Un guiño al Racing más digno de la historia

Un guiño al Racing más digno de la historia

Paco Fernández, Oriol, Ander Lafuente, Pinillos y Elisardo de la Torre representarán a la plantilla que consiguió el último ascenso, hace ya cinco años, el domingo en el homenaje de las peñas

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

El domingo faltarán seis días para que se cumpla un lustro desde que Paco Fernández volase manteado por sus jugadores en el césped de El Sardinero (25 de mayo de 2014). En estos cinco años no ha habido un día en el que el racinguismo no haya querido repetir aquel último ascenso del Racing. Se salvan los tres primeros meses en Segunda, cuando el desastre del club aún no había dado la cara. Mario Fernández, Koné, Iñaki, Miguélez, Javi Soria, Granero... Y así hasta 27 futbolistas que contra un tropel de imprevistos e injusticias lograron el mayor éxito de la última década verdiblanca. El Racing más digno de la historia ascendió a Segunda División dando una lección al mundo, siendo protagonista de lo más sagrado; estas dos circunstancias son las que le han hecho merecedor de muchos reconocimientos y entre ellos del que la Asociación de Peñas Racinguistas (APR) le rendirá el domingo, durante el descanso del partido que enfrentará a los cántabros y al Logroñés.

Algo sencillo. En familia. Aprovechando el tradicional Día de la Camiseta, el colectivo peñista entregará unas placas conmemorativas a los jugadores que estarán presentes -los que les ha sido posible acercarse- y, por supuesto, a Paco Fernández, el director de orquesta que con su arrojo y aplomo supo navegar un barco en mitad de la zozobra. Junto a él estará Elisardo de la Torre, fiel ayudante del ovetense, que acompañó en el camino al ascenso desde su puesto en el cuerpo técnico. También bajará al césped Javier Pinillos, el exjugador y en aquella época preparador de los porteros; uno de los empleados que más años perteneció al club hasta su salida el pasado verano. Como jugadores, acudirán a la cita Ander Lafuente, el pequeño jugador vasco que formó parte de aquella plantilla, y Oriol Lozano, que después de lograr el mayor éxito de la historia del Racing -la clasificación para la UEFA- y de vestir 120 partidos en Primera División la camiseta verdiblanca regresó al club en Segunda B y participó de aquel ascenso. Ellos representarán a una plantilla que sufrió lo indecible en el plano extradeportivo, pero que rindió como nadie en el campo.

LOS NÚMEROS DEL ÚLTIMO ASCENSO

La clasificación
El Racing logró el campeonato a falta de un partido para el final de Liga. Sumó cinco empates en las últimas cinco jornadas.
4 derrotas sufrió en la Liga
Las mismas que lleva el Racing actual, a expensas del domingo.
27 goles encajó, el mejor equipo de la categoría
El equipo de esta temporada lleva 23.
1
Sotres
2
Saúl
3
Mariano
4
Alejandro García
5
Oriol Lozano
5
Javi Barrio
7
Ayina
8
Fede San Emeterio
9
Sergio Pérez
10
Julian Luque

Una lección

Ellos recogerán el aplauso de un Sardinero que los idolatra desde entonces, por la fuerza, coraje y dignidad que mostraron. Aquel vestuario padeció la injusticia de unos responsables y gestores que incumplieron los más elementales principios; sin cobrar, rodeados de mentiras y con un clima de crispación social como nunca aconteció en el club centenario -ya por aquel entonces- consiguieron lo mismo que pretende repetir en quince días la entidad.

Las dudas, los miedos... Empujaron a algunos futbolistas, como Agustín, Nieto, Sotres o Koné -santo y seña del equipo posteriormente- a abandonar la nave y salir corriendo. Este último regresaría para convertirse en el símbolo deportivo de aquella plantilla. Ellos no soportaron la sinrazón de los 'okupas' del Consejo de Administración. Pero no sólo los 66 puntos y el campeonato del grupo. Ni tan siquiera el éxito posterior en la eliminatoria contra el Llagostera, que consumó el ascenso, les ha hecho merecedores de lo que el domingo recibirán, sino que lo suyo fue más allá.

Un 30 de enero de 2014 la plantilla no jugó un partido que ganó por goleada. Su plante en la Copa del Rey ante la Real Sociedad en los cuartos de final dio la vuelta al mundo: «Si no cumplen con lo que tienen que cumplir, no jugaremos», adelantó Mario Fernández, el capitán. No era un farol. Fue una amenaza. El triunfo de la rebelión ciudadana. «La AFE está a muerte con los jugadores», señalaba Luis Rubiales, hoy presidente de la Federación Española y por aquel entonces el máximo mandatario del sindicato de futbolistas. Nadie les llevó la contraria. Se ganaron un castigo testimonial por dar una lección al mundo: una temporada sin jugar la Copa del Rey. Un premio.

Es una pena que las distintas obligaciones hayan impedido que un mayor número de jugadores pueda recibir el aplauso que el domingo ofrecerá El Sardinero, casi en la víspera de una eliminatoria que tiene como espejo la de aquel mayo de 2014. A los que estarán de paisano se les unirá Iñaki Saez, otro de los inquilinos de ese vestuario que además de asistir al homenaje acudirá a trabajar. El riojano milita en el Logroñés, el rival de turno que disfrutará como testigo de un acontecimiento repleto de nostalgia y que contiene una gran carga de emotividad.

El Día de la Camiseta, un reconocimiento en verdiblanco

El Racing de los cojones', como las peñas han bautizado al equipo que el domingo será homenajeado, sucede en el palmarés del Día de la camiseta –galardón que concede la APR– al jugador de baloncesto internacional cántabro y reconocido racinguista Fernando San Emeterio. Este a su vez sucedió a la también jugadora cántabra de baloncesto Laura Nicholls.

Otros protagonistas de este Día de la Camiseta fueron el baloncestista Nacho Azofra; los actores Jimmy Barnatán y Eduardo Noriega; el golfista Severiano Ballesteros o los periodistas Juan Manuel Gozalo y Ángel García Muñiz, entre otros. Todos ellos reconocidos por su ferviente racinguismo y por encarnar algunos de los valores verdiblancos.