Lexus SC 430, un cabrio espectacular

El Lexus SC430 fue el primer modelo descapotable desarrollado por la marca, hizo su presentación europea en el salón del automóvil de Ginebra celebrado en marzo de 2001. La 'Joya de Lexus', como se la definió en su momento, se diseñó desde el principio para que fuese el mejor cabriolet de lujo del mundo, con un techo metálico replegable integrado que ofrece lo «mejor de ambos mundos». El SC430 combina el placer de conducir sin capota con los niveles de confort y refinamiento de Lexus.

Lexus comienza el 2006, tras la exitosa presentación del IS, con la renovación de este modelo SC 430. La marca reinventa este descapotable de cuatro plazas con la idea de incrementar su elegancia, su equilibro y su potencia. Se han introducido ligeros cambios que afectan al diseño interior y exterior, así como al nivel de equipamiento.

Una de sus principales novedades es su sistema de alumbrado. El nuevo frontal incorpora unos grupos ópticos revisados y un aumento tanto del paragolpes como de la parrilla que refuerzan su carácter. Estas luces están situadas en un plano ligeramente superior a la parrilla, lo que le confiere, gracias a sus formas redondeadas, un aspecto más apegado al suelo. Además, estos nuevos faros permiten una visión más clara y una mejor distribución de la luz, ya que pueden girar hasta 15 grados al entrar en una curva.

Potencia

Este deportivo cuente con un motor de 8 cilindros en V de 4.3 litros y 286 cv, capaz de llevar al SC 430 de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,2 segundos. Su velocidad punta es de 250 kilómetro por hora. Su consumo combinado es de 12 litros cada 100 km. Cuenta con llantas de 18 pulgadas.

El modelo del 2006 incluye una nueva caja de cambios automática de seis velocidades con modo secuencial. Este sistema dispone de control de Inteligencia Artificial (AI-SHIFT) que automáticamente optimiza el cambio de velocidad en función de las condiciones de la carretera y el estilo de conducción.

La versión 2006 del Lexus SC 430 ya se comercializa en España por 87.560 euros. Su conducción en la prueba realizada, gentileza del concesionario oficial de la marca en Santander, Megapremium, permite considerar a este modelo como un lujo exclusivo idóneo para clientes exigentes y que quieran marcar diferencias con su vehículo.

Confortable

La conducción no resulta complicada, si bien debe contralarse la mucha potencia que proyecta su acelerador. El habitáculo, aunque pequeño por las características del coche, es muy confortable en las plazas delanteras disponiendo de todos los elementos de confort y seguridad que se pueden esperar en un coche de esta categoría. Todo el equipamiento es de serie y el equipo de sonido Mark Levinson de 9 altavoces está asociado a un cambiador de seis cd's y a una radio RDS con tras bandas de ondas.

En carretera descata su suavidad, capacidad de respuesta y de recuperación. Todo ello es posible gracias a un coeficiente de resistencia aerodinámica de tan sólo 0,29 Cd. y a un motor de 32 válvulas efeciente. La apariencia y presencia, espectaculares.