El Liverpool tumba al Arsenal

Frimino bate a Cech. /
Frimino bate a Cech.

El conjunto de Jürgen Klopp se coloca provisionalmente tercero, a la espera de lo que haga el domingo el Manchester City

COLPISA / AFPLONDRES

El Liverpool venció este sábado por 3-1 al Arsenal (5º) en el choque correspondiente a la 27ª jornada de la Premier League, y alcanzó provisionalmente la tercera plaza de la tabla, a la espera de lo que haga el domingo el Manchester City, ahora cuarto.

El Arsenal fue un juguete para los 'reds' en la primera parte, desbordados por la presión alta y voracidad de los locales. Los goles no se hicieron esperar y en el minuto 9 el brasileño Roberto Firmino aprovechó un centro del senegalés Sadio Mané para abrir el marcador. El segundo tanto tuvo a los mismos protagonistas, pero esta vez fue Firmino el que sirvió para que Mané rematase (38).

El chileno Alexis Sánchez, que comenzó el encuentro desde el banquillo, saltó al campo tras el descanso y su entrada supuso un bálsamo para el Arsenal, que recuperó algo de moral y orden. La reacción llegó enseguida. Alexis agarró la pelota en el centro del campo y tras conducirla unos metros le puso un pase al hueco a Danny Welbeck, que picó el balón ante la salida del arquero belga Simon Mignolet para poner el 2-1 (57).

La contienda se igualó en cuanto a juego pero no en cuanto resultado, ya que los hombres de Jürgen Klopp replicaron al empuje de los londinenses con una serie de contragolpes que se tradujeron en el 3-1 final, anotado por el holandés Georginio Wijnaldum (90+2).

"Ha sido uno de los mejores partidos que hemos jugado y lo ha sido por la categoría del rival", dijo entusiasmado Klopp en rueda de prensa. Su colega Wenger, más taciturno, apuntó: "Nos costó encontrar el ritmo en la primera mitad y concedimos goles muy fáciles". El francés concedió que se pudo equivocar no alineando a Alexis Sánchez en el once titular. "Sí, pero siento que los delanteros sufrieron en el primer tiempo y no dominamos en el centro del campo. Siempre es debatible", dijo. El Liverpool venía de una racha nefasta en la que sólo había sumado una victoria en los últimos siete partidos.

Empate del United con un desquiciado Ibrahimovic

Antes, el Manchester United (6º) cedió un empate (1-1) ante el Bournemouth (14º), tras fallar un penalti el sueco Zlatan Ibrahimovic, héroe con dos tantos en la victora de su equipo el sábado pasado en la final de la Copa de la Liga.

El defensa argentino Marcos Rojo adelantó al equipo del portugués José Mourinho en el minuto 23, tras un disparo con la zurda a la salida de un córner botado por el ecuatoriano Antonio Valencia. La alegría local duró poco tiempo ya que el noruego de origen gambiano Joshua King empató de penalti en el minuto 40.

Sin embargo, el Manchester United tuvo la victoria en sus pies cuando el zaguero visitante Adam Smith despejó un balón con la mano tras golpear el francés Paul Pogba, que el colegiado sancionó con otro penalti en el minuto 70 de juego. Ibrahimovic lanzó el esférico raso pero flojo, permitiendo que el guardameta polaco Artur Boruc despejara la pelota ante la incrédula mirada de los aficionados del Manchester United.

El sueco terminó desquiciado cuando el defensa rival Tyrone Mings le pisó en la cabeza mientras que él se hallaba tendido en el suelo. 'Ibra' respondió con un codazo en la siguiente acción, cuando ya tenía una amarilla por protestar y empujar a un rival.

Doblete de Fernando Llorente

Por su parte el Swansea (16º) venció al Burnley (12º) con un doblete del español Fernando Llorente (12 y 90+2), que lleva varios partidos de Premier viendo puerta con facilidad.

Y el Leicester (15º), en el segundo partido sin el italiano Claudio Ranieri, volvió a ganar y a ofrecer una gran versión. Esta vez frente al Hull, penúltimo, al que derrotó por 3-1, el mismo resultado con el que se deshizo del Liverpool la jornada anterior.

El lunes, el Chelsea del italiano Antonio Conte buscará asestar el zarpazo definitivo a la Premier League ante el West Ham (11º), en el duelo que cerrará la jornada.