«Los políticos parecen estrellas de rock y los músicos, sensatos»

«Los políticos parecen estrellas de rock y los músicos, sensatos»

Martí Perarnau, líder de Mucho, reivindica la libertad de expresión a las puertas del festival Las Músicas que se celebra en el Niemeyer

GUILLERMO MAESE

Sin complejos, sin ataduras y, sobre todo, sin pelos en la lengua Martí Perarnau (Manresa, 1985) llega a Avilés este viernes 23 de agosto a presentar su nuevo álbum '¿Hay alguien en casa?' dentro del festival Las Músicas, que se celebrará en el Centro Niemeyer. Las entradas para el evento, en el que también actuarán Love Of Lesbian y el cántabro Ángel Stánich, están ya a a la venta.

-¿Cómo les está yendo la gira veraniega?

-Da gusto, la verdad que muy bien. La reacción del público está siendo increíble, mucho mejor de lo que esperaba.

-¿Qué diría que tienen de especiales sus directos?

-Hacemos un show diferente, hacemos el disco todo unido, como si fuera la sesión de un Dj. Es un concepto radical que el público lo ha acogido muy bien, son unos buenos fiestones nuestros conciertos. La pena es que en los festivales estamos más limitados por el tiempo.

-Es una persona crítica y en ocasiones le hemos leído reprobar a aquellos que buscan el éxito de forma enfermiza, ¿Está teniéndolo Mucho?

-A ojos de los demás probablemente seamos un fracaso, pero bajo mi atenta mirada, desde el 2011 estamos teniendo un gran éxito. No llenaremos el Wizink Center, pero es un triunfo poder hacer esta música que no va mucho con la música habitual que se hace en este país.

-¿Cómo definiría su música? ¿En que estilo se ubicaría?

-No es fácil (ríe). Yo creo que hago pop, entendiéndolo como un concepto muy amplio. Añado: pop electrónico cósmico. No es fácil encajarnos en algún género, estamos en el medio de muchos.

-La derecha canceló un concierto de Luis Pastor en Madrid y ahora la izquierda censura a C Tangana en Bilbao. ¿Corre el peligro la música de ser víctima de los bandazos políticos?

-Da la sensación de que sí, seas del signo político que seas la música debe ser un sitio para la libertad de expresión. Están jugando con algo tan poderoso como la cultura. Jugar con la libertad de expresión recuerda a épocas más peligrosas de nuestro país. Yo siempre contaré en mis canciones lo que piense y lo que me dé la gana.

Ver más

-Muchos artistas sobre el escenario aprovechan para reivindicar causas sociales injustas. ¿Cree que es necesario que los músicos se impliquen?

-Antes los músicos éramos los que hacíamos locuras y los políticos eran los que aportaban sensatez. Ahora es al revés; son los políticos los que van por el aire y parecen estrellas del rock y nosotros los que tenemos que decir las cosas sensatas. No sé porque se han cambiado las funciones, pero me resulta bastante dramático. Para mí la música es decir lo que llevo dentro, es un acto de honestidad. No salvo a nadie, solo a mí mismo de ir a un terapeuta.

-Pasados los meses de la publicación de su disco '¿Hay alguien en casa?', ¿que evolución está teniendo?

-Tengo la sensación de que a medida que lo toco en directo el disco está creciendo muchísimo. Es muy gratificante ver los resultados de un trabajo de tantos años en el estudio y en casa. Es una sensación que no he tenido con otros discos, no me he cansado de las canciones y eso es una buena señal. Aunque en mi casa nunca escucho mi propia música.

-¿Y cuál escucha?

-Soy un loco de la música. Ahora me da por la electrónica y muchas sesiones de Dj's. No tengo televisión, así que estoy todo el día escuchándola, mi abanico es bastante amplio.

-¿No le gusta la televisión?

-No, nada, la detesto. De hecho solo salvaría 'Saber y Ganar' y 'Los Simpson'.

-¿Es Asturias una buena plaza para usted?

-Tengo muchos recuerdos de Gijón. Luis Rodríguez (guitarrista de León Benavente) me ha hablado muy bien del Centro Niemeyer. Tengo ganas de ir.