Caza

La Reserva logra su mejor registro de la temporada

Cuadrilla 145 dirigida por Roberto Fernández, con tres jabalíes cazados en el monte de Vaocerezo. /DM .
Cuadrilla 145 dirigida por Roberto Fernández, con tres jabalíes cazados en el monte de Vaocerezo. / DM .

Los 67 jabalíes abatidos el pasado fin de semana son la cifra más alta desde que arrancó la campaña en septiembre

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Sesenta y siete jabalíes. La cifra más alta de lo que va de temporada. Al menos, un dato que pueda invitar a cierto optimismo a los cazadores de la Reserva del Saja en una campaña a la que le está costando arrancar. La cantidad era más o menos previsible si se tiene en cuenta que era el primer gran fin de semana en cuanto a número de batidas, 28 entre los dos días. Y esa cantidad de 67 marranos pudo haber sido bastante mayor. En los lotes lebaniegos, todos con un cupo de doce, la suerte fue en general esquiva con los cazadores.

Cinco cuadrillas se bajaron del monte con un pleno. Todas ellas cazaban en montes con cupos de tres animales. La cuadrilla 22, que lidera Joaquín de la Fuente, acertó con los tres gorrinos posibles en el lote cabuérnigo de La Miña. Y lo mismo la 38 -Manuel San Román- en Viaña. La 126 que dirige José Emilio López abatió a tres cerdos salvajes en Palombera Este y la 132 que capitanea Rubén Gutiérrez se bajó con la misma cantidad del lote de Canaluco, en Rionansa. Pedro Fernández y sus compañeros de la 90 también mataron a tres jabalíes en Montequemao (Valdeiguña). Pero ahí la gran alegría vino porque uno de ellos fue un imponente bicho de 124 kilos.

Más allá de los plenos, la cantidad más alta la dio uno de los lotes lebaniegos. En La Robla Subiedes, los integrantes de la cuadrilla 16 que manda Emilio Casares atinaron con 10 de la docena de suidos que contempla el cupo. Tampoco les fue mal a los cazadores de la 103 -José Ángel Cuevas- en La Hoyona, donde cazaron ocho marranos. Con uno menos, siete, se bajaron de Canales los cazadores de la cuadrilla 52 que dirige José Santos del Hoyo.

A partir de ahí, empieza la suerte desigual. Desde cuadrillas que se quedan a un jabalí de completar el cupo de tres en montes como El Táladro, Villacantid o Rozalén, a batidas sin demasiada fortuna. Dobra Regaos, Cotera Oria, Raíz Acebal y Sobreiglesias, todos ellos montes lebaniegos, apenas dieron tres marranos a las cuadrillas 131 (Victoriano Velarde), 86 (Agustín García), 31 (Juan Carlos Gutiérrez) y 101 (Jairo Posada), respectivamente. De Panda Carrielda, uno de los montes estrella de Liébana, los cazadores de la cuadrilla 20 que capitanea Carlos Navarro bajaron tan solo con dos gorrinos. Y peor aún les fueron las cosas a los componentes de la cuadrilla 34 que manda Vicente Puertas. En Bicobres Sur, otro monte lebaniego, tan solo pudieron abatir a un cerdo salvaje de los doce permitidos. Los de la 160, que debían cazar en el lote lebaniego de Monte Cubino, vieron cómo su batida se aplazaba a mañana miércoles.

Cuatro cuadrillas no tuvieron ni un ápice de suerte. Los lotes de Híjar Milagro, en Campoo; Poniente, en Valdeiguña; La Mahílla, en Cabuérniga; y Caviña, en Rionansa, se negaron a dar a los cazadores ni uno solo de los tres jabalíes que todos tienen como cupo .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos