Sidenor recompra a Sodercán el 24,9% de Forgings&Castings por 15 millones de euros

Sidenor recompra a Sodercán el 24,9% de Forgings&Castings por 15 millones de euros

El consejero de Industria en funciones dice que la recompra de acciones de Sidenor llega tras una garantía de empleo

DM .Santander

Sidenor y Sodercan han firmado este martes la recompra del 24,9% de Forgings&Castings por 15 millones de euros, la misma cantidad que la sociedad pública abonó hace dos años.

Sidenor venderá próximamente Forgings&Castings al consorcio germano-americano NFL, y «para garantizar una transición ordenada, permanecerá como socio temporalmente, además de garantizar la adquisición de lingote de la acería de Reinosa durante los próximos años».

El consejero de Industria en funciones, Francisco Martín, ha asegurado que la salida del Gobierno y la recompra de acciones se ha producido solo cuando se han aportado «garantías» a los trabajadores de que «no habrá ningún sobresalto» en los próximos años y de que se «consolida» la plantilla.

Así, a la empresa regional Sodercan volverán los mismos 15 millones comprometidos hace dos años en esta operación.

Desde Sidenor destacan que la presencia del Gobierno de Cantabria en Forgings&Castings ha resultado decisiva para impulsar la actividad de la empresa de Reinosa en un momento delicado para la compañía garantizando la estabilidad en el empleo y las inversiones.

Sidenor asegura que a lo largo de estos dos años «ha cumplido ampliamente los compromisos tanto de inversiones como de empleo» y agradece al Gobierno de Cantabria su «implicación y apoyo».

«Tras dos años de »buen entendimiento entre los socios, que han defendido conjuntamente el futuro de la empresa y de la comarca, se inicia ahora una nueva etapa«, señala Sidenor en un comunicado de prensa en el que destaca que durante el período de permanencia del Gobierno de Cantabria en el accionariado de Forging&Casting, las ventas de la compañía se han incrementado sustancialmente, y se ha observado una »tendencia alcista« de la cartera de pedidos en piezas.

Desde la fábrica de Reinosa «se ha venido trabajando en la diversificación de la cartera de clientes, lo que se espera siga consolidando crecimientos futuros del volumen total de ventas de la compañía».

Asimismo, Sidenor asegura que las inversiones totales realizadas en Reinosa desde junio 2017 por Forging&Casting hasta la actualidad «se están cumpliendo en la línea de los objetivos marcados».

Garantías de empleo

Esta mañana, el consejero ha recordado que en el momento en que el Gobierno, a través de Sodercan, entró en el accionariado de Sidenor se estableció una cláusula de recompra de las acciones. Esa cláusula determinaba que, si la siderometalúrgica lo pedía, el Gobierno revendería esas acciones.

Martín ha destacado que antes de esa operación de venta el Gobierno ha aportado «garantías» a los trabajadores de que en los próximos años «no habrá ningún sobresalto» y que «se consolida la plantilla».

Y ha añadido que, antes de la venta, el Ejecutivo también requirió el plan industrial, que en opinión de Martín «es un plan industrial de futuro».

«Independientemente de que hubiéramos podido o no realizar esta venta, que estaba en el acuerdo de socios y que era imposible de paralizar, sí hemos conseguido al menos de la empresa la garantía de que en los próximos años no va a ocurrir nada que sea perjudicial» para Sidenor, ha recalcado Martín.

El ex consejero ha insistido en que la siderometalúrgica es la «principal» empresa de Campoo y «el pulmón» de la comarca, además del «motor económico» de la zona, por lo que para el Gobierno es «una prioridad absoluta». «Lo demostramos en su momento, entrando en el accionariado, y ahora que se nos pide que salgamos también lo demostramos, por el bien de la empresa y por el bien de los trabajadores», ha subrayado.

Mina de zinc

Por otro lado, sobre la mina de zinc de Reocín, el consejero en funciones ha indicado que a partir de este mes la empresa iba a trabajar con dos máquinas para duplicar la velocidad de sondeo.

Probablemente para final de verano, según Martín, ya se habrán analizado lo suficiente esos sondeos para que las empresas sepan cuánta masa explotable hay y cuál es «el fondo de negocio» para, si todo sale bien, «empezar la actividad el año que viene».