Ferrocarriles y una Navidad cubierta de nieve

Cuando muchos centros nacionales aún esperan la caída de precipitaciones en sus pistas, otras como Vallter 2000 o La Molina disfrutan su particular inicio de temporada

JUANJO GONZALOMADRID

La temporada se adentra en el mes de diciembre y son muchos los centros que no podrán disfrutar de las primeras jornadas de Navidad con las puertas abiertas. A pesar de que los operarios han trabajado todo lo posible para llegar a punto, las condiciones meteorológicas de las últimas no han sido las más adecuadas. En las estaciones de FGC es otro cantar, y las precipitaciones han servido para producir una buena cantidad de nieve en muchas de sus pistas.

Convertida desde hace años en una referencia para los esquiadores, La Molina prevé una apertura importante de cara a las fiestas que muchos amantes de los deportes de invierno aprovechan sin descanso. En concreto, la semana que viene se espera alcanzar un total de 27 kilómetros esquiables, lo que supone el 37% del dominio. Cifra nada desdeñable si lo comparamos con otros destinos nacionales.

Serán 25 los trazados -cuatro pistas verdes, 12 azules y nueve rojas- que se encuentran preparados para que usuarios de todos los niveles los recorran en unos días importantes, en los que no solo aquellos que acuden ataviados de esquís o tabla de snowboard están invitados. Habrá un protagonismo especial para quienes deseen realizar excursiones con raquetas, se diviertan en el tubbing o completen los recorridos de habilidad en el Parque de aventura.

En La Molina se trabaja para seguir sumando extensión esquiable
En La Molina se trabaja para seguir sumando extensión esquiable / Grupo FGC

Como en La Molina, tampoco Vallter 2000 pasará ningún detalle por alto en estas jornadas en las que se encuentra totalmente teñida de blanco. Esquiadores y snowboarders podrán deleitarse con unos espesores que, en algunas zonas de la estación, alcanzan los 45 centímetros de máximos, y las previsiones auguran unas condiciones óptimas en las semanas venideras.

El dominio gerundense suma, antes de la llegada del fin de semana, 10,4 kilómetros esquiables y mantiene abierto el Parque Lúdico para toda la familia y un Miniclub en el que los niños de 3 y 4 años podrán iniciarse en el mundo del esquí. Un nuevo espacio que será parte de lo que se espera sea una gran Navidad, con el 100% de su extensión preparada.