Jornada 3

Escandalosa goleada al Huesca para alcanzar el liderato

Escandalosa goleada al Huesca para alcanzar el liderato

El Barça endosa un doloroso 8-2 al recién ascendido Huesca, que se adelantó en el 3', con goles de Messi, Luis Suárez, Dembélé, Jordi Alba y Pulido en propia puerta

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Escandalosa ha sido la goleada del Barça ante el Huesca. Un 8-2 histórico que abre de par en par los ojos del recién ascendido y que permite al vigente campeón de Liga colocarse ya como líder por la diferencia de goles con respecto al Madrid. Sigue el pleno de victorias para los de Valverde que apenas tuvieron rival en la primera mitad, con un planteamiento inicial del cuadro aragonés magistral, pero que fue perdiendo fuelle a la par que el Barcelona afinaba su punto de mira. Más allá del resultado final, es justo destacar el desparpajo que está mostrando el Huesca en este estreno en la máxima categoría del fútbol español. Llegaba invicto al duelo tras una victoria y un empate, y muy pronto iba a dejar constancia de que esos cuatro puntos no habían sido fruto de la casualidad. Pero este Barça, entonado y con espacios, es el peor de los rivales posible. Y más cuando sus estrellas andan enchufadas.

8 Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Lenglet, min. 65), Jordi Alba; Rakitic (Vidal, min. 71), Busquets (Arthur, min. 76), Coutinho; Messi, Dembélé y Luis Suárez.

2 Huesca

Werner, Miramón, Pulido, Etxeita, Luisinho, Alex Gallar (Semedo, min. 65), Musto, Melero, Moi Gómez, Longo (Gürler, min. 58) y Hernández (Ávila, min. 72).

goles
0-1. min. 3. Cucho Hernández. 1-1. min. 16. Messi. 2-1. min. 24. Jorge Pulido (p.p). 3-1. min. 40. Luis Suárez. 3-2. min. 42. Álex Gallar. 4-2. min. 48. Dembélé. 5-2. min. 52. Rakitic. 6-2. min. 61. Messi. 7-2. min. 81. Jordi Alba. 8-2. min. Luis Suárez.
árbitro
Melero López (andaluz). Amonestó a Luisinho, Musto, Vidal.
incidencias
Estadio Camp Nou. 72.892 espectadores. Tercera jornada de Liga 18-19.

Como ya le ocurrió al Girona el año del ascenso, el equipo que ahora entrena Leo Franco llega a Primera con un bloque muy definido que muestra su predilección por el juego ofensivo. Y tal y como le ocurriera al equipo catalán, marcar pronto en el Camp Nou puede acabar en goleada, pero en contra. A los tres minutos, el Huesca ya había logrado lo que no habían podido hacer ni Alavés ni Valladolid. El nombre de Cucho Hernández está registrado ya en los libros de historia del club aragonés como el primer goleador del Huesca en el feudo azulgrana. Encajaba el primer gol del curso liguero el equipo de Ernesto Valverde y dejaba en evidencia los problemas defensivos que iba a tener durante el resto del primer tiempo. La pasividad y el despiste fueron la tónica en el trabajo defensivo. Piqué fue mero espectador en los dos goles visitantes muy lejos del nivel habitual.

Por suerte para él, el Barça si mostró su solvencia anotadora. Remontaba el gol inicial del jugador colombiano con un golazo de Messi, uno en propia puerta de Jorge Pulido y el primero de Luis Suárez en lo que va de campaña. El charrúa empujaba un gran centro de Jordi Alba para romper con su sequía. Claro que el Huesca no iba a bajar los brazos tan rápido y, apenas unos minutos más tarde, volvía a marcar dejando el duelo con algo de emoción para la segunda mitad. Otra vez la zaga culé dio más facilidades de la cuenta y Álex Gallar, el pichichi del Huesca, hacía el 3-2.

Pero suele ocurrir que en un partido abierto, con espacios y con el Barça como rival, los encuentros suelen caer del lado del más poderoso. Sea como fuere, el vigente campeón reanudó el choque con la sana intención de resolver la tercera jornada por la vía rápida y sentenció el choque en apenas siete minutos. Todos las dificultades de la pasada jornada se volatilizaron. En el minuto 52 ya habían marcado Dembélé y Rakitic (golazo), mientras que Messi y Luis Suárez habían tenido sendas ocasiones desbaratadas por Wenger. Pisó el acelerador el equipo azulgrana y los goles fueron cayendo para desilusión del Huesca que se desangraba ante la avalancha local.

El portero argentino del recién ascendido sería clave para evitar un resultado más abultado. Si fue capaz de sacarle goles cantados a Messi y Luis Suárez, haría lo propio con Coutinho minutos más tarde. Pero el brasileño se ha convertido en pieza fundamental de este equipo y si no marca, encuentra el hueco donde nadie lo ve. Lo hizo en el sexto gol del Barça habilitando a Messi para que se midiese cara a cara ante su compatriota. Pasaba la hora de partido y el astro culé lograba su doblete. Apenas pudo hacer ya nada el equipo de Leo Franco que fue consumiendo minutos y energías a la espera de cerrar el choque sin mayor daño que el ya sufrido. Pero habría tiempo para dos muescas más en el marcador. Jordi Alba aprovecharía un gran pase de Messi para colocar el 7-2, mientras que Luis Suárez también cerraría su doblete con un gol de penalti que Wenger había cometido sobre el propio charrúa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos