Surf

La Vaca será a su vez el Campeonato de España de Olas Gigantes

Uno de los riders desafía con éxito a La Vaca Gigante en una de sus ediciones anteriores./Andrés Fernández
Uno de los riders desafía con éxito a La Vaca Gigante en una de sus ediciones anteriores. / Andrés Fernández

La Federación Española de Surf considera que la prueba cántabra es el mayor evento en su modalidad de todo el territorio nacional

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Aún no ha llegado. El periodo de espera de La Vaca Gigante sigue abierto, aunque las previsiones meteorológicas auguran que noviembre puede ser el mes definitivo para su aparición. Mientras los intrépidos surfistas que van a enfrentarse a ella continúan mordiéndose las uñas a la espera de que la ola de más de siete metros haga su aparición en el horizonte en los acantilados de El Bocal, en Monte. Todos quieren volver a sentir esa sensación que les conecta con la naturaleza, como pocos deportes pueden hacerlo, al deslizarse sobre una ola y más si la masa de agua es de este calibre, y es que, para dar un ejemplo gráfico que refleje su envergadura, la ola de La Vaca Gigante, mide lo mismo que un edificio de tres alturas.

Por eso el evento acogerá a su vez en Campeonato de España de Olas Gigantes y su ganador se coronará como campeón nacional en la modalidad. Así lo ha decidido la Federación Española de Surf, que considera que La Vaca es el mayor evento de olas gigantes de todo el territorio nacional, por encima de otras competiciones similares -como la que se celebra en Punta Galea, en País Vasco- a las que la decisión de la Federación deja en un segundo plano para poner los focos sobre La Vaca.

Y es que el escenario que ofrece la Maruca reúne unas condiciones que son inmejorables, pero que a su vez entrañan riesgo con la llegada de la gran ola. Su enorme masa de agua, el peligroso fondo rocoso, las fuertes corrientes que reinan en la zona de El Bocal y la proximidad del acantilado son sólo algunos de los innumerables elementos que hacen que cualquier surfista lo medite dos veces antes de pensar en desafiarla. Aún con todo, candidatos no faltan. Condición física, experiencia y conocimiento del spot son los factores determinantes en el proceso de selección de los elegidos, ya que la participación en La Vaca Gigante se adjudica mediante invitación, aunque también se reservan algunas plazas para los surfistas, locales o no, que deseen desafiar a La Vaca. Lo cierto es que la suerte ya está echada y la organización ya ha cerrado el cupo de participantes, que ha restringido a 39 por motivos de seguridad y de horarios, con lo que más de dos decenas de surfistas se han quedado a las puertas del campeonato y de escuchar el mugido de La Vaca de pie sobre sus tablas. Y aún así, el número de participantes bate el récord de ediciones anteriores.

Los mejores riders

La cita, en un marco incomparable, promete una vez más emociones fuertes. Los 39 elegidos, que se dividen en categoría femenina y masculina, competirán de manera conjunta, aunque al término del certamen se coronará al campeón en cada modalidad de manera separada. Y ambas estarán más que disputadas. Grandes figuras de todas partes del mundo acudirán a El Bocal para desafiar a La Vaca. Riders que son ya nombres propios como el británico Andrew Cotton, uno de los mejores del mundo en esto de cabalgar olas; el australiano Justin Holland, el mejor en esta modalidad de olas gigantes y el peruano Miguel Tudela. El surfismo español estará representado por el vasco Nacho González, el único español en el circuito mundial de olas gigantes, y el cántabro Nano Riego. El surfista de Maliaño ya ha mostrado todo su potencial en pruebas locales como Santa Marina Gigante o ediciones anteriores de La Vaca. Además, Riego cuenta con una ventaja: conoce como nadie la zona de La Maruca donde se desarrollará la prueba.

Al igual que en ediciones anteriores, la competición podrá presenciarse desde la zona conocida como parque de Las Canteras de Cueto, a la que se puede acceder andando desde tres zonas diferentes: Cueto, El Faro y La Maruca. Quienes decidan acudir desde Cueto podrán hacerlo a través del camino que comienza en el campo de fútbol del España de Cueto, siguiendo la ruta costera. El acceso por el Faro discurre por el sendero habitual, que comienza detrás del restaurante que toma nombre del emplazamiento; y el camino desde La Maruca transita a través de El Bocal. Sólo falta que la gran ola llegue fiel a su cita con la costa cántabra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos