Fútbol

«Desde el minuto uno, la salvación es el objetivo»

Iván Ania, durante la sesión de ayer en La Albericia./Javier Cotera
Iván Ania, durante la sesión de ayer en La Albericia. / Javier Cotera

Sergio Ruiz, ilusionado por «su debut en la categoría», asegura que en el vestuario «no se habla de quien se puede ir o quien no»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Los fichajes suelen llevarse la atención mediática, pero en cualquier caso ayer fue el segundo día de trabajo del Racing en La Albericia en esta pretemporada que tendrá 40 días. Doble sesión y en ambas el balón volvió a ser el protagonista, algo que los jugadores agradecen. La novedad fue la presencia de Abraham Minero y Luca Zidane por la tarde. Ambos acudieron tras firmar sus respectivos contratos. Como ocurrió el primer día, los canteranos se sumaron al trabajo y completaron una jornada en la que se elevó un poco la exigencia.

La semana que viene ya está programado el primer partido amistoso de la temporada (18 de agosto, El Sardinero) ante el Alavés y la intensidad irá creciendo. Ayer hubo ejercicios de tonificación, endurecimiento y tono muscular acompañados de un partidillo. Jon Ander, por el momento no participa de las acciones en las que puede haber riesgo de contacto. El resto de los jugadores están en perfecto estado y a la espera de que las agujetas empiecen a asomar.

Uno de los cántabros que afronta la temporada como un reto es Sergio Ruiz. Para él será el debut en la categoría:«Es una ilusión y tengo ganas de saber hasta donde puedo llegar.Después de tres años en Segunda B está claro que para mí es algo muy importante subir con el equipo de mi tierra y competir en Segunda». El de El Astillero asegura que «desde el minuto uno tenemos que saber que el objetivo prioritario es la salvación. Es distinto a estas últimas temporadas en las que estábamos obligados al ascenso», señala.

Para Ruiz vendrá «perfecta» la pretemporada que el cuerpo técnico ha preparado, con enfrentamientos ante equipos de Primera:Athletic de Bilbao, Real Sociedad, Alavés y Valladolid. «Son rivales de entidad que nos permitirán comprobar nuestro potencial». Para él, después de varios años en el primer equipo no resulta extraña la sensación de incertidumbre que se vive. «Realmente en el vestuario no se habla de quién se puede ir y quién no. Nos centramos en entrenar.Todos los que estamos aquí queremos quedarnos y los que tiene contrato cumplirlo. Luego ya se verá... Los que lleguen vendrán a sumar».

No se muestra preocupado por la falta de caras nuevas del primer día:«Bueno, caras nuevas ninguna... Sólo la de Abraham, que no vino, porque tenía permiso. No hay problema. La pasada temporada teníamos una plantilla larga que será la base de esta y eso es bueno para el equipo. Nos queda mucho tiempo por delante para ponernos a punto y para que lleguen compañeros», concluye.