Fútbol | Gimnástica

Dominio gimnástico sin premio

Rubén Palazuelos controla el balón en un lance del encuentro. /Ángel Rubio
Rubén Palazuelos controla el balón en un lance del encuentro. / Ángel Rubio

El equipo de Pablo Lago fue dueño de un partido que, finalmente, se adjudicó la Peña Sport gracias a su efectividad

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZO

Dicen algunos entrenadores de fútbol que la pretemporada es una mentira. Seguramente tengan razón. Pero sirve para trazar bocetos, un aperitivo para el aficionado que no aguanta sin su deporte favorito, que los hay a patadas. La Gimnástica sigue desperezándose. Va sumando comparecencias que ayudan a formar un cuadro. Este miércoles jugó en Tafalla frente a la Peña Sport, un equipo, el navarro, que la temporada pasada descendió de Segunda B. No ganó, pero curiosamente dejó buena imagen. Con toda la prudencia del mundo, en el contexto que es, con marchas de menos y muchas cosas por pulir, pero sensaciones positivas.

La quinta cita del verano sirvió para confirmar cosas que ya se sabían. La primera es que Pablo Lago tiene muy claro el dibujo con el que va a empezar la temporada. Un 4-4-2 adaptable al 4-1-4-1. este miércoles, en el primer tiempo formó con una ya clásica defensa de cuatro que, de momento, no se toca. En el centro del campo, un doble pivote que hace de ancla y dos interiores de toque por dentro que crean, presionan y llegan arriba. Y dos delanteros, con uno de ellos fijando a los centrales contrarios.

Además, el técnico asturiano sigue fiel a su costumbre de repartir minutos y cargas, porque se trata de llevar a cabo una tarea compensada entre todos los miembros del equipo. Ya en la segunda mitad, fueron entrando los restantes futbolistas que se desplazaron para repartir entre una hora y treinta minutos lo que jugaron unos y otros. El choque arrancó con una Gimnástica que buscaba posesiones largas, mientras que la Peña Sport trataba de conseguir recuperaciones de balón para salir con mucha rapidez al ataque. Y en una de ellas el exjugador del Osasuna y formado en la cantera del Real Madrid, Valdo, se plantó solo ante Adrián Peón. En el uno contra uno, el meta gimnástico, en una sensacional intervención, detuvo el remate del berciano, cuando apenas se habían cumplido los cinco primeros minutos de encuentro.

2 Peña Sport

Iván Pérez, Azcue, Rubio, Perujo, Pedro, Azpiroz, Alonso, Caldo, Lizarraga, Martón, Marcos. También jugaron Calvo, De Frutos, Xabi Calvo, Iván, Ilencheta, Mario, Urdiroz, Sancha y Manu.

0 Gimnástica

Peón, Fer, Nando Castillo, Luis Alberto, Cristian, Alberto, Palazuelos, Cagigas, Fermín, Nacho Rodríguez, Primo. También jugaron Álex Ruiz, Camus, Borja Docal, Mario Arpide, Cusi, Víctor, Rozas, Vitienes y Barbero.

Goles:
1-0 m.45 Martón, 2-0 m.90 Mario.
Árbitro:
Javier Fernández.
Incidencias:
Campo de San Francisco (Tafalla). 150 espectadores.

Tras el susto inicial y con el paso de los minutos, la Gimnástica se hizo con el mando y se acercó con más peligro a la meta de Iván Pérez, sobre todo en jugadas de estrategia. En la primera de ellas, al filo de la media hora, los blanquiazules estuvieron a punto de adelantarse en el marcador tras un saque de falta a cargo de Fer, pero el remate de Primo se marchó rozando el larguero. En la segunda, aún más clara, el cabezazo de Palazuelos lo repelió el travesaño a falta de seis minutos para el descanso. Entre ambas acciones, Cagigas hizo lucirse al meta local con un remate desde fuera del área que Iván Pérez desvió a córner. Los últimos minutos de la primera mitad eran de dominio absoluto de los torrelaveguenses, y de nuevo Palazuelos pudo inaugurar el marcador con un lanzamiento desde veinte metros que se fue rozando el poste. Pero cuando parecía que el resultado no se movería, llegó el gol de la Peña Sport. Un error en la salida de balón de los hombres de Pablo Lago lo aprovechó Martón para adelantar a los locales tras regatear al meta Peón.

La segunda parte arrancó con un ritmo alto y con la Peña Sport amenazando el área gimnástica. Borja Camus, en la primera acción de los locales, tuvo que emplearse a fondo para cortar una internada muy peligrosa de Marcos. Como sucedió en la primera mitad el dominio de la Gimnástica empezó a ser muy claro y las ocasiones subían como la espuma. Barbero lo intentó con un lanzamiento desde fuera del área, pero el balón se marchó rozando el poste. La Gimnástica volvió a mandar el balón al larguero tras un zapatazo de Alberto desde treinta metros. Y de nuevo, en el último suspiro del encuentro Mario, tras una perfecta contra, sentenció la contienda. Es pretemporada. Pero ya se sabe que el resultado es mentira. Así que la prueba se puede dar por buena para la Gimnástica.

El entrenador de la Gimnástica, Pablo Lago, declaró tras el amistoso que su equipo «compitió muy bien» pese a la derrota. Para el técnico, el partido fue «para seguir cogiendo carga de trabajo y hemos probado diferentes situaciones para ir acoplándonos lo más posible antes del comienzo de la Liga». Además se mostró contento con el esfuerzo de los jugadores, «obviamente no con el resultado ni con los goles que hemos encajado. Cuando pasan estas cosas luego las utilizamos para mejorar, que ese es nuestro objetivo», reiteró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos