La ilusión también llega al Sistema Central

La estación de Navafría se llena de nieve/
La estación de Navafría se llena de nieve

Navafría prepara sus pistas tras la gran nevada recibida en la jornada del domingo, que permitirá abrir sus puertas una semana más tarde de su cierre

JUANJO GONZALOmadrid

El comienzo de la temporada ha sido muy complicado en el Sistema Central, donde apenas se ha podido disfrutar de la práctica de deportes invernales. La poca nieve caída, unido a las altas temperaturas registradas en las montañas, han impedido que muchas de ellas hayan conseguido, al menos, abrir sus puertas. Algunas como Navacerrada únicamente han logrado hacerlo de cara a un uso turístico.

Más suerte ha corrido Navafría, también conocida como la pequeña Noruega. Sus pistas de esquí de fondo apenas han podido recibir esquiadores en estos tres meses de temporada invernal. Un mal que parece tener los días contados en esta bella zona segoviana gracias a la nevada recibida durante la jornada del domingo.

Los 20 centímetros de espesor acumulado permite que este centro castellanoleonés prepare ya sus pistas, cerradas desde el pasado 8 de febrero. Entonces tenía disponibles 14 de sus 41 totales y un forfait reducido con el que quitarse las ganas de nieve. Números que, con el optimismo actual, se esperan superar en las próximas jornadas.

Dificultades, en todo caso, que han obligado a Navafría a recurrir a la organización de eventos un tanto diferentes. Originales por su poca habitualidad en estas pistas, como el que tuvo lugar el pasado 23 de enero, en el que se realizó una marcha nórdica bajo la luz de la luna llena.

Coincidiendo con esta jornada tan especial y con bastones de Nordic Walking se recorrieron cerca de ocho kilómetros con el fin de contemplar la belleza nocturna de la Sierra de Guadarrama. Una bonita experiencia que, además, incluía un chocolate y un pastel de montaña para entrar en calor.

Por suerte, si la nieve continúa cayendo y las temperaturas respetan a las estaciones de esquí del centro del país, se espera que no sea la última en abrir sus puertas de nuevo. Otras como la propia Navacerrada se frotan las manos con la ilusión y expectación de las últimas jornadas. La llegada del comienzo de otra temporada está al caer.