La muestra de Maestros del grabado, 'Inspirados por el vino', recala en el Paraninfo de la UC

Los vendimiadores de Joan Miró, Aguafuerte de 1963. /DM / La Rioja
Los vendimiadores de Joan Miró, Aguafuerte de 1963. / DM / La Rioja

La Sala de Exposiciones de la Universidad acoge, desde mañana, este recorrido a través de una visión de la mitología clásica hasta el surrealismo de Dalí

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

El universo enológico como hilo conductor, la denominada cultura del vino, vertebra la muestra 'Maestros del grabado en la Colección Vivanco' que reunirá en Santander, en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria, obras que abarcan desde el siglo XV hasta la actualidad. Son artistas clásicos y contemporáneos sobresalientes cuyos grabados, con el vino interpretado como eje central, forman parte de los fondos no expuestos del Museo Vivanco de la Cultura del Vino.

El rector de la UC, Ángel Pazos; el vicerrector de Cultura y Participación Social, Tomás Mantecón y el director del Museo de la Cultura del Vino de la Fundación Vivanco, Eduardo Díez inaugurarán la muestra. Creadores como Mantegna, Alberto Durero, Hendrick Goltzius, José de Ribera, Lucas van Leyden, Picasso, Miró, Marc Chagall, Roy Lichtenstein, Tàpies, Andy Warhol, Antonio Saura, Eduardo Chillida, Manolo Valdés, Miquel Barceló, entre otros, forman parte de esa colección. Desde mañana, día 21, al 27 de abril, 'Inspirados por el vino' recala en el espacio de la UC a modo de amplia exposición de obra gráfica. La muestra es fruto de un convenio de colaboración cultural establecido entre la Universidad y la Fundación Vivanco de modo que se haga converger la programación especializada en grabado de la UC con el interés de la colección por la historia del grabado y su conexión con las culturas del vino.

Hace ya casi medio siglo Pedro Vivanco, después de su especialización enológica, dio continuidad a la curiosidad intelectual sobre las culturas en torno al vino de modo que en las décadas siguientes la familia ha podido contar con una amplísima colección de materiales que van desde la etnografía hasta el arte en muy diversas expresiones. El propósito, además del empresarial, era compendiar el saber y la cultura material en torno al vino, no sólo desde el punto de vista técnico y productivo, sino también por sus impactos en las formas de sociabilidad y cultura en diferentes contextos históricos e intercivilizatorios.

La exposición recoge 40 obras que permiten un recorrido visual, un viaje por la iconografía de los últimos 500 años

La exposición recoge 40 obras que permiten un recorrido visual, un viaje por la iconografía de los últimos 500 años. Se exhiben en Santander obras de Lucas van de Leyden, Giulio di Antonio Bonasone, Theodor Galle, Anibal Carraci, Pierre Lombart, Bernadr Picart, Johan Klein, William Hogarth, Marc Chagall, Joan Miró, Ricardo Baroja, Menchu Gal, Antoni Tapies, Manuel Valdés, Yozo Hamaguchi, Eusebio Sempere, Warhol, Antonio Saura, o Barceló.

La muestra se postula como una excelente ocasión para «adentrarse en estas materias pero también para hacer un itinerario por diversos estilos artísticos y la historia de las técnicas gráficas».

La exhibición propone un extenso recorrido por la evolución del grabado a través de la visión de la cultura del vino de cada uno de los autores seleccionados: «Un reflejo de su relevancia a lo largo de la historia de la humanidad y, en consecuencia, un motivo iconográfico recurrente en las manifestaciones artísticas de todas las épocas».

A través de la compleja técnica del grabado, los maestros de la colección Vivanco son capaces de evocar «el complejo mundo de sensaciones que produce esta bebida universal, desde el regocijo festivo hasta la melancolía más profunda».

Hasta finales del XIX, el grabado se concebía fundamentalmente como herramienta de difusión de imágenes e ilustraciones. La aparición de la fotografía y el surgimiento de las vanguardias, y su consiguiente alejamiento de la representación figurativa, propiciaron el reconocimiento de las técnicas de estampación. Como es habitual en las exposiciones de la institución académica esta propuesta tiene una amplia vocación de proyección social y se completa con visitas guiadas y talleres de introducción al grabado en que participarán centros escolares, asociaciones y colectivos de la ciudad y de la región.

La vendimia, el culto, los objetos, los bodegones, los racimos, las uvas, las botellas, la ceremonia y la celebración...casi todo encuentra su sentido y reflejo en las creaciones, en la propia diversidad del grabado y del estilo y la mirada de los creadores que integran esta exposición. Un singular recorrido por la evolución del grabado desde el siglo XV hasta nuestros días, a través de la particular representación del vino por cada uno de los autores.