El vigía de media región

Primeros compases de la marcha con destino a Peña Sagra, al fondo./Fermin García
Primeros compases de la marcha con destino a Peña Sagra, al fondo. / Fermin García

A modo de faro, Peña Sagra oficia como referencia y custodia toda Liébana, Lamasón, Peñarrubia y Polaciones | Desde la cima se domina Picos, buena porción de la costa y gran parte del occidente cántabro

Fermin García
FERMIN GARCÍA

«Meciéndose suavemente/ las hojas cayendo van.../ Se detienen un instante/ y siguen cayendo más. /Sss... sss... sss.../ Dice el viento entre las ramas / Sss... sss... sss.../ ¡El otoño vino ya!/ Las hojas hacen la ronda/y se ponen a jugar». Filomena Codorniú

El Cuernón o Cornón de Peña Sagra vigila toda Liébana, Polaciones, Peñarrubia y Lamasón. Peña Sagra es toda un referente para los lebaniegos y para los purriegos, sin olvidar a los masoniegos y peñarruscos. A media ladera se encuentra el santuario de la Virgen de la Luz o de la Santuca, querida y venerada por lebaniegos y purriegos. Desde la cima del Cornón dominamos dos tercios de Cantabria, además de Picos, la cordillera, el mar Cantábrico... Eso sí, afrontar los últimos metros sólo está al alcance de los experimentados en la montaña; los principiantes y más andarines pueden quedarse un poco más abajo, en el portillo del Carro, que prácticamente tiene las mismas vistas.

Al poco de comenzar la marcha y de atravesar San Mamés, en dirección noroeste, cruzamos una portilla canadiense, y en la bifurcación tomamos el camino de la derecha siguiendo el indicador 'Altas Crestas' hasta una curva a la izquierda, donde desechamos la desviación de la derecha y seguimos por la pista principal sin desviarnos. A los cinco kilómetros y pico veremos otra desviación, a la izquierda, que baja hacia el sur, también la ignoramos (ésta la cogeremos a la vuelta). Continuamos hacia arriba y pronto, tras dos curvas, la primera a la derecha y la segunda a la izquierda, llegamos a un pequeño llano, con una hermosa braña; es el collado de las Invernaíllas, a casi 1.600 metros de altitud. Llevamos unos 6,2 kilómetros.

FICHA TÉCNICA

Cómo llegar.
La CA-281 es la única carretera que accede directamente al valle de Polaciones; lo hace desde Puentenansa y al cabo de unos veinte kilómetros, remontando el Nansa, se alcanza Pejanda. Al final del pueblo, a la derecha, una carreterita de un kilómetro lleva a San Mamés; en la cabecera del pueblo hay un pequeño aparcamiento y fuente.
Horario.
Entre 6 y 7 horas.
Desnivel.
Alrededor de 1.050 metros acumulados
Recorrido aproximado.
18,5 km.
Punto de partida.
San Mamés, 1.032 msnm.
Cota más elevada.
Cornón de Peña Sagra, 2.042 msnm
Dificultad.
En el último tramo hay que trepar e ir con mucho cuidado, por lo que ascender al Cornón sólo lo recomiendo a personas que tengan mucha experiencia en la montaña y siempre que no haya niebla.
Grado de dureza.
Dura
Cartografía.
Hojas 82-I a 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional (MTN)
Época recomendable.
De junio a octubre. El resto del año suele haber nieve.
Ubicación.
Municipio de Polaciones.
Tipo de ruta.
Semicircular.

Aquí, aquellos que no quieran ascender más pueden darse un buen descanso e iniciar el descenso, que sugiero lo hagan tomando el primer desvío que encontrarán a menos de un kilómetro a la derecha (al que aludíamos unas líneas más arriba). Para los que opten por continuar, desde las Invernaíllas se asciende un poco casi hacia el norte, para enseguida seguir al este y la pendiente se suaviza notablemente.

Llegamos a una curva a la izquierda bastante cerrada y seguimos dirección noroeste hasta la siguiente curva a la derecha y en la que hay un panel y las señales de 'Altas Crestas' que indica a la izquierda, y 'Fuente Mesa las Lámparas', a la derecha. Aquí es donde recomendamos que sigan hacia el Cuernón ('Altas Crestas') sólo los muy experimentados; para ello toman el sendero que sale casi llano a la izquierda, lo seguimos hasta donde comienza a descender. En ese punto seguimos otro apenas perceptible que va ascendiendo y en el que pronto encontraremos hitos que nos irán señalando el camino a seguir hasta que alcancemos el collado entre La Yuncá y el Cuernón; seguimos los hitos hacia el oeste hasta ponernos debajo del canalizo, dirección norte, que tras una trepada nos lleva a la cumbre; seguimos cresteando, con cuidado, unos 150 metros al oeste hasta llegar a la cima del Cuernón.

El descenso lo haremos por el mismo itinerario hasta poco después del collado de las Invernaíllas, donde nos iremos por el camino de la derecha y sin dejarle e ignorando cualquier desvío a la derecha, nos volverá a San Mamés.

En cuanto a aquellos que no se quieren complicar y a los que en la braña de las Invernaíllas se recomendó no continuar, en la curva de las indicaciones seguimos la pista que habíamos llevado hasta ahí; sólo queda descender por el mismo camino hasta poco después del collado de las Invernaíllas, en que tomaremos el primer desvío a la derecha que nos volverá a San Mamés, ignorando cualquier desvío.

Otros datos

A medida que se adquiriere altura, las vistas que se nos van ofreciendo son espléndidas. Es en la cima del Cuernón, desde la Fuente Mesa las Lámparas o Portillo del Carro desde donde dominamos media Cantabria: Picos de Europa, sierra del Cordel, Coriscao, toda la comarca lebaniega, gran parte de Polaciones, valles de Lamasón y Peñarrubia y una gran porción de costa, tanto de Cantabria como de Asturias.

A los pies del Cuernón, en la ladera lebaniega, se halla el santuario de Ntra. Sra. de la Luz, la Santuca, patrona de Liébana y con gran devoción entre los purriegos.