Cristina Iglesias impartirá un taller en septiembre que refuerza su vínculo con la Fundación Botín

Cristina Iglesias, con la obra que instaló en 2017 en la sede londinense de Bloomberg./López de Zubiria
Cristina Iglesias, con la obra que instaló en 2017 en la sede londinense de Bloomberg. / López de Zubiria

La artista donostiarra regresa al Centro Botín para sumar sus cuatro pozos y un estanque en piedra, la exposición 'Entrespacios', abierta desde el mes de octubre a febrero de 2019

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Sus cuatro pozos y el estanque que perfilan el perímetro del Centro Botín constituyen su huella permanente de escultora. Pero desde finales de verano y hasta 2019 el nombre de Cristina Iglesias quedará ligado definitivamente como creadora al edificio de Renzo Piano. La artista donostiarra, uno de los nombres del arte español con mayor proyección internacional, impartirá el taller de artes plásticas de la Fundación en la segunda quincena de septiembre y, entrado el otoño, expondrá su obra en las salas del Centro Botín. Todo fluye en la obra de Cristina Iglesias (San Sebastián, 1956).

Los muros vegetales enraizados en las puertas del Prado o en medio de la selva amazónica en Inhotim o en su instalación en torno al Centro Botín, en la que el agua se mueve con diferentes intensidades dentro de los pozos, conectándose de una manera imaginada al estanque, donde parece correr hacia el mar. «Son como aberturas en la tierra que revelan un subsuelo de algas y arena, esa capa de agua marina que podría existir bajo el suelo», definió en su día.

Una artista a la que interesa pensar en la vida y cómo las plantas y otros seres vivos, a veces poco significativos, «se manifiestan en situaciones sensibles al clima, al agua y a la falta de ésta, y pueden formar capas que nos unen al universo».

En Santander dirigirá entre los días 17 y 28 de septiembre el Taller de Artes Plásticas de la Fundación. Cristina Iglesias propone el encuentro 'Desde el paisaje interno, el estudio, hasta el paisaje externo, la calle, la naturaleza', basado en el proceso de trabajo, «a partir de la reflexión íntima en el estudio y sus diversas manifestaciones, hasta la plasmación del proyecto que se hace visible en el ámbito público».

A la artista le une ese estrecho vínculo con la Fundación Botín y con su centro de arte en Santander, al haber diseñado específicamente para el entorno y los Jardines de Pereda la intervención escultórica 'Desde lo subterráneo', compuesta por esos cuatro pozos y un estanque en piedra, a la que se unirá desde el 6 de octubre la exposición 'Cristina Iglesias: entre espacios', que estará abierta al público hasta el 24 de febrero de 2019.

Quince artistas con experiencia, procedentes de distintas partes del mundo, serán seleccionados por la propia creadora para formar parte de este taller, «una oportunidad única de descubrir de forma práctica el trabajo escultórico». El montaje en el Centro Botín de la exposición, les permitirá descubrir cómo sus instalaciones ocupan el espacio construyendo un lugar. «De este modo, la obra no termina de serlo hasta que está construida, montada en el espacio y en el contexto en que se ubica». Asimismo, el taller contará con la presencia de la arquitecta Maddi Rotaeche, que aportará su experiencia y apoyo durante todo su desarrollo.

Los artistas seleccionados recorrerán la ciudad y sus inmediaciones para descubrir lugares o contextos, proponiendo después un proyecto, escogido por ellos mismos, que desarrollarán durante la estancia en el taller a nivel de dibujos, planos, maquetas o vídeos.

En las jornadas finales un panel de profesionales y expertos se encargará de estudiar y valorar los proyectos que los participantes deberán presentar y defender. Además, para acercarse al proceso de forma inmersiva, los creadores visitarán la fundición de Eibar con la que la artista trabaja y conocerán su proyecto en la Casa del Faro de la isla de Santa Clara de San Sebastián.

Los participantes en este taller, que se desarrollará en castellano y en inglés, serán seleccionados por Iglesias entre todas las solicitudes que se presenten por vía telemática a través de www.fundacionbotin.org y www.centrobotin.org, donde ya se pueden consultar las bases. La recepción de solicitudes finaliza el próximo 10 de agosto. «Los artistas seleccionados recibirán una ayuda económica de 455 euros dedicada a sus gastos de mantenimiento y se facilitará a los no residentes en Cantabria alojamiento en una residencia de estudiantes».

De Uslé a Garaicoa

Desde 1994 los Talleres de Artes Plásticas de la Fundación Botín han congregado en Santander a jóvenes artistas para compartir trabajo y experiencias con creadores de la talla de Carsten Höller, Juan Uslé, Gabriel Orozco, Julião Sarmento, Miroslaw Balka, Antoni Muntadas, Jannis Kounellis, Mona Hatoum, Paul Graham, Tacita Dean, Carlos Garaicoa, Julie Mehretu o Joan Jonas.

Cristina Iglesias, una de las artistas españolas más reconocidas, Premio Nacional de Artes Plásticas en el año1999, ganó en 2012 el Grosse Kunstpreis Berlin y en 2015 se le concedió el Premio Real Fundación de Toledo y la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes. Entre sus obras públicas destacan piezas relacionadas con el agua como 'Deep Fountain Leopold' de Wael Platz en Amberes, Tres Aguas en Toledo, o Forgotten Streams en el edificio Bloomberg de Londres, el pasado año.

También ha firmado obras tan emblemáticas como Portón-Pasaje de la extensión del Museo del Prado; Habitación de Laurel, Moskenes en Islas Lofoten; Cúpulas KatonNatie, en Amberes; Passatge de coure, en C.C.I.B. (Barcelona); o Estancias Sumergidas, en Mar de Cortés, Baja California, México.

Su obra se encuentra en colecciones destacadas como las del Reina Sofía, Pompidou, Tate Modern, Museo de Serralves, Guggenheim, MACBA, entre otros. Ha realizado numerosas exposiciones individuales en museos del Guggenheim Bilbao al Reina Sofía. A estos se sumará la exposición que prepara ahora para el Centro Botín.

Además, ha participado en decenas de bienales y exposiciones colectivas y galerías como Marian Goodman Gallery, Nueva York y París; Galerie Konrad Fischer, Düsseldorf; o Galería Elba Benítez, Madrid, han contado con exposiciones de la creadora.

Entre las obras de Chillida y Oteiza, una experiencia sensorial

Cristina Iglesias ha trabajado en la naturaleza, en lugares que van desde Brasil a las profundidades del Mar de Cortés. En este 2018 lo hace por primera vez en un entorno urbano, en la isla de Santa Clara de su ciudad natal, en cuyo faro interviene «con todo el respeto a la memoria de lo que siempre ha sido». Su idea es «crear una experiencia poética, física, sensorial, que también nos haga más conscientes de la necesidad de conservar la naturaleza y, sobre todo, el mar». Tendrá «connotaciones muy bonitas», que remitirán al faro como guía para los barcos que entraban en la bahía donostiarra, pero también ligará la obra a otras piezas que ha creado «en lo remoto», como las dos esculturas que yacen en el fondo del mar en Baja California. Iglesias espera que en la primavera de 2019 haya terminado ya esta nueva propuesta. Su obra se situará entre el Peine del Viento de Eduardo Chillida y la Construcción Vacía de Jorge Oteiza, que ocupan los dos extremos de la bahía donostiarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos