España golpea dos veces

Bautista se prepara para sacar. /
Bautista se prepara para sacar.

Feliciano López recurrió a la épica para derrotar a Marius Copil en cinco sufridos sets

MANUEL SÁNCHEZmadrid

Si en una tanda de penaltis quien lanza el primero tiene una ligera ventaja, lo mismo ocurre en las eliminatorias de Copa Davis. Quien golpea primero, golpea dos veces. Por eso, el equipo español está más cerca de regresar a la máxima división del tenis después de ganar 0-2 en Rumanía en la primera jornada de su eliminatoria.

Pese a que Feliciano fue enviado a la lona en numerosas ocasiones consiguió hacer de su tenis el instrumento perfecto para una tarde llena de épica. El toledano se enfrentaba a un rival de características muy similares a las suyas, pero con mucha menos experiencia y calidad. Mientras que Feliciano está aupado al número 20 mundial, Copil se encuentra en el 163. Si el toledano ha jugado 22 eliminatorias de Copa Davis, el rumano se queda atrás con 13. Diferencias fuera de la pista que salen a relucir en los momentos importantes. Cuando la experiencia y los instantes de presión vividos son más importantes que una derecha paralela.

'Feli' batalló, y batalló mucho. En un partido de idas y venidas, donde tan pronto estaba un punto de rotura arriba como un 'break' abajo, el de Portillo sacó adelante el primer set con mucha garra. Pese a haber dominado por 4-1, Feliciano pecó de confiado y vio como Copil remontaba hasta llevar la primera manga al desempate. Un duro golpe que podría hacer mella en la cabeza de Feliciano si estuviese en un torneo ATP. Pero no. Es la Copa Davis. Feliciano ha luchado en muchas de estas batallas. Se rehizo en el 'tie break', rompió dos veces el saque del rumano y cerró la primera manga con un 'passing' que limpió la línea.

La magia del saque y la volea

Un partido entre dos grandes sacadores apuntaba a varios 'tie breaks'. Y en eso se quedó, en un apunte. Pese a los 33 saques directos conectados por Copil y los 12 de Feli, las tres siguientes mangas se dirimieron por una rotura de ventaja. Un juego de vaivenes que favorecía al rumano.

Copil se llevó el segundo parcial por 7-5. Feliciano reaccionó y se anotó el tercero por 6-4. Apoyado en su público y con la máxima de no rendirse nunca, el número uno rumano arañó el cuarto set y lo mandó todo a la manga definitiva. Pero ese es un escenario en el que el toledano se mueve a la perfección. Feliciano posee un récord de 24 victorias y 12 derrotas cuando el partido se decide en el quinto set. Copil no pudo aguantar la presión y cedió su servicio cuando el marcador reflejaba 4-3 para Feliciano. El pupilo de Pepo Clavet cerró el quinto parcial por 6-3 y dio a España su primer punto en la eliminatorias tras más de tres horas y media de encuentro.

Roberto tira de galones

La agónica victoria de Feliciano contrastó con la superioridad mostrada por Roberto Bautista. El número uno español hizo buenos los pronósticos y arrasó a Adrian Ungur. El castellonense, mucho más acostumbrado a las condiciones de la Sala Polivalente de Cluj, llevó el partido por la vía rápida 6-3, 6-3 y 6-1. La elección, por parte de Rumanía, de una pista techada de características muy rápidas se volvió en contra de sus propios intereses. Adrian Ungur, de 31 años y ubicado en el puesto 185 del mundo, es un jugador apegado a la tierra batida. A lo largo del año apenas sale de la arcilla para disputar algún torneo de categoría 'challenger' sobre pista dura. Esta inexperiencia fue aprovechada por Roberto Bautista para conseguir el segundo punto de la eliminatoria con suma facilidad. El número uno español puso la directa y basó su victoria en unos grandes porcentajes con el servicio (76% de puntos ganados con primer y segundo saque). Además, se mantuvo impecable al resto y romper en seis ocasiones el saque de Ungur en menos de dos horas de partido. Ni siquiera el talentoso golpes de revés que el número dos rumano suele conseguía hacer daño al castellonense.

Con la victoria, España dispone de tres oportunidades para cerrar la eliminatoria. La primera de ellas enfrentará a la pareja formada por Feliciano y Marc López contra Horia Tecau y Florin Mergea (si no hay ningún cambio de última hora). Se prevé un partido parejo debido a la amplia experiencia en el dobles de ambas parejas. Si los rumanos consiguiesen la victoria la eliminatoria llegaría viva al domingo, cuando Roberto Bautista jugaría contra Marius Copil y Feliciano López ante Adrian Ungur.