Cantabria reduce su paro un 30% en 2018 y lidera el descenso nacional

Cantabria reduce su paro un 30% en 2018 y lidera el descenso nacional

Con 11.000 parados menos que en 2017, la EPA recoge que la comunidad reduce el desempleo más del doble que la media del país

DM .
DM .Santander

Cantabria cerró 2018 con un total de 25.900 desempleados, 11.100 menos que en 2017, lo que supone una caída del paro del 30%, la mayor de todas las comunidades autónomas y más del doble que la media nacional, que recortó el desempleo un 12,3%.

De este modo, la tasa de paro de Cantabria se situó en 2018 en el 9,68, la segunda menor de España tras la del País Vasco (9,59), y frente a la nacional del 14,45, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la tasa de paro se ha reducido en Cantabria un 27,7% en un año, pues cerró 2017 en el 13,39, cuando la comunidad se situó como la única, junto con La Rioja, donde había crecido el desempleo.

Según la EPA del último trimestre del año pasado, el paro en España bajó en 462.400 personas en 2018, lo que supone un 12,3% menos que en 2017, registrando su sexto descenso anual consecutivo. No obstante, este retroceso es inferior a los experimentados en los cuatro años anteriores, aunque superior al de 2013, cuando el desempleo bajó en 85.400 personas

La tasa de paro se situó al finalizar 2018 en el 14,45%, porcentaje 2,1 puntos inferior al de 2017 y su nivel más bajo en diez años.

Por su parte, el empleo creció en España en 2018 en 566.200 personas, casi un 3% respecto a 2017, logrando su quinto aumento anual consecutivo y el mayor aumento desde 2006, cuando se generaron en España 686.200 puestos de trabajo.

En Cantabria, entre octubre y diciembre del año pasado se registraron 1.500 desempleados más, lo que supone un incremento del paro del 6,2%, mientras que en España se recortó un -0,65% en términos trimestrales, con 21.700 personas más con trabajo.

Ver más

Número de ocupados

En cuanto al número de ocupados, al término de 2018 había en la comunidad 241.600, lo que supone 4.100 más que un año antes, es decir, un incremento del 1,71%, inferior al aumento medio de España del 2,98%, con 566.200 personas más.

Además, en relación al tercer trimestre, la ocupación en Cantabria constató una caída del -2,1% al perderse 5.200 puestos de trabajo. En España los ocupados aumentaron un 0,19%, con 36.600 personas más.

Con estos datos, la tasa de actividad se situó en Cantabria a finales del pasado ejercicio en el 54,29, es decir, inferior a la de hace un año (55,85) y 4,3 puntos por debajo de la media nacional (58,61%). Además, es la tercera más baja de las comunidades, solo superior a la de Asturias (50,27) y Galicia (52,9).

En todo el país, el ejercicio pasado concluyó con 19.564.600 ocupados.

Población activa

Por su parte, la población activa en Cantabria ascendió a 267.500 personas al cierre de 2018, unas 7.100 menos que un año antes, lo que supone un retroceso del -2,58%, el mayor de todas las autonomías, que de media crecieron un 0,56%, con 103.800 personas más, con lo que la población activa quedó constituida por más de 39 millones.

En comparación con el tercer trimestre del ejercicio, la población activa retrocedió en la región en 3.700 personas, un -1,36%, en cuando en España subió levemente (0,07%).

Tasa de paro y actividad

De los 25.900 parados contabilizados a finales de 2018 en Cantabria, 12.200 eran hombres y 13.700 mujeres. La tasa de paro entre los primeros era del 8,35% (13,05% en 2017), inferior a la de las segundas que alcanzó el 11,28% (13,98% en 2017).

Además, la tasa de actividad de los hombres se situó en el 61,25% (60,98% en 2017) mientras que la de las mujeres fue del 47,7 (51,03% en 2017).

Partidos políticos

El PP ha atribuido la reducción del paro del año 2018 a una «caída brutal» de la población activa, de 7.100 personas, y ha advertido de que la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre del año pasado es «la mejor demostración de que esta es una legislatura fracasada también para el empleo«.

