Torra niega que se esconda tras el Síndic en la polémica de los lazos

El presidente catalán, Quim Torra./EFE
El presidente catalán, Quim Torra. / EFE

El presidente de la Generalitat avisa de que se «enfrenta a un Estado autoritario»

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat mantiene el pulso en la polémica de los lazos amarillos. Un día después de que expirara el plazo dado por la Junta Electoral para que el jefe del Ejecutivo catalán diera la orden de retirar los lazos amarillos y 'estelades' de las fachadas de los edificios de la Generalitat, la simbología soberanista sigue hoy sin que nadie haya pedido su retirada.

Torra ha afirmado esta mañana en la Cámara catalana que «nunca prohibirá nada» y que mantiene los lazos amarillos de la sede del Gobierno catalán de acuerdo a la defensa de la «libertad de expresión». El dirigente nacionalista se niega de momento a retirar símbolo alguno. Pero ayer dejó una puerta abierta. El presidente de la Generalitat se puso en manos del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán) y señaló que si el informe que le ha encargado a este organismo autonómico determina que tiene que dar la orden de descolgar los lazos, lo hará. Solo en ese caso, Torra decidirá dar marcha atrás.

La Generalitat negó ayer que esté pasando la patata caliente al Síndic, pero de alguna manera sí que Torra se está cubriendo las espaldas ante las críticas que podría recibir de sectores del independentismo por plegarse al dictado de la Junta Electoral. «No me escondo de nada», ha asegurado el presidente de la Generalitat en la sesión de control al Ejecutivo catalán en el Parlamento catalán. El Síndic podría dar a conocer esta tarde los resultados del informe que le ha encargado el Ejecutivo catalán.Torra ha criticado a los miembros de la Junta Electoral, algunos de los cuales son jueces del Tribunal Supremo que está enjuiciando a los líderes del 'procés'. Y les ha reprochado que permitan la acusación particular de Vox.

La líder de la oposición, que ha roto en sede parlamentaria fotos de los edificios de la Generalitat con lazos amarillos, le ha reprochado a Torra que no puede hacer lo que le dé la gana. «¿Qué parte del escrito de la Junta Electoral que dice que tiene que retirar la propaganda separatista no ha entendido»?, ha cuestionado Inés Arrimadas. A su juicio, los nacionalistas van de «gallitos» en Cataluña pero luego agachan la cabeza ante los jueces. «Basta ya de propaganda separatista, no se esconda detrás del Síndic», le ha espetado.

Torra, mientras, ha vuelto a advertir de que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para ejercer el derecho de autodeterminación. Y frente a los que le acusan de inacción, ha señalado que ya ha visto pasar por delante suyo dos presidentes del Gobierno español. «No se puede gobernar contra Cataluña», ha asegurado, fijando la cuestión catalana como causa de la caída de Mariano Rajoy y el fin de la legislatura de Pedro Sánchez. Al actual presidente del Gobierno, le ha instado que a que ponga una propuesta sobre la mesa, y que junto con la que haga la parte catalana sea un relator quien permita avanzar en las negociaciones.

Torra ha insistido en que se propone actuar acusando contra el Estado.»Nos enfrentamos a un Estado autoritario», ha señalado. «Su democracia está cuestionada», ha rematado.

Desde la oposición, Miquel Iceta (PSC) le ha instado a que se someta a una moción de confianza o si no que convoque elecciones.

Artadi cree que retirar lazos amarillos sería «dar por buena la represión»

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha acusado a la Junta Electoral Central (JEC) de desplegar una «cortina de humo» para desviar la atención del Supremo con una «polémica absurda» sobre los lazos, que ha rechazado retirar porque sería «dar por buena la represión».

«Si sacamos los lazos, acatamos todo, normalizamos todo, al final es dar por bueno que la represión es perfecta, que no tiene impacto y que es lo que nos merecemos», ha afirmado la consellera en una entrevista en la Cadena Ser Catalunya.

Artadi, no obstante, ha insistido en que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, seguirá los consejos del síndic de Greuges, Rafael Ribó, sobre cómo debe proceder ante los lazos amarillos en edificios públicos, tras desoír el ultimátum de la JEC.

La consellera ha precisado que Torra y Ribó se reunieron la semana pasada y que fue el síndic quien le expresó que «quería posicionarse» sobre este asunto, y en estos momentos está ultimando el informe para el Govern.

Más información