Ciclismo

Dos cántabros para la Vuelta

Fran Ventoso (derecha) y Jesús Ezquerra/DM .
Fran Ventoso (derecha) y Jesús Ezquerra / DM .

Jesús Ezquerra correrá su primera carrera de tres semanas con el Burgos BH, que también debuta | Fran Ventoso compite por quinta vez, la segunda con el BMC estadounidense

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Lo primero, está contento. Porque a partir del próximo sábado en Málaga, tendrá el trabajo más bonito para un ciclista. Jesús Ezquerra (Treto, 1990), formará parte del equipo del Burgos-BH que disputará la Vuelta Ciclista a España. «La verdad que sí, que estoy muy contento», señala. Su primera 'grande'. Pero a la vez, ese reto de tres semanas pone un poco de incertidumbre. «A ver qué es eso. Porque nunca he corrido tanto». La Vuelta a Portugal es lo más largo que ha disputado. «Y eso son doce días». Aquí faltarán otros nueve. Pero la ilusión por la primera 'grande' de su vida y que además pasará por Cantabria puede con todo. Además, más que al cansancio, Ezquerra teme al infortunio. «Una caída, una enfermedad...». Nervios de quien se enfrenta por primera vez a un reto así. Eso lo tiene superado hace mucho Fran Ventoso (Reinosa, 1982) que se convertía este lunes en el segundo cántabro confirmado para la Vuelta que arranca el sábado. El corredor del BMC, único cántabro en un equipo World Tour, participará por quinta vez en su ya extensa carrera en la ronda española. «Encantado de formar parte de este fantástico equipo en La Vuelta 2018. Nos vemos en Málaga», señalaba el campurriano en su cuenta de Twitter.

A finales de junio, en los Campeonatos de España que se celebraron en Castellón, el Burgos-BH ya tenía más o menos claro el 'ocho' que iba a mandar a la ronda española, en la que era uno de los equipos invitados. «Más o menos, por entonces ya tenía claro que podía ir». La confirmación ha llegado a una semana antes del inicio. En la primera participación de la escuadra castellana en la Vuelta, Ezquerra también debutaría.

Los objetivos de un equipo profesional continental, invitado a la mesa de las grandes escuadras World Tour, serán modestos. Trabajo en cantidades industriales para, como se dice en el ciclismo, dejarse ver. Los castellanos prometen pelear a mansalva por meterse en fugas. «Sobre todo la primera y la segunda semana de carrera. La tercera será más de supervivencia», reconoce Ezquerra. El líder del equipo será el portugués José Mendes, uno de los tres integrantes del Burgos-BH -los otros dos son el español Diego Rubio y el holandés Jetse Bol- que sabe lo que es correr una Vuelta. El cántabro es un escudero de lujo para cualquier jefe de filas. «Cuando estaba en Portugal me pedían que trabase para el líder del equipo. Seguramente en la Vuelta me pidan lo mismo».

«Ya tengo una etapa señalada. De esas 'pestosas', con varios puertos no muy largos»

El papel de Ventoso será más o menos el mismo. En su segunda temporada con el equipo estadounidense, su misión será la de trabajar para sus jefes de filas, los australianos Rohan Dennis y sobre todo, Richie Porte. Una de las estrellas de la Vuelta que arranca el sábado. Con el BMC Ventoso ya sabe lo que es ganar una etapa en la Vuelta. El año pasado la escuadra estadounidense se llevó la contrarreloj por equipos (13,7 kilómetros) que iniciaba la carrera, el 19 de agosto, con principio y final en la localidad francesa de Nimes.

Etapa señalada

Pero además de estar para lo que le pidan, Ezquerra ya se ha estudiado el recorrido de la Vuelta. «Ya tengo señalada una etapa», afirma con una sonrisa. Como buen cazador, no dice cuál es para no dar pistas. Aunque deja intuir alguna. «Una que sea 'pestosa', con varios puertos. Pero no de los largos, en los que yo no puedo defenderme. Que sea difícil de controlar».

Ese día en el que buscará el lucimiento personal no será en Cantabria. La Vuelta a España tendrá etapa en la región. El 11 de septiembre, la decimosexta etapa partirá de Santillana del Mar para llegar a Torrelavega en una contrarreloj individual de 32 kilómetros. «Por lo menos se me distinguirá bien», añade el de Treto entre risas. La crono hace igual de feliz a Ventoso. «La Vuelta es incluso más especial para mí este año por esa contrarreloj en mi región», apuntaba en la web del BMC. A Ezquerra la etapa en sí no le disgusta y aún le gusta más que el día anterior sea jornada de descanso en Cantabria. «Un buen día para estar relajado y con los tuyos».

Aún con 27 años -cumplirá los 28 el 30 de noviembre-, Jesús Ezquerra llega en la tradicional edad ideal de un ciclista a su primera gran vuelta. Ni se ha planteado si el momento es o no tardío. «Es un momento bueno. Cada uno tiene su camino», apunta en relación a su trayectoria ya por varios equipos. «Lo importante es llegar». Esa tercera semana de carrera pondrá a prueba todo su saber como ciclista. Y sus fuerzas. «Habrá ese miedo de no saber cómo respondo al día siguiente». Hoy en Escalante recibirá ánimos para conseguirlo. Jesús Ezquerra será el invitado de honor en el LIV Circuito de Escalante, prueba para las categorías élite y sub-23 y que se celebra este martes desde las 16.00 horas sobre 118 kilómetros. El de Treto será el encargado de cortar la cinta antes de la carrera y recibirá un obsequio de la organización para celebrar su próxima participación en la Vuelta.

En este deporte se dice que el Tour de Francia entrega el carné de ciclista a quien consigue terminarlo. Ezquerra, por el momento, no puede soñar con la ronda gala. Así que intentará sacarse su particular carné de ciclista español terminando la Vuelta. «El objetivo es ese, llegar a Madrid. Y pelear al menos por una etapa», concluye Ezquerra. El sábado, en Málaga, uno de los sueños más bonitos de un ciclista comenzará a hacerse realidad para el cántabro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos