«El equipo más fuerte somos nosotros»

Óscar Gil apunta a titular, aunque no tiene garantizado el puesto. /D. Pedriza
Óscar Gil apunta a titular, aunque no tiene garantizado el puesto. / D. Pedriza

El central Óscar Gil vuelve a la convocatoria tras su lesión y se enfrenta por primera vez a su exequipo, el Athletic B

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Óscar Gil (Peralta, 1995) es uno de los centrales que se ha hecho imprescindible para Iván Ania. El zaguero vuelve a la convocatoria después de perderse el partido ante el Real Unión por un golpe que recibió en el partido de Copa ante el Betis y su regreso le servirá para medirse con un viejo conocido. El de Peralta, criado en Lezama como futbolista, se medirá por primera vez a su exequipo, el Athletic B.

-¿Qué es lo más peligroso del Bilbao Athletic?

-Sobre todo la gente que tienen arriba. Son un equipo muy bueno en todas las facetas, pero miedo no tenemos. Considero que tenemos buen equipo, incluso mejor que ellos, pero habrá que demostrarlo esta tarde.

-Es un rival directo y un partido importante, ¿cómo lo afrontan?

-Sí, es un rival directo aunque ahora esté ahí abajo. Por eso vamos a este partido con la mayor exigencia del mundo, además tenemos que ganar todos los encuentros en casa y este es uno más. Tengo la motivación personal de que sea contra mis compañeros del año pasado.

-El Racing ya ha tumbado a unos cuantos adversarios potentes, parece que el rival a batir son ustedes.

-Sí. Hemos jugador contra los rivales que a priori iban a ser los adversarios más próximos. Sí que parece que de momento el equipo más fuerte, como dice la clasificación, somos nosotros. Eso es algo positivo. Hemos salido prácticamente ganadores en todos los duelos directos y ahora toca mantenerlo para poder abrir brecha lo antes posible.

-Con la aritmética a su favor y el momento dulce que vive el equipo, ¿es difícil mantener los pies en la tierra?

-No. Lo difícil es mantener el nivel porque cada domingo tienes que ganar, y más cuando hemos tenido la Copa de por medio. Jugar un partido cada tres días es mucha exigencia, pero lo más complicado es la obligación de tener que salir a ganar cada domingo. Vives con la sensación de que sólo vale ganar y de que tienes que conseguirlo.

-Ania incide en la humildad. Con los buenos resultados que cosechan ¿cómo les mentaliza para no perderla?

-El míster tiene una cosa muy positiva y es que sabe diferenciar el trato con el jugador dentro y fuera del campo. Dentro es muy exigente y eso es lo que te mantiene enchufado en todo momento. Esa es la clave. Por otro lado, y en referencia a la humildad, está claro que podemos ir muy bien ahora, pero los resultados se van a ver en junio, que es cuando queremos conseguir el ascenso. Estamos en el camino correcto, pero aún no vale para nada todo lo que hemos hecho.

Ver más

-¿Esta buena dinámica se puede mantener o llegarán momentos peores?

-Lo importante es que las rachas positivas sean lo más largas posibles y que las negativas afecten poco. Veo a un equipo muy fuerte y creo que estamos en una dinámica ganadora, y veo al equipo capaz de mantenerla durante gran parte de la temporada. Seguro que algún momento malo llega, porque es inevitable. Incluso entonces tenemos que salir siempre con la mentalidad ganadora para estar lo más arriba posible.

-En Irún se quedó en el banquillo, ¿hoy quiere quitarse la espinita?

-Sí, estoy con muchas ganas. El otro día no pude estar y disfruté de la victoria, pero no como disfrutas cuando juegas. Ojalá tenga la oportunidad de volver a jugar hoy por el tipo de partido que es y contra el rival que es.

-Además tiene que estar listo para que no le quiten el sitio. Olaortua y el resto de compañeros que le sustituyó no lo hicieron nada mal...

-Eso es (risas). Al final todo el mundo quiere entrar y todo el mundo quiere jugar. Eso es positivo para el equipo. Mientras sea beneficioso para el equipo lo es también a nivel personal. Da igual la gente que salga porque conseguimos los mismos resultados.

 

Fotos

Vídeos