En un comunicado, la secretaria autonómica del PP, María José González Revuelta, ha afirmado que de los 11.100 parados menos que contabiliza la EPA, 7.100 son activos desaparecidos y solo 4.000 empleos creados por la economía cántabra. «Los empleados cántabros siguen siendo una parte cada vez más pequeña de la población laboral española», ha añadido.

Según la secretaria autonómica, la caída de la población activa en Cantabria, de un 2,6% y «provocada por la falta de oportunidades», contrasta con la media española, donde subió un 0,45%.

La secretaria autonómica ha hecho hincapié en que no se está resolviendo el problema del empleo y el PRC y el PSOE están «consolidando una región sin oportunidades, que crea mucho menos empleo que España y que no da salida a colectivos como los titulados superiores y las personas de más de 44 años«.

Y ha insistido en que si Cantabria hubiera crecido al ritmo nacional en esta legislatura (+8,1% en vez de +6,9%) hubiera creado al menos 3.000 empleos adicionales.

Para el PSOE, sin embargo, los datos son «positivos» ya que Cantabria lidera la bajada del paro y se comporta «mejor que la media nacional».

Los datos de hoy, según la secretaria de Economía y Comunicación del partido en Cantabria, Ainoa Quiñones Quiñones, «animan a seguir trabajando para disminuir el número de parados y a continuar poniendo en marcha políticas de empleo eficientes que consigan revitalizar el mercado laboral».

La responsable de Economía y Comunicación ha valorado además «que el comportamiento ha sido muy bueno en la contratación indefinida« ya que representa en esta comunidad el 75% de los asalariados, siendo la media nacional del 73%.

Podemos ha lamentado que los datos de la EPA vuelvan a mostrar un empleo precario, marcado por la estacionalidad y un mercado laboral que «no es capaz de crear condiciones de trabajo dignas para la población».

Podemos señala, en un comunicado, que mientras 17.000 personas tuvieron que «salir a buscarse el pan» fuera de la región, solo han venido a trabajar unas 9.000, lo que arroja un saldo negativo cercano a las 8.000 personas.

Podemos advierte asimismo de que el empleo femenino es el más afectado por los contratos eventuales, con una tasa de paro que supera el 11 %.

«La calidad del empleo en Cantabria es pésima debido en gran parte a un problema estructural que nos seguirá marcando negativamente hasta que el Gobierno aborde de una vez el necesitado cambio de modelo productivo, que incluya un plan industrial que traiga riqueza a nuestra tierra, especialmente a la comarca del Besaya, la zona más castigada por el desempleo», añade.

Los sindicatos, en negativo

UGT asegura que la Encuesta de Población Activa (EPA) al cierre de 2018 «sólo viene a confirmar un mal año para el mercado laboral con menos población activa y un aumento del empleo basado en un repunte de casi un 7 % de los contratos temporales y de cerca de un 6 % de los de a tiempo parcial».

El sindicato ha sido uno de los primeros organismos en valorar los datos, afirmando que «Somos la autonomía española con más descenso del paro en el último año pero a costa de más empleo eventual y a tiempo parcial y la mayor pérdida de población activa de todo el país el año pasado», según el responsable de Empleo del sindicato en Cantabria, Julio Ibáñez.

«Se mire por donde se mire, Cantabria se ha instalado en la precariedad laboral», ha añadido Ibáñez. «Perdemos población activa sin cesar y, lo que es peor, en edades jóvenes».

Por su parte, Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha saludado hoy el descenso del paro, pero también ha denunciado la «sangría» de la pérdida de población activa y ha exigido más inversiones en la comunidad.

Para la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, 10.900 personas «han desaparecido» del mercado laboral de la región durante la última legislatura. «Las personas siguen marchándose por la falta de estabilidad y la baja calidad en el empleo. Es un borrón dentro de la tendencia positiva de creación de empleo», ha denunciado en un comunicado.

CCOO de Cantabria ha achacado esta situación a la «nefasta» reforma laboral que «no ha hecho más que incidir en la precarización del panorama laboral» y ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla con lo pactado y derogue esta norma.

«Los datos son claros. Aunque se han registrado más contratos durante el gobierno PRC-PSOE en Cantabria, la realidad es que la tasa de temporalidad se ha incrementado y los contratos indefinidos cada vez tienen menos peso», ha resumido.