Arrimadas y Albiol rechazan ir a visitar a los líderes independentistas a la cárcel

Acto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en apoyo a los presos en Lledoners. /Efe
Acto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en apoyo a los presos en Lledoners. / Efe

En el entorno de Esquerra apuntan a que un dirigente del PSOE contempla ir a reunirse con Junqueras a la prisión de Lledoners

CRISTIAN REINO

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, y el máximo dirigente catalán del PP, Xavier García Albiol, rechazaron de forma categórica la invitación que les hicieron por carta los siete dirigentes secesionistas que están en prisión para visitarles en las cárceles. Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaqui Forn, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, que el domingo recibieron la visita de un grupo de europarlametarios que se ofrecen como observadores internacionales en el juicio del 1-O, enviaron una misiva a los dos dirigentes constitucionalistas para que acudan a las prisiones y comprueben que no tienen privilegios respecto al resto de internos, como mantienen desde el PP y Cs. «Demostrarían más humanidad que la que han demostrado hasta ahora», dijo Roger Torrent, presidente de la Cámara catalana.

Tanto Cs como el PP declinaron la invitación. «No acudiremos a ver a quienes han intentado liquidar España», afirmó el presidente de Cs, Albert Rivera. «No voy a ir a ninguna cárcel a visitar a los independentistas presos, prestándome a su circo mediático y frivolizando con su propia situación», señaló García Albiol. Tras conocerse el no de los líderes constitucionalistas, Carles Puigdemont cargó con todo. «Los carceleros no osan mirar a la cara de sus víctimas. La vergüenza les acompañará toda la vida», afirmó en Twitter.

El PSC, por su parte, aseguró que sus dirigentes no acuden a ver a los líderes independentistas encarcelados para evitar que se hagan «lecturas políticas». Sí ha habido, en cualquier caso, algunas visitas de líderes socialistas a título personal, como las que hicieron Jaume Collboni o Carles Castillo. El que ha sido estrecho colaborador de Junqueras en ERC y en la vicepresidencia, Sergi Sol, confesó ayer que un dirigente del PSOE «se está planteando ir a la cárcel a ver a Junqueras». A su juicio, un líder socialista «acabará yendo, sobre todo si quieren desmarcarse de la derecha».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos