Natación | Mundiales

Mireia Belmonte, Ona Carbonell y el waterpolo, las bazas españolas

La nadadora Mireia Belmonte, la gran esperanza del equipo español. /Afp
La nadadora Mireia Belmonte, la gran esperanza del equipo español. / Afp

Los Mundiales comienzan este viernes en Corea del Sur, donde la campeona universal, olímpica y europea defenderá título en los 200 mariposa

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La natación española afronta a partir de este viernes y hasta el día 28 los Mundiales en Gwangju (Corea del Sur), con la mirada puesta en cuatro nombres: Mireia Belmonte, Ona Carbonell y las selecciones masculina y femenina de waterpolo. Esas serán las grandes bazas de medalla, aunque no habrá que perder de vista a Jessica Vall o al equipo de aguas abiertas. La delegación española estará formada por 66 deportistas que participarán en las seis disciplinas del programa oficial (natación, waterpolo, natación artística, aguas abiertas, saltos de trampolín y 'high diving'), a las que se suma el waterpolo playa como exhibición.

La delegación española estará formada por 66 deportistas que participarán en las seis disciplinas del programa oficial

Mireia Belmonte es la principal referencia en el equipo de natación que comenzará a competir el domingo 21 y que está compuesto por nueve deportistas, seis mujeres y tres hombres. La campeona universal, olímpica y europea acude a la cita mundialista para participar en los 200 y 400 estilos, los 200 mariposa -distancia en la que defenderá el título conseguido hace dos años en Budapest-, los 400, los 800 y los 1.500 libre. Un papel destacado esperan tener también los dos últimos medallistas continentales en Glasgow 2018, Jessica Vall, que competirá en los 50, 100 y 200 braza; y Joanllu Pons (200 mariposa y 400 estilos).

También jóvenes talentos como Hugo González de Oliveira, campeón mundial y europeo júnior, que participará en los 100 y 200 espalda y en los 200 estilos, y nadadores con un plus como Marina García (100 y 200 braza), Jimena Pérez (400 estilos y 800 y 1.500 libre), Lidón Muñoz (50 y 100 libre) y la espaldista África Zamorano, que nadará los 100 y los 200. Completa la expedición Juan Franciso Segura, que nadará 50 y 100 espalda.

El equipo español femenino de waterpolo debutará el domingo ante Grecia, el rival más complicado de un grupo formado también por Cuba y Kazajistán

Este mismo domingo dará comienzo el waterpolo, con el debut del equipo español femenino ante la selección de Grecia, el rival más complicado de un grupo formado también por Cuba y Kazajistán. La selección de Miki Oca estará compuesta por Laura Ester, Paula Leitón y Bea Ortiz, entre otras. Las actuales subcampeonas del mundo y medallistas de bronce continentales aspiran a todo en esta cita asiática. «Sabemos que hay selecciones de primer nivel, que estamos muy igualadas, pero nosotras vamos con las máximas aspiraciones», señala el seleccionador nacional.

Bea Ortiz, durante un partido de la selección.
Bea Ortiz, durante un partido de la selección. / Reuters

El lunes 15 será el turno del equipo masculino, entrenado por David Martín, y que se medirá en la primera ronda a Hungría, Sudáfrica y Nueva Zelanda. «Hungría es un rival fuerte en la lucha por la primera plaza que va directa a cuartos de final y los otros dos rivales nos deben servir para preparar los cruces», advierte el seleccionador. La selección masculina explotó en el Campeoanto de Europa de Barcelona 2018 , donde conquistó la medalla de plata con un equipo que mezcla veteranía y juventud.

Ona Carbonell, en solo y dúo técnico

El protagonismo de la primera semana será también para el equipo de natación artística (antes sincronizada), dirigido por la japonesa Mayu Fujiki, compuesto por 14 representantes y liderado por Ona Carbonell. La catalana tendrá las primeras pruebas de fuego este fin de semana con los preliminares del solo y el dúo técnico, donde parte con opciones de subirse al podio. Junto a ella, un equipo joven con un firme proyecto de futuro que debe tener su máxima expresión en 2024.

Ona Carbonell, durante un ejercicio.
Ona Carbonell, durante un ejercicio. / Efe

Menos numeroso pero con nivel es el equipo de aguas abiertas, formado por seis nadadores y que competirán en el Yeosu Expo Ocean Park de Gwangju. Las pruebas -tanto masculinas como femeninas- se disputan también la primera semana y tendrán como protagonistas a Paula Ruiz -que aspira a estar entre las diez primeras con premio olímpico- y Guillem Pujol, que harán doblete en los 5 y los 10 kilómetros, aparte de María de Valdes y Raúl Santiago, en los 5 kilómetros; y María Vilas y Alberto Martínez, en los 10 kilómetros, aunque este último también nadará los 25, con posibilidades de meterse en el 'top 10' en ambas pruebas. Además, España podría competir en el relevo de 5 kilómetros en función de los resultados individuales y las necesidades del equipo.

El equipo de natación artística está dirigido por la japonesa Mayu Fujiki, compuesto por 14 representantes y liderado por Ona Carbonel

Más modesto será el grupo de saltos, con sólo dos representantes. Los jóvenes están haciendo soñar a la natación española, sobre todo, Adrián Abadía, que se ha ganado una plaza mundialista absoluta junto a todo un consagrado como es Nico García Boissier. Serán los dos representantes en trampolín de 1 y 3 metros. La madrileña Celia Fernández, una mujer que viene del mundo de la gimnasia, competirá en la espectacular prueba de 'high diving', saltos desde 22 metros.

Los Mundiales también contarán con el debut de la selección española femenina de waterpolo playa, formada por siete jugadoras y dirigida por Javier Aznar. Australia, China y Estados Unidos serán sus rivales en esta competición de exhibición.