Borbolla y Ribamontán dan el primer paso para enfrentarse en la final de Copa

Alberto Díaz birla durante el partido de ayer ante Peñacastillo, bajo la mirada de Lavid y Óscar. /Antonio 'Sane'
Alberto Díaz birla durante el partido de ayer ante Peñacastillo, bajo la mirada de Lavid y Óscar. / Antonio 'Sane'

Los de Noja ganan por 2-4 a Peñacastillo tras adelantarse por 0-3, mientras que los de Loredo superan por 4-2 a Roper en casa

BORJA CAVIA

Hermanos Borbolla Villa de Noja y Ribamontán al Mar tomaron ventaja ayer en los partidos de ida de las semifinales de Copa tras ganar a Peñacastillo y Roper, respectivamente. Ambas peñas lograron el mismo resultado, 4-2, con la salvedad de que los nojeños lo lograron a domicilio. Los partidos de vuelta se disputarán el martes 23 de julio.

Aunque inmersa en plena vorágine liguera pasa algo más desapercibida, en juego había el pase a la gran final de la Copa Presidente que se disputará el día 6 de agosto en Torrelavega. Peñacastillo y Ribamontán no han logrado conquistar todavía el trofeo, Borbolla no lo gana desde 2012 y Roper logró su último entorchado en 2016, por lo que el premio no es cosa baladí.

En Peñacastillo, los locales salieron vivos y con opciones de jugar la final después de empezar perdiendo los tres primeros chicos, aunque tendrán que remontar en Noja para lograr el objetivo. Los costeros realizaron un gran partido, sobre todo desde el birle, y comenzaron el duelo mandando. Pese a sufrir un pequeño bache de juego en el cuarto y en el quinto parcial, los visitantes lograron la victoria en un último chico en el que una bola de siete de un inspirado Chin Velasco acabó resultando clave para matar los 44 logrados por Hermanos Borbolla.

Los de Cañas, por su parte, con José Manuel en la formación titular, sufren su segunda derrota del curso, pese a mejorar sus prestaciones superado el ecuador del partido tras bajar hasta los catorce metros. Y es que el comienzo, de dieciocho y diecinueve, no había sido nada bueno, por lo que decidieron asegurarse el cierre en busca de meter presión al rival.

En Loredo, Ribamontán demostró que le tiene tomada la medida a Roper en su bolera. Tras el contundente 4-0 del partido que les enfrentó en Liga, ayer los de Loredo volvieron a ser superiores y lograron una renta de 4-2 a favor para el partido de vuelta.

Pese a sus momentos de irregularidad en algunos tramos del curso, los locales son una peña capaz de superar a cualquiera, como así demostró ayer ante Roper Bahía Real en un partido en el que los visitantes dejaron escapar algún parcial y en el que en el último los de Maliaño tuvieron que lograr dos emboques para mantener viva la eliminatoria. El Parque y la Municipal de Noja dictarán sentencia dentro de quince días en los partidos de vuelta.