Liberbank remata su ampliación con una demanda 7,9 veces mayor que la oferta

Manuel Menéndez (izquierda) y Pedro Rivero, en una junta de accionistas de Liberbank. :/I. Martínez
Manuel Menéndez (izquierda) y Pedro Rivero, en una junta de accionistas de Liberbank. : / I. Martínez

La entidad comunicó ayer a la CNMV la finalización del periodo adicional de suscripción de acciones

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

Liberbank informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de la finalización de su proceso de ampliación de capital, iniciada el pasado 24 de octubre y que ha permitido obtener 499 millones tras cautivar la entidad a los inversores, toda vez que el banco que integra a Caja Cantabria tuvo una demanda 7,9 veces superior a la oferta.

En un hecho relevante comunicado al organismo regulador, la corporación capitaneada por Manuel Menéndez informó de que el 99,85% de la ampliación de capital se repartió durante el periodo de suscripción preferente, que comenzó el pasado 27 de octubre y finalizó el 10 de noviembre. El 0,15% restante se completó ayer durante la etapa de asignación adicional.

El total de las nuevas acciones asignadas en el periodo de suscripción preferente, junto con el número de títulos adicionales solicitados, representan una demanda de 7,9 veces las acciones ofrecidas en el aumento de capital.

En este sentido, Liberbank explicó que no procede la apertura del periodo de asignación discrecional, además de indicar que en los próximos días, siguiendo el calendario previsto, se procederá al otorgamiento de la escritura pública relativa al aumento de capital y a la tramitación del expediente de admisión a negociación de las nuevas acciones en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, que está previsto que empiecen a cotizar el próximo 21 de noviembre.

La operación se lanzó a un precio de 0,25 euros por título, lo que implicaba un descuento del 66% sobre el precio de cotización del pasado 24 de octubre y una rebaja del 38,25% si se descontaba el valor teórico del derecho de suscripción preferente. Las fundaciones bancarias que parieron la entidad -Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura- vendieron un 19% del banco a más de 40 fondos, entre ellos Wellington Management y el británico Lansdowne, con lo que consiguieron recursos suficientes para invertir 125 millones en la ampliación y mantener una participación del 24,2 por ciento.

El nuevo reparto de poder, aparte de las mencionadas fundaciones, lo componen Oceanwood (15,93%), Aivilo -Ernesto Tinajero- (7,57%) y la Corporación Masaveu (5,61%).

Asimismo, durante el transcurso de la ampliación de capital, los fondos Wellington Management (4,16%), y Arrowgrass Master Fund (2,78%), Double Black Diamond Offshore (1,3%) y Lansdowne Partners International han aflorado participaciones significativas.

Según informó la CNMV, se prevé que el organismo público levante la prohibición de operar en corto contra Liberbank cuando se cierre la ampliación. Aunque se espera que los nuevos títulos coticen en el parqué el próximo día 21, el presidente de la CNMV, Sebastián Albella, eludió precisar la fecha exacta en que se levantará el veto. Cabe recordar que la limitación se impuso el pasado 12 de junio en un contexto de alta volatilidad para los títulos de Liberbank tras la resolución de Banco Popular, decisión prorrogada, como máximo, hasta el 30 de noviembre.

Sanear balance

Tras la operación, Liberbank elevará su capital de máxima calidad (CET 1 'fully loaded'), al 12,2%, desde el 11,3% que tenía a cierre del primer semestre, antes de la operación y de realizar los saneamientos inmobiliarios. La entidad ha elevado las coberturas del 40% al 50%, reduciendo el volumen de activos inmobiliarios en lo que va de año en más de 1.045 millones.

Liberbank optó en el tercer trimestre del año por sacrificar sus beneficios brutos unos 160 millones de euros para sanear su balance -aportando 660 millones- y reducir la exposición al 'ladrillo' en más de 1.000 millones.

El margen de intereses entre enero y septiembre fue de 303 millones de euros, un 10,7% menos, por la menor aportación de la actividad minorista. Los ingresos por comisiones se redujeron un 5,2%, hasta 130 millones, con lo que los ingresos típicos bancarios (intereses y comisiones) quedaron en 433 millones y el margen bruto cayó un 32,9%, hasta 500 millones después de que el resultado de operaciones financieras se rebajara un 77,6 por ciento en tasa interanual.

 

Fotos

Vídeos