Jordania ejecuta a quince «terroristas y criminales»

Diez de los condenados fueron declarados culpables de ataques "terroristas" y los cinco restantes de otros crímenes, incluidas violaciones

COLPISA / AFPPETRA

Jordania ejecutó en la horca este sábado al amanecer a 15 hombres condenados por "terrorismo" y otros crímenes, anunció el portavoz del gobierno, lo que supone una nueva ruptura de la moratoria de la pena de muerte que el reino mantuvo entre 2006 y 2014. Citado por la agencia Petra, Mahmud al Momani, que también es ministro de Estado de Información, precisó que los presos fueron ejecutados en la prisión de Suaga, al sur de Ammán.

Diez de los condenados fueron declarados culpables de "ser miembros de una célula terrorista" responsable de varios ataques, entre ellos "contra las oficinas de los servicios de inteligencia en Jordania, contra miembros de las fuerzas de seguridad y contra la embajada de Jordania en Bagdad en 2003", agregó. Los cinco restantes fueron condenados por "crímenes horribles, incluidas violaciones".

La última ejecución masiva en Jordania se remontaba a diciembre de 2014, cuando 11 hombres condenados a muerte por crímenes sin vínculos con la política o el terrorismo fueron ahorcados. Estas fueron las primeras ejecuciones desde 2006. Jordania es miembro de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que bombardea al grupo yihadista Estado Islámico en Siria e Irak. El reino hachemita sufrió cuatro ataques sangrientos en 2016. Miles de jordanos son sospechosos de ser partidarios del EI y de Al Qaida.

El Consejo de Europa condena estas ejecuciones

El presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), el español Pedro Agramunt, manifestó "indignación" por la ejecución de estos 15 reos en Jordania y recordó que ese país se había comprometido a mantener una moratoria en la aplicación de la pena de muerte.

Agramunt, que condenó "firmemente" esas ejecuciones, hizo hincapié en que "van en sentido contrario de los compromisos asumidos por Jordania", cuyo Parlamento obtuvo en enero de 2016 el estatuto atribuido por la APCE de Socio para la Democracia.

En virtud de ese estatuto -recordó-, Jordania debía "continuar sus esfuerzos para sensibilizar los órganos públicos y la sociedad civil para la abolición de la pena capital y aplicar de forma constante la moratoria sobre las ejecuciones instaurada en 2016".

El presidente de la APCE insistió en que recurrir a la pena capital es "simplemente injustificable" y pidió a las autoridades jordanas que dejen de ejecutar a condenados a la pena capital y supriman ese castigo de la legislación.

Los 15 presos ejecutados estaban internados en la prisión de Souaga, al sur de la capital, Ammán, y habían sido condenados por terrorismo y por diversos crímenes.