto Seve Ballesteros. / Antonio 'Sane'

La conexión entre Santander y la capital polaca deja de ofrecerse todo el año | La aerolínea Wizz Air suprime los meses cuya ocupación de pasajeros no llega al 75%

SANTANDER.

La ruta a Varsovia que desde hace un año opera la aerolínea Wizz Air desde el aeropuerto Seve Ballesteros ha reducido su temporalidad y pasará de volar todo el año a hacerlo sólo entre los meses de abril y octubre. El vuelo a la capital de Polonia mantiene sus días de salida los miércoles y los domingos a las 10.00 horas.

Desde la compañía aérea húngara no se han explicado los motivos de la reducción de la frecuencia de la línea que han utilizado algo más de 30.845 pasajeros desde que se inauguró el 31 marzo de 2017. En este año de funcionamiento, el índice de ocupación nunca ha estado por debajo del 72%, si bien los datos de ocupación, mes a mes, facilitados a este periódico por la Asociación Amigos de Parayas reflejan que este vuelo alcanza cifras más rentables en julio, agosto y septiembre.

24 DESTINOS DIRECTOS

Temporales.
Pasan a ser diez destinos: Varsovia, Düsseldorf, Venecia, Milán, Lisboa, Ibiza, Menorca, Palma de Mallorca, Lanzarote y Gran Canaria.
Anuales.
Pasan a ser 14 ciudades: Tenerife Sur, Sevilla, Málaga, Madrid, Valencia, Barcelona, Roma, Dublín, Edimburgo, Londres, Berlín, Bruselas, Marrakech y Budapest.
El cambio.
El vuelo a Varsovia deja de operar todo el año y pasará a volar únicamente en la temporada entre abril y octubre con salida desde Santander los miércoles y domingos a las 10.00 horas.
30.845
pasajeros han utilizado el vuelo Santander Varsovia desde que se inauguró, el 31 de marzo de 2017.

El máximo de pasajeros se registró el pasado agosto, con 2.961 viajeros a bordo, que supuso una ocupación del 91,38%; seguido de julio, con 2.856 pasajeros y un 88% de ocupación; y septiembre, con los 2.867 viajeros y el 85% de ocupación.

En cambio, los meses más flojos del vuelo Santander-Varsovia fueron diciembre, con un 1.964 viajeros y una ocupación del 73%, y marzo, con 2.322 pasajeros y una ocupación del 71%. Por lo tanto, la nueva frecuencia suprime los meses de ocupación que no superaron el 75%.

La noticia sorprende por el momento histórico que vive el aeropuerto Seve Ballesteros al ser el año que más catálogo de vuelos ofrece, 24 destinos, y con un éxito en la cifras de pasajeros totales, que presentan una subida superior al 30% coincidiendo con el funcionamiento de las líneas a Valencia, Málaga, Varsovia y Marrakech como novedad en este invierno.

Este vuelo empezó siendo los viernes y con regreso los lunes, lo que encajaba muy bien para organizar escapadas de fin de semana. Pero en la actualidad, y desde hace unos meses, las salidas son miércoles y domingos, por lo que el viajero ha ido perdiendo, no sólo en la temporalidad, sino también en la comodidad que se llegó a ofrecer.