«El equipo mostró un nivel muy alto»

Ania siguió de pie, pese a la lluvia, el partido./Daniel Pedriza
Ania siguió de pie, pese a la lluvia, el partido. / Daniel Pedriza

El entrenador racinguista reconoció que su plan para maniatar al Calahorra «salió bien» y expresó su «satisfacción por el debut de Puras y Mirapeix»

MARCOS MENOCAL SANTANDER.

«Nosotros es que no hemos estado», sentenció Miguel Sola, entrenador del Calahorra. El mítico jugador del Athletic ganador de dos ligas en los años ochenta no le restó méritos al Racing, pero indudablemente su equipo no opuso demasiada resistencia. a un equipo que le marcó cinco «y pudieron ser algunos más», como señaló minutos más tarde Iván Ania. El equipo recién ascendió no pasó de medio campo y sumado a que el Racing hizo uno de sus mejores partidos el resultado fue el que fue: «Estuvimos en un nivel muy alto durante los noventa minutos. El resultado fue justo e incluso pudo ser mayor».

El técnico racinguista se mostró muy contento y optimista y analizó el triunfo. «A excepción del partido en Gijón, donde varias circunstancias como la expulsión nos perjudicaron, el Racing ha ofrecido siempre la mejor versión». El asturiano indicó que «el equipo va, genera fútbol, ataca y defiende y hoy (por ayer) de nuevo ha sido superior al rival».

El partido siempre estuvo de cara para el conjunto cántabro. Nunca peligró el resultado. «Sabíamos que ellos tenían dos hombres rápidos en banda y había que saber presionar mucho y nos salió bien», explicó Ania. El equipo apretó arriba y pronto maniató al Calahorra que no supo sacudirse la presión. Después del primer gol, los riojanos dieron un paso atrás que permitió al Racing superarse.

«No sé qué voy a hacer en la Copa. Si no hacemos rotaciones en la Copa las haremos en la Liga»

La sorpresa de la jornada fue la presencia de Julen en el puesto de central y el debut de Puras. Se esperaba que Mirapeix fuera el elegido para suplir las bajas de Figueras y Olaortua, pero el entrenador optó por un cambio de posiciones: «El lateral es un puesto de menos responsabilidad que el de central. Cuando el pasado viernes vimos que Figueras no iba a poder jugar pensamos en que fuera Julen», explicó. Obviamente con esa decisión obligó a Mirapeix a esperar su oportunidad, que le llegó en el minuto sesenta: «Estoy contento con el debut de los dos. Puras es un jugador que ha crecido mucho y que tenía ganas de que jugase y también por Mirapeix».

Ania continuó con su discurso: «En casa estamos siendo muy superiores. El equipo está haciendo muchas cosas bien y es la seña de identidad». Con el entrenador contento con el resultado, las sensaciones y el haber enmendado a las primeras de cambio el traspié de Gijón, llegó el turno de la Copa del Rey. El racinguismo ya piensa en el jueves, cuando el Betis visite El Sardinero. A Ania le cogió a contrapié; puede parecer mentira, pero el asturiano contestó que aún no tiene claro qué hacer: «No sé que voy hacer. La verdad es que no sé. Como digo siempre, pondremos a los que mejor estén para jugar el partido». Con estas palabras no dijo nada que no hubiese dicho. A continuación dio alguna clave más: «Lo que está claro es que si no hacemos rotaciones en la Copa habrá que hacerlas en Liga. De jueves a domingo hay muy poco tiempo para recuperar. Entre los dos partidos haremos muchos cambios», añadió.

Sobre el Betis dio una versión más de lo que supone jugar ante un equipo como el sevillano: «Sabemos de la dificultad de enfrentarse a un equipo así, no sólo porque sea de dos categorías superir sino porque viene de ganar en uno de los campos más importantes del fútbol mundial. Es evidente que ganar como lo hemos hecho hoy (por ayer) aporta confianza».

La comparecencia del entrenador terminó con una proposición de intenciones. «Lo de jugar con tres centrales es algo que hay que entrenar por si algún día nos hace falta. Hoy hemos visto que Julen puede jugar de central perfectamente y tenemos a Figueras, Olaortua, Gil, Mirapeix...».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos