Los sindicatos están dispuestos a revisar el calendario escolar de Cantabria pero no a cambiarlo

Mañanes, ayer, durante la apertura oficial de curso en Laredo . /Daniel Pedriza
Mañanes, ayer, durante la apertura oficial de curso en Laredo . / Daniel Pedriza

El consejero Francisco Mañanes se reúne con la Junta de Personal Docente, que plantea la alta tasa de interinidad y la necesidad de reducir el numero de alumnos por aula como sus prioridades

EFESantander

El consejero de Educación, Francisco Mañanes, y los sindicatos que forman parte de la Junta de Personal Docente han acordado evaluar el calendario escolar, en el que están abiertos a introducir mejoras pero no a dar marcha atrás para volver al modelo anterior.

El calendario escolar ha sido uno de los asuntos que han abordado Mañanes y la Junta de Personal en su primera toma de contacto, tras las reuniones bilaterales que el pasado viernes mantuvieron el titular de Educación y los sindicatos que la conforman, STEC, ANPE, CCOO y UGT. Como en esos primeros encuentros, los principales asuntos que han tratado han sido la necesidad de rebajar la tasa de interinidad y el cumplimiento de los acuerdos de legislatura para reducir el número de alumnos por profesor y las horas lectivas de los docentes.

Tras la reunión, Fernández Mañanes ha insistido en que el curso ya se ha iniciado y el calendario está aprobado y no se pueden introducir cambios, porque «sólo generaría incertidumbre, aparte de incumplir los acuerdos» con la Junta de Personal. Pero de lo que sí se ha hablado es de la necesidad de evaluar el calendario, que ya lleva dos cursos aplicándose, para ver «si efectivamente los efectos beneficios que presumimos de esta nueva organización del horario escolar son tales o podemos mejorar en algún aspecto», ha explicado.

Ha señalado que se va a abrir un diálogo con todos los sectores de la comunidad educativa, pero también ha recordado que este es un asunto que «se residencia en la Junta de Personal» y en el que hay que alcanzar «el máximo nivel de consenso».

Para el representante del STEC y portavoz de la Junta de Personal, Ildefonso Vázquez, «por supuesto» que el calendario escolar se puede evaluar y mejorar pero el actual es «un modelo pedagógico y el más conveniente».

CCOO, por su parte, ha recordado que el Consejo Escolar ya evaluó el calendario e hizo un informe que el PSOE defendió en el Parlamento y ha subrayado que los sindicatos están abiertos a mejoras en algunas etapas como Bachillerato, pero «no van a admitir» que se traslade de nuevo el debate sobre la conciliación familiar «sobre los hombros del profesorado».

En la reunión han planteado también la necesidad de rebajar una tasa de interinidad, que en Cantabria está en el 35%, y de que se haga a través de «una consolidación real», es decir, que gran parte de los interinos que están trabajando en los centros educativos puedan consolidar sus puestos de trabajo. Vázquez ha recordado que eso depende del Gobierno central pero ha pedido que se exploren fórmulas de coordinación entre las comunidades autónomas.

Reunión de la Junta de Personal Docente con el consejero
Reunión de la Junta de Personal Docente con el consejero / DM

El consejero ha recordado que mañana, jueves, se celebrará una reunión entre el Ministerio de Educación y las comunidades para avanzar en este asunto, y ha considerado que si los planes del Ministerio y los acuerdos para la estabilización del empleo firmados en abril se cumplen, se podría llegar «en unos pocos años» a unas tasas de interinidad en torno al 10 o al 8% en Cantabria.

Los sindicatos le han pedido que se cumplan los acuerdos alcanzados con su antecesor, Ramón Ruiz, para reducir el número de alumnos por aula y las horas lectivas. Mañanes ha destacado que la aplicación de ambas medidas «va por buen camino», sí bien en el caso de la reducción del número de alumnos en Bachillerato no se haya alcanzado el objetivo «por completo». Ha señalado también que es necesario contar con los recursos suficientes, como el propio acuerdo recoge en su cláusula de disponibilidad presupuestaria, aunque espera que la educación siga siendo «la prioridad absoluta» del Gobierno de Cantabria, como ayer mismo manifestó el presidente, Miguel Ángel Revilla, en el acto de apertura del curso escola