La fórmula de Iván Ferreiro

El gallego Iván Ferreiro durante su actuación en 43 Live The Roof Santander/
El gallego Iván Ferreiro durante su actuación en 43 Live The Roof Santander

El cantautor gallego ha protagonizado el primer concierto en Cantabria del ciclo 43 Live The Roof

PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Cuando algo funciona, no parece necesario cambiarlo. Iván Ferreiro (Galicia, 1970) tiene una fórmula que le ha ido bien desde aquellos primeros pasos como pirata llegado de tierras gallegas. Del exceso al intimismo, se ha consolidado como letrista de universos propios que no caducan.

En formato dúo, con su inseparable hermano Amaro, inauguró ayer el ciclo 43 Live The Roof, que por primera vez llegaba a Santander, en una de esas tardes que invitan a quedarse en la ciudad, como si no fuera un aquelarre de tráfico y peatones incompatibles en días de feria.

Ferreiro estaba cómodo y se notaba. Abrió un set de 24 temas con 'Me toca tirar' para iniciar una sucesión de canciones a piano y guitarra en la que pasó por clásicos como 'El viaje de Chihiro', 'El equilibrio es imposible' o 'Promesas que no valen nada' junto a composiciones más recientes como 'El Bossón de Higgs' o 'El dormilón', que a juzgar por la reacción de un respetuoso y silencioso público, ya es también una de sus canciones fetiche.

Mikel Erentxun

43 live the roof

El 13 de agosto, en el mismo espacio, el protagonista del ciclo será el donostiarra Mikel Erentxun.

Las entradas ya están a la venta.

Canciones que surgen de la "zona sucia sentimental" o la "zona sucia social" que, según el gallego, es "más dura a la larga", porque de la zona limpia "hay menos", ironizó. Menos histriónico, pero con sus tics habituales a la hora de interpretar, Iván Ferreiro está a punto de lanzar su próximo disco, 'Casa'. Será en octubre y los casi 150 asistentes a este concierto especial, tuvieron ocasión de escuchar un adelanto.

No es significativo para un gallego tocar al borde del mar, sin duda, menos siendo de Vigo, pero sobre la playa del Sardinero y en pleno atardecer, el recital de Ferreiro tuvo un regusto de calma y bienestar, roto en breves momentos de subida de tono y guitarreo de mayor intensidad.

"Podriamos votar para que no ganase nadie", bromeó. "La política tiene que ver con las personas y cómo nos relacionamos y si los que tienen que gobernar están a hostias..." añadió antes de meterse en un acordes cercanos al ritmo de vals.

También tuvo tiempo para pasearse por temas pensados para colaboraciones. 'Dies irae' es el nombre de la canción que Ferreiro compuso para la trilogía 'Versos, canciones y trocitos de carne' un thriller de César Pérez Gellida. La original corre a cargo de Bunbury y Santi Balmes (Love os Lesbian) pero él ha decidido recuperarla e incluirla en 'Casa'. Tocó igualmente 'Vidas cruzadas', en solitario, el dueto popularizado en la voz de Quique González y puso el broche con 'Me dejó marchar' incluída en el aclamado 'El último hombre en la tierra' de Coque Malla.

En la recámara y como no podía ser de otra manera, se guardó 'Turnedó' (casualmente, el tema con el que la propia sala BNS suele anunciar su cierre cada noche) y 'Años 80' con las que la intimidad dejó pasó a la grabación en formato móvil.

Sosegado, tras una pausa que le ha sentado bien, como casi todas las catarsis emocionales, a Iván Ferreiro, como canta en 'Cómo conocí a vuestra madre', le han vuelto las ganas de comerse el mundo.