¿Vuelve la cesta de Navidad?

Un hombre camina por la calle con una cesta de Navidad./
Un hombre camina por la calle con una cesta de Navidad.

Tras la sentencia del Supremo, los sindicatos reclaman «los derechos adquiridos»

ISABEL AROZAMENASantander

¿Volverá la tradicional cesta de Navidad con la que las empresas obsequiaban a sus trabajadores? El Tribunal Supremo ha certificado que se trata de un derecho adquirido que no se puede sustraer unilateralmente aunque no esté recogido en el convenio colectivo. El fallo, que a pesar de haberse emitido en abril no se ha conocido hasta ahora, abre una incógnita respecto a lo que puede ocurrir en el futuro. Los sindicatos lo tienen claro: «Se trata de un pago en especie que no se puede retirar».

ver más

Así opinó ayer el secretario general de CC OO de Cantabria, Carlos Sánchez, para quien la eliminación de las cestas de Navidad a los trabajadores, sobre todo a partir de 2008 con motivo de la crisis, es «una de las muchas decisiones que tomaron las empresas con la excusa de la situación económica». Por ello, insta a los comités de empresa y a los representantes de los trabajadores en cada centro «a reclamarlo» cuando se haya anulado «de manera unilateral y sin negociación». El retorno de la prestación puede ser, indicó el sindicalista, bien mediante el paquete navideño que se entregaba o pactando un nuevo servicio a los empleados.

80%
cayó la entrega de cestas de Navidad por parte de las empresas a sus trabajadores a raíz de la crisis económica de 2008.

«No deja de ser una retribución en especie, no es un aguinaldo», resaltó el líder de CC OO, por lo que se trata de un derecho «consolidado en el tiempo». «La crisis», agregó, «se ha utilizado de excusa para meter la tijera». A su juicio, lo que hay que hacer es negociar entre las dos partes, trabajadores y empresa, para retribuir esta prestación.

La misma opinión mantiene el secretario general de UGT, Mariano Carmona, que consideró una buena noticia para los trabajadores que los jueces, «una vez más», fallen a su favor. «Este tipo de prestaciones no se puede modificar unilateralmente» por lo que en los casos en los que la cesta de Navidad no esté recogida en el convenio se debe reclamar si se repartía de forma habitual todos los años.

Cascada de sentencias

En algunas grandes compañías, como Robert Bosch Treto, a cuya plantilla pertenece Carmona, este paquete navideño se ha seguido entregando «sin ningún problema» a pesar de la crisis. «Es un salario en especie», resaltó, «por lo que hay que respetar unos derechos adquiridos».

José Vía, representante de la Federación de Industria en USO, fue más allá y auguró «una cascada de sentencias favorables a los trabajadores» sobre la retirada «unilateralmente de derechos adquiridos» como es el caso de la cesta. Es lo que ocurrió, apuntó, en la empresa Ascán Geaser, que realiza el servicio de limpieza de Santander y que eliminó el paquete navideño a los empleados en 2015. Una cuestión que provocó una demanda de conflicto colectivo que actualmente se tramita en el Juzgado de lo Social. «El fallo saldrá en unos días», adelantó Vía.

El portavoz de USO no tiene duda de que las empresas que han eliminado la cesta de Navidad deben retornarla y si no es así «hay que presentar una demanda de conflicto colectivo». En caso de que no se atienda la reclamación «es cuando hay que pedir en los juzgados la ejecución de la sentencia». El fallo del Tribunal Supremo, resolvió Vía, «no es una sorpresa porque va en consonancia de los emitidos anteriormente sobre la retirada unilateral por parte de la empresa de derechos adquiridos de los trabajadores, consolidados en el tiempo».

Desde CEOE-Cepyme de Cantabria no se quiso entrar a valorar la conveniencia o no de retornar a la tradicional cesta de Navidad tras el fallo del Supremo. Fuentes de la organización empresarial que preside Lorenzo Vidal de la Peña se limitaron a señalar que, de momento, «no hemos recibido ninguna consulta de nuestros asociados» sobre la incidencia de la sentencia.

Ligera mejoría

Quienes sí notaron drásticamente la decisión de las empresas de retirar la cesta de Navidad con la llegada de la crisis fueron los establecimientos que se dedican a su elaboración. En el Corte Inglés, este año se ha advertido «una ligera mejoría» en consonancia con lo que ha ocurrido en el resto de departamentos, aunque hay que tener en cuenta que se parte de una situación mala.

Para Mateo Alonso, propietario de la tienda Reigadas en la calle Castilla de Santander, «realmente no veo una mejoría por ningún lado» en el caso de las cestas de Navidad, ya que la gente se decanta, sobre todo, por pequeños regalos con otro formato como pueden ser los recipientes de cristal desde 60 euros, con productos de alimentación en su interior, para luego reutilizarlos. Sobre todo, son presentes entre particulares no de empresas, una práctica que, a raíz de la crisis de la construcción en 2008 y 2009, «cayó en picado en torno al 80%» y no se ha vuelto a recuperar. Ahora, con la sentencia del Supremo «ojalá se produzca un repunte de las ventas», aunque opinó que «será muy difícil obligar a las empresas» a recuperar esta práctica navideña.

En Torrelavega, Iñaki Herrero, propietario de Úniko Alimentación, sí observa una mejoría, sobre todo en productos «personalizados». Ha variado el concepto de cesta navideña «primando más la calidad que la cantidad».

El incremento de ventas que se ha observado este año «es del 20% o 25%» aunque menos de empresas. Los encargos se vienen produciendo desde hace quince días. El precio es «de 50 euros para arriba».