Empresarios mexicanos proyectan invertir 30 millones en una piscifactoría en Ramales

Empresarios mexicanos quieren levantar una planta de salmones como la que se muestra en la imagen de archivo. /DM
Empresarios mexicanos quieren levantar una planta de salmones como la que se muestra en la imagen de archivo. / DM

La firma Norcantabric tiene hecha una reserva de suelo en el Polígono del Alto Asón para levantar una planta de cultivo de salmones

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

Empresarios mexicanos tienen encima de la mesa un proyecto para levantar una piscifactoría en Ramales de la Victoria. La firma Norcantabric SL planea construir la primera planta en España bajo un Sistema de Recirculación en Acuicultura (RAS, por sus siglas en inglés) para la producción de salmón atlántico, una iniciativa industrial que contempla una inversión de 30 millones de euros.

El proyecto, en el que el Gobierno de Cantabria venía trabajando con discreción desde hace casi tres años, ha saltado a la primera plana después de la publicación de parte de los detalles del mismo en medios británicos. En concreto, 'FishFarmingExpert' y 'Undercurrentnews' se hacen eco de las declaraciones del consejero delegado de Norcantabric, Juan Emilio Cano Reveles, que afirma que la compañía «está a la espera de los permisos de medio ambiente para finales de año». El objetivo de este empresario es el de comenzar el cultivo en recirculación de los salmones en 2019 y obtener las primeras cosechas entre 2020 y 2021.

Tal es así que el grupo azteca está a las puertas de firmar una operación urbanística con la empresa regional Sicán para adquirir 25.000 metros cuadrados en el Polígono del Alto Asón. Desde el Ejecutivo no se ha querido aportar mayor detalle al respecto a la espera de que se concrete el proyecto, y se han limitado a resaltar el calado de la actuación que está a las puertas de cristalizar y ha sido coordinada desde las consejerías de Industria y Ganadería que pilotan Francisco Martín y Jesús Oria, respectivamente.

No obstante, según ha podido saber este periódico, la Administración ayudará en la medida de lo posible a la aventura empresarial tanto en el suelo como con potenciales subvenciones económicas. Los mencionados medios hablan de una producción anual de 3.000 toneladas métricas de 'salmo salar' con un peso promedio de 4,5 a a cinco kilogramos por ejemplar.

¿Por qué Cantabria? Según diferentes estudios, la Comunidad es el punto más meridional de toda Europa donde se puede implantar una factoría de esta naturaleza. Una compañía israelita ya ha venido desarrollando los estudios previos, con el consiguiente desembolso, para afinar el desembarco en Ramales.

El proyecto

El origen
El proyecto ha salido a la luz a través de medios británicos y desvela una actuación por la que el Gobierno de Cantabria lleva tres años negociando. De hecho, el Ejecutivo guarda silencio
Plazos
El primer paso gira en torno a la adquisición de los terrenos en el Polígono del Alto Asón, unos acuerdos que podrían cerrarse en las próximas semanas. En paralelo, se estudian posibles ayudas
Impacto
Según los portavoces de Norcantabric, el objetivo pasa por obtener las primeras cosechas de salmones entre 2020 y 2021. Ya se han llevado a cabo varios estudios previos para testar el terreno.

Tal es así que incluso ya se manejan algunas cifras en relación a la huella ambiental del proyecto: más del 90% del agua se reciclará y se producirán cero vertidos orgánicos al río. Aún hay más, según el planteamiento, la instalación girará en torno a una planta compacta que contará con la última tecnología en el sector. Una firma de ingeniería cántabra también está participando en los trabajos previos al aterrizaje y comienzo de las obras.

Déficit de producto

Una iniciativa de esta envergadura se sustenta en el déficit actual que presenta el mercado, un desequilibrio cifrado en 15.000 toneladas anuales. El auge en el consumo y la aparición de nuevas tecnologías que faciliten su cultivo han puesto las bases de esta actuación.

No es la primera vez que se plantea en España un macroproyecto de estas características. Entre 2015 y 2016 se produjo una gran expectativa en el municipio de Fariza, en la provincia de Zamora, ante la posibilidad de que en esta localidad se instalara una piscifactoría con capacidad para producir 8.000 toneladas métricas de salmones y una inversión de 60 millones. Finalmente, el proyecto quedó en nada.

Lo que sí es cierto es que el Gobierno de Cantabria tiene puestas muchas esperanzas en esta piscifactoría promovida con capital mexicano, especialmente por el tiempo que han llevado todas las gestiones y negociaciones para convencer a los empresarios de que la autonomía era el enclave idóneo para llevar a la realidad esta inversión.

Con todo, aún no están cerrados los acuerdos. El primero que se espera firmar es el de la adquisición del suelo en el Polígono del Alto Asón –a día de hoy ya está reservada la superficie–, mientras que posteriormente se analizaría la viabilidad de las posibles ayudas que esperan en Norcantabric. Otro aspecto relevante será la generación de empleo, tanto de forma directa como de modo indirecto vía empresas o industrias auxiliares que complementen el futuro complejo.

 

Fotos

Vídeos