FC Barcelona

Neymar, esperando una respuesta del PSG para salir del laberinto

El club parisino medita la última oferta del Barça, 170 millones en dos plazos, para que el brasileño regrese al Camp Nou como relevo de futuro de Messi

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Neymar Junior mira al reloj mientras trata de encontrar la salida del laberinto en el que está metido. Arrepentido de su marcha del FC Barcelona en 2017, fruto del calentón por sentirse ninguneado en los méritos del triplete de 2015 primero y de la histórica remontada 6-1 al PSG, sus lesiones en París le han alejado de los partidos más competitivos de la Champions League durante dos campañas consecutivas.

Ello con un verano de por medio en Rusia que acabó siendo un suplicio: su club no entendió que sólo se centrarse en la recuperación para la Copa del Mundo, donde Brasil fue eliminado por Bélgica y fue objeto de burlas por sus exageradas reacciones cada vez que recibió un golpe. Sus malas decisiones no sólo deportivas, como agredir a un aficionado tras la final copera o la demanda al Barça por la prima de su renovación -a resolver en los juzgados el próximo 27 de septiembre-, le han convertido en una pieza poco querida por su actual afición, ya que hubo pancartas y panfletos en la primera jornada, y la anterior hinchada, la azulgrana, que tampoco parece ansiosa por recuperarle.

El Barcelona, con la promesa de que Neymar iba a comunicar a Nasser Al-Khelaïfique su deseo era regresar al Camp Nou, volvió a viajar a París (esta vez Óscar Grau acompañó a Javier Bordas, Eric Abidal y André Cury) para negociar un acuerdo días antes del cierre del mercado. Lo hizo siendo consciente de que era realmente complicado por el deseo del jeque de recuperar su inversión. Considera que Neymar, pese a tener 27 años, mantiene su valor de mercado.

Sin la baza de Philippe Coutinho las opciones parecían menores. Y es que el PSG, con Leonardo al frente de las negociaciones, ha sido inflexible en su petición al hablar de trueques: Ousmané Dembélé, Semedo y 100 millones de euros. Algo inviable no sólo porque Ernesto Valverde cuente con los futbolistas sino porque el club ahora mismo no tiene esa liquidez.

De hecho, la idea del club catalán viendo que el PSG estaba cerrado en banda en tamaña exigencia económica, era la cesión con compra obligatoria al final del periodo de préstamo (modelo usado por el PSG con Kylian Mbappé para que llegara desde el Mónaco).

Esa solución (160 millones en mayo de 2020) para poder salvar económicamente el ejercicio azulgrana actual fue rechazada incialemente por el PSG por lo que el Barça este martes aumentó a 170 millones de euros, o lo que es lo mismo, el importe de su cláusula tras el próximo ejercicio. La novedad es que el pago ahora propuesto por los culés sería en dos plazos, uno en esta ventana de mercado (para el que el club debe buscar liquidez) y otro ya en 2020, una vez terminada la campaña.

Neymar comunicó al club parisino su deseo de volver al Barcelona, pese a que a finales de septiembre tiene una cita con los tribunales, y el padre del jugador aprovechó el instagram para hacerlo público

La ausencia en la reunión del presidente ejecutivo del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, transmite que el futuro de Neymar no se va a solucionar de manera inminente, pese al movimiento de presión del brasileño comunicando a su actual club que su deseo es irse al Barcelona. Su padre también quiso que la postura fuera más pública y usó instagram para hacerlo.

Rivaldo, un símbolo del barcelonismo, se posicionó a favor del regreso de su compatriota al Camp Nou. «Sabemos todo lo que pasó con Neymar Jr. Su salida del Barça fue equivocada, jamás debería haber salido de uno de los mejores clubs del mundo. Pero él está con mucha voluntad de volver y asumir lo que hizo. Que el presidente del Barça y todos los directivos no dejen que Neymar Jr vaya a otro club», escribió el ex delantero. Al progenitor de Neymar le faltó tiempo para dar un 'me gusta' en la publicación.

Una manera más de presionar para la salida de París del jugador, al que 'France Football' dedicaba su portada con un significativo «¡qué desastre!» junto a la siguiente reflexión: «Una carrera detenida. Una imagen dañada. Un traspaso en punto muerto».

La operación, pese al aumento hasta los 170 millones, sigue en el aire ya que relaciones actuales entre PSG y Barcelona están muy deterioradas desde 2017, cuando el club azulgrana intentó fichar a Marco Verratti sin ningún éxito como ya había sucedido con Thiago Silva, Marquinhos, Di Maria o Rabiot.

Pese al aumento hasta los 170 millones, el regreso de Neymar al Camp Nou sigue en el aire ya que relaciones actuales entre PSG y Barcelona están muy deterioradas desde 2017: el PSG podría dar una respuesta este miércoles

Semanas más tarde el club parisino contraatacó, y tras lograr el OK de Neymar, pagó la cláusula de rescisión del brasileño pese a que sólo unos días antes tanto Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del Barça, como Gerard Piqué habían expresado en público que la continuidad de Neymar, que en medio de todo este revuelo anunció un cameo en 'La Casa de Papel', era un hecho. Parece que al Barcelona le tocará esperar. Se espera una respuesta este miércoles. Ahora, ya nadie da por hecho nada estando de por medio un jugador inmerso en el laberinto que él mismo ha creado.