Inma Cuesta, la Andalucía que se hace Cine

Inma Cuesta en 'La Novia'./
Inma Cuesta en 'La Novia'.

La actriz vive un momento formidable a caballo entre la comedia y el drama. Ella encarna el talento más enraizado de la cultura andaluza: la risa donde hubo lágrimas y las lágrimas donde hubo risas

JOSÉ E. CABRERO

Cierto poeta dijo una vez que el teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana. Inma Cuesta es, por fortuna, la Andalucía que sale de la pantalla para hacerse Cine. Y es fortuna porque, pese a haber nacido en Valencia (1980), Inma Cuesta encarna el talento más enraizado de la cultura andaluza: la risa donde hubo lágrimas y las lágrimas donde hubo risas. La actriz, que creció entre los olivos de Jaén, las soleadas de Córdoba y los aromas de Sevilla, lleva Andalucía en la sangre encendida, en los ojos arena y en la piel morena.

Inma Cuesta vuelve a Los Goya con un personaje que está íntimamente imbricado con Andalucía. Ella, al igual que el personaje que interpreta en 'La novia' (Paula Ortiz), parece escrita por un poeta enamorado de las contradicciones de su tierra. Un personaje que se merece, por derecho propio, una butaca permanente en los premios del Cine Español. En la última década, Inma Cuesta ha brillado en los extremos: cómplice en la comedia en 'Las ovejas no pierden el tren' (Álvaro Fernández Armero), '3 bodas de más' (Javier Ruiz Caldera) o 'Primos' (Daniel Sánchez Arévalo, 2011); y dueña del drama en 'Blancanieves' (Pablo Berger), 'La Voz dormida' (Benito Zambrano) y, ahora, 'La Novia'.

En un ejercicio de contención y de rabia, la novia está llamada a reinar, Goya en mano, como uno de los trabajos más inspiradores de la temporada. El desbordante muestrario de emociones de la película (sería injusto no aplaudir, igualmente, el papel de Álex García, Asier Etxeandía y Leticia Dolera, dentro de un reparto sensacional) fluye a través de la pasión y el carisma que caracterizan a la actriz, el filtro que hace posible esta 'modernización' de 'Bodas de Sangre'.

La juventud de sus éxitos sólo nos hace mirar hacia un futuro aún más prometedor. Sus mejores trabajos están por venir. Por lo pronto la tendremos en 'Julieta', de Pedro Almodóvar. Pero no les quepa duda que, sin duda, productores y directores españoles están haciendo lo que está en su mano para contar con ella. Ella, que es muy nuestra. Muy de la tierra. La Andalucía que se hace Cine.

La frase, por cierto, es de Lorca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos