Ruta circular por el Monte Buciero, uno de los tesoros de Santoña

Vista del Monte Buciero y el puerto de Santoña./ Agustín Ibáñez Martínez
Vista del Monte Buciero y el puerto de Santoña. / Agustín Ibáñez Martínez

Os propongo 12 kilómetros descubriendo un amplio catálogo de valores paisajísticos, ambientales y culturales entre los que destaca el Faro del Caballo

Agustín Ibáñez Martínez
AGUSTÍN IBÁÑEZ MARTÍNEZSantander

Mi segunda colaboración con el canal DMontaña propone una completa y al mismo tiempo sencilla ruta por el Monte Buciero, en la villa marinera de Santoña (Cantabria). Y es que resultará difícil encontrar más tesoros en tan sólo cuatro horas que los que nos encontramos en los 12 kilómetros de la ruta circular a este monte, que nos ofrece un amplio catálogo de valores paisajísticos, ambientales y culturales.

Entre tales valores destacan sin duda uno de los encinares basales (que se desarrollan fundamentalmente en entornos costeros) mejor conservados de todo el Cantábrico, unos espectaculares acantilados con su fauna y flora características, y distintos elementos patrimoniales como son sus faros, fuertes y baterías. En definitiva, el Monte Buciero regala a nuestros sentidos un sinfín de atractivos que explican sobradamente la creciente popularidad que ha ganado en los últimos años.

La ruta circular parte desde el final del paseo marítimo, conocido como 'El Pasaje', junto al Fuerte de San Martín, una fortificación napoleónica actualmente rehabilitada que nos recuerda la histórica relevancia militar de Santoña. Desde este antiguo castillo, se inicia la ascensión por unas escaleras y después por un tramo de carretera en el que se pueden contemplar las Baterías Alta y Baja de Galbanes. Conforme se va subiendo hacia el monte, se van ganando unas magníficas vistas panorámicas sobre el pueblo y bahía de Santoña así como sobre la playa de La Salvé (Laredo).

Poco a poco nos vamos introduciendo en ambientales forestales y costeros, abandonando la carretera y penetrando en una pista pedregosa que gana nivel sobre unos majestuosos acantilados con formas tan singulares como las de la Peña del Fraile.

La vegetación costera proporciona sombra en buenos trechos de la ruta, algo que agradecerá mucho el paseante en jornadas calurosas. Poco después llegaremos al desvío hacia la izquierda que nos llevará hasta el popular Faro del Caballo, tras dejar atrás la Batería de San Felipe. Tras descender 763 escalones se llegará a este faro ya abandonado y que nos recuerda la fuerte vinculación de Santoña con el mar, desde dónde se puede admirar el llamativo color azul turquesa de las aguas marinas, antes de ascender los mismos escalones para retomar la ruta circular del Monte Buciero.

Tras un tramo de ligera bajada atravesando un precioso bosque de encinas, madroños y laureles, se alcanza el Faro del Pescador para a continuación alcanzar la carretera que ya nos llevará hasta el Barrio del Dueso. Antes, habremos disfrutado de unas imponentes vistas sobre la playa de Berria y dejado atrás el Penal de El Dueso, para finalizar cruzando el núcleo urbano de Santoña y regresar al punto de partida.

Un entorno protegido

Como ya se ha apuntado, el Monte Buciero atesora un amplio elenco de valores paisajísticos, ambientales y culturales. Ello hace que este entorno haya sido objeto de diferentes figuras de protección que tratan de preservar tales valores, formando parte del Parque Natural de Santoña, Victoria y Joyel, espacio protegido del cual el Buciero representa su principal elevación montañosa, y que es considerado tanto Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

El encinar costero del Monte Buciero, que forma parte del Anexo I de la Directiva 'Hábitats' -norma europea que creó la Red Ecológica Europea llamada Red Natura 2000- también contiene especies vegetales de tipo mediterráneo poco frecuentes en el norte peninsular, y su bosque ofrece refugio a numerosas especies animales, tanto invertebrados como reptiles, aves, y mamíferos.

Por último, y para facilitar la información al usuario de la ruta propuesta en este artículo, cabe recordar que en la zona portuaria de Santoña puede visitarse de forma gratuita el Centro de Interpretación del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, gestionado por medio del programa Naturea Cantabria, y desde dónde se organizan distintas actividades como rutas guiadas, talleres, exposiciones, etc.

Ficha técnica

Duración:
4 horas.
Desnivel acumulado:
250 metros.
Distancia:
12 kilómetros.
Tipo de recorrido:
Circular.
Tipo de firme:
Carretera, sendero forestal, escalones (Faro del Caballo).
Dificultad:
Baja (salvo el descenso y ascenso al Faro del Caballo).