Fútbol | Amorebieta-Gimnástica

La Gimnástica empata en Urritxe y se complica la permanencia

La Gimnástica empata en Urritxe y se complica la permanencia

Los de Torrelavega empezaron perdiendo con el Amorebieta, pero no consiguieron culminar una remontada vital para seguir en Segunda B

Francisco Prieto López
FRANCISCO PRIETO LÓPEZ

A estas alturas de la temporada y con las urgencias del conjunto cántabro, un empate a domicilio sabe a poco. Es cierto que en Urritxe durante los primeros 70 minutos la Gimnástica estuvo a merced del rival pero con el marcador en contra supo reaccionar aunque desperdició buenas oportunidades para haber conseguido su tercer triunfo a domicilio de la temporada y lo que sería más importante, tres puntos que le acercaran a la permanencia ante un rival directo. Itu abría el marcador en el minuto 69 para los vizcaínos pero la reacción inmediata de la Gimnática le permitió igualarlo poco después, con el tanto del Primo en el 78. Los visitantes tuvieron un par de ocasiones para darle la vuelta al marcador, en especial la última de Rozas, pero el marcador ya no se movió en Urritxe.

Como era de esperar Pablo Lago retornó al esquema 5-3-2 tras el fiasco del 4-4-2 del pasado domingo en el campo del Vitoria. Fer y Fermín actuaban de carrileros esta vez y Cristian, Camus y Ramiro formaban la tripleta en el centro de la zaga. Además el técnico optó por tres jugadores nuevos en el once. Fer, Cristian y el mediocentro Luis Alberto, este último que volvía tras cumplir sanción en la última jornada, salían de inicio dejando en el banquillo a Vitienes, Giovanni y Cusi.

El Amorebieta entró mejor al partido y dio dos primeros sustos en ambas acciones a balón parado. La primera en un saque de banda donde la zaga cántabra no fue lo suficientemente contundente y permitió tras un rechace demasiado corto el disparo de Bilbao por encima del larguero. La segunda surgió al saque del primer córner donde el central Arregi conectó casi libre de marca un testarazo muy cerca del poste en otro claro fallo de concentración de la Gimnástica.

El Amorebieta, con un esquema prácticamente idéntico en el césped respecto a lo planteado por los visitantes, imponía su estilo e inutilizaba a un rival demasiado precavido. El primer remate a puerta del encuentro lo tuvieron los vizcaínos con un disparo de Itu al que respondió Álex Ruiz con la única intervención de mérito de cualquiera de los dos guardametas. Tras un primer cuarto de hora con cierta intensidad el dominio local fue disminuyendo y el partido cayó en una cierta monotonía que favorecía a los hombres de Pablo Lago que no daban señales de vida en ataque a pesar de contar con dos delanteros como Leandro y Nacho Rodríguez.

El encuentro resultaba parsimonioso y los locales no acababan de imprimir el ritmo suficiente para con un fútbol todavía más directo meter en más problemas a su oponente. Con las áreas prácticamente inutilizadas se llegó de forma lógica al descanso con el empate a cero inicial pero en una última acción la Gimnástica pudo sorprender cuando tras un acrobático pase de Nacho Rodríguez llegó a Leandro que, cuando parecía plantarse ante el guardameta Tena, no terminó de realizar el control preciso y permitió la reacción de un defensor para evitar lo que hubiese sido el único disparo de los torrelaveguenses en la primera mitad.

Tras el paso por los vestuarios el panorama pareció cambiar en los primeros instantes. La Gimnástica comenzó decidida y lanzó hasta tres saques de esquina casi consecutivos aunque sin remate. Respondió de igual forma a renglón seguido el Amorebieta e incluso casi sin querer pudo inaugurar el marcador cuando un balón despejado dentro del área repelió en la cabeza de Markel y acabó a escasos centímetros del poste derecho de un ya batido Álex Ruiz. El asedio vizcaíno continuó varios minutos más con una Gimnástica con casi todos sus efectivos prácticamente defendiendo dentro de su área para desesperación de su técnico. El equipo estaba acogotado y regalaba el balón demasiado fácil. Justo cuando parecía estirarse una pérdida del cuero en la medular provocó una contra letal con un pase de la muerte de Mario, delantero cedido por el Racing, aprovechado por Itu para prácticamente sobre la línea poner el 1-0.

Faltaban 20 minutos y ahora con el marcador en contra los cántabros buscaron la reacción cambiando su esquema a un 4-4-2. Los locales cometieron entonces el error de ceder la iniciativa y lo pagaron caro porque en el primer remate a puerta del encuentro de los visitantes la Gimnástica encontró premio cuando el recién incorporado Primo marcó de cabeza a pase también con la testa de Palazuelos. El tercer tanto de la temporada del delantero aumentaba la emoción en Urritxe y todo podía pasar. Hasta dos claras oportunidades erraron los cántabros en este tramo final. Primero en un disparo de Camus que salió cerca del travesaño en un saque de esquina y después cuando Rozas, recién entrado en el césped y tras un grave error entre un defensa y el portero local, se coló con el balón en relativa buena posición y con la portería desguarnecida pero su disparo escorado a la izquierda desde unos 30 metros se fue por poco al lateral de la red.