«Somos el Racing, el miedo nos lo deben tener los rivales a nosotros»

Berto Cayarga, durante su presentación como jugador del Racing. /Daniel Pedriza
Berto Cayarga, durante su presentación como jugador del Racing. / Daniel Pedriza

El asturiano Berto Cayarga fue uno de los jugadores más destacados en el partido ante el Arenas, en el que marcó su primer gol como verdiblanco

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Berto Cayarga (Avilés, 17 de septiembre de 1996) protagonizó el pequeño culebrón veraniego en materia de fichajes. Iván Ania llamó a su paisano nada más aterrizar en Santander para sumarle a la causa. El centrocampista se hizo desear, pero cumplió su palabra. «Le dije que estaba esperando otras cosas pero que si tenía que irme a Segunda B, el Racing era una de mis primeras opciones». Y aquí está. De momento, está cumpliendo con las expectativas puestas sobre él tras su gran temporada en el Sporting B y en la elección del técnico seguramente tuvo que ver el hecho de que comparten ambición: «Somos el Racing. El miedo nos lo deben tener los rivales a nosotros».

-¿Cómo valora este inicio de competición?

-Lo veo positivo. Es importante encarrilar victorias. En Miranda no pudo ser, pero en casa sobre todo nos tenemos que hacer muy fuertes, sacar el cien por cien de las victorias en El Sardinero, y fuera de casa, en Miranda un empate no es tan malo.

«Aún no me encuentro al cien por cien, pero poco a poco voy pillando el ritmo»

-El calendario les ha puesto a dos de los rivales directos en las dos primeras jornadas, ¿eso es positivo o negativo?

-Da igual encontrarse con ellos en las primeras jornadas que en las últimas. Somos el Racing. El miedo nos lo deben tener ellos a nosotros. Cualquier equipo que venga a El Sardinero o que vayamos nosotros a su casa nos va a tener mucho respeto y vamos a ir a todos los partidos a ganar.

-En el plano individual, ¿cómo se está encontrando?

-Aún no me encuentro al cien por cien, pero poco a poco voy pillando el ritmo.

-Ha actuado ya por las dos bandas, ¿en qué posición se siente más cómodo?

-Me da igual. Es verdad que el año pasado solía caer más a la izquierda. Ahí es donde me encuentro más cómodo, porque mi tendencia es meterme para dentro y asociarme, pero en cualquiera de las tres posiciones de ataque me encuentro bien.

-La competencia es alta en esa línea de tres que escolta al delantero, ¿no?

-Eso es bueno para el equipo. Todo el mundo tiene que dar el cien por cien, porque si no sabe que se puede quedar fuera. Yo creo que es una competencia sana que va a servir para mejorar el equipo.

-¿Qué club se ha encontrado?

-El Racing es un club histórico, con mucha afición, no me ha sorprendido. Me ha sorprendido la gente, que ahora está muy enchufada, pero sabía a donde venía y la responsabilidad que tenía.

-Habla de la grada.

-Nos ayuda mucho dentro del campo. Ahora que la cosa va bien, la gente está enchufada y si la grada está enchufada nosotros vamos a estar con ellos. Vienen al campo a disfrutar, nosotros les damos buen juego, victorias y goles... Todo va a sumar.

-¿Cómo le convenció Iván Ania para venir a Santander?

-Iván me llamó casi al siguiente día de acabar el play off. Etaba interesado en mí y tenía muchas ganas de que viniera con él. Le dije que estaba esperando otras cosas pero que, obviamente, si tenía que irme a Segunda B, el Racing era una de mis primeras opciones. Aguanté mucho el mercado. Tenía alguna opción de Segunda, pero al final me decanté por el Racing, porque sabía que me iba a dar confianza, porque el club al que venía no era un club normal y porque íbamos a pelear por subir.

-Fue uno de los jugadores más destacados de la pasada campaña en el Sporting B. Sin embargo, el club optó por otros futbolistas para subir al primer equipo. ¿Supuso una decepción?

-Decepción, no. Es una decisión del club. Hice mi trabajo durante todo el año y creo que me merecía algo más. Respeto que el entrenador del primer equipo haya decidido subir a otros jugadores porque le gustan más o porque la directiva ve que están más capacitados que yo.

«El míster quiere que metamos un gol y vayamos a por otro. Que no nos relajemos ni un segundo»

-¿Ve al Racing capacitado para lograr el ascenso?

-Por supuesto. Tenemos un gran equipo. Una plantilla amplia. Si entra uno y sale otro no se nota la diferencia. Ya se vio el otro día en Miranda, en la Copa. Tenemos que quedar primeros y conseguir el ascenso.

-Lo del partido ante el Arenas, ¿fue una buena tarde, es lo que se va a ver habitualmente o el equipo aún tiene margen de mejora?

-En El Sardinero creo que en todos los partidos vamos a ser dominadores. Es cierto que ayer -por el domingo- nos encontramos bien con balón, nos asociamos mucho, no hubo muchas pérdidas, pero sí que con el paso del tiempo el equipo va a mejorar todavía más.

-¿Hubo relajación cuando el partido se puso de cara?

-Un poco de relajación sí hubo. Con 2-0 en el minuto 30, todo más o menos encarrilado, la gente de arriba vuelve un poco menos, menos presión a la salida del balón del Arenas. Si hubiésemos ido 1-0, seguramente no nos habrían hecho todas las ocasiones que nos hicieron.

-El míster les habrá llamado la atención en ese aspecto.

-Sí, claro. Él quiere que metamos un gol y vayamos a por el siguiente. Que no nos relajemos ni un segundo, que estemos todos metidos los noventa minutos. Si se puede mantener la portería a cero, mucho mejor.

-El equipo gustándose sobre el césped, la grada haciendo la ola... ¿Hay riesgo de caer en la euforia cuando apenas se llevan tres jornadas?

-Yo creo que no. Es pronto y no podemos sacar muchas conclusiones, pero creo que el equipo se va a mantener en esta línea, sobre todo en casa, durante todo el año. Vamos a seguir haciendo buen juego, vamos a ser dominadores. Eso es lo que le gusta a la afición y por eso está ilusionada.

-Y mañana, Copa. Se quedó en el banquillo en la primera ronda contra el Mirandés. ¿Tiene ganas de jugar en Murcia?

-Vengo de jugar noventa minutos y la pretemporada la empecé un poco más tarde. Todavía no estoy al cien por cien, pero si el míster decide ponerme, voy a pelear y voy a estar a tope, como un partido de Liga más.

-¿Qué esperan del partido de mañana?

-Tipo al del Mirandés. Dos equipos buenos, que van a plantear buen fútbol. El UCAM se hará fuerte en su casa. Se decidirá en alguna jugada individual o en pequeños errores.

-La Copa es un objetivo secundario, pero a medida que se avanza, ¿cobrá un mayor interés para el vestuario?

-Sí. Desde que llegué me transmitieron que el objetivo era el ascenso, pero que la Copa del Rey también era una competición que les importaba, que querían pasar rondas y tanto para el club como para los jugadores y para la afición, pasar tres rondas y enfrentarte con un equipo de competición europea es importante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